°C -
|

La Jornada

Últimas noticias
Anuncio
Anuncio
Anuncio

México SA

Imagen
La Casa Blanca tildó de vergonzosa la decisión de la Corte Penal Internacional, que solicitó el arresto del premier israelí y altos mandos de Hamas, porque podría comprometer las conversaciones sobre el alto el fuego en la franja de Gaza. Foto Afp
21 de mayo de 2024 07:33
Tras el comunicado de la Corte Penal Internacional (CPI), y por si a estas alturas alguien aún dudara, queda claro que los autores intelectuales y materiales de más de 35 mil asesinatos de palestinos indefensos y la destrucción, prácticamente total, de la franja de Gaza, son el presidente estadunidense, Joe Biden, junto con su industria militar, y el hitleriano primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de la mano de su gabinete.

Desde La Haya llega la noticia: el fiscal de la CPI, Karim Khan, anunció ayer que solicitó la emisión de órdenes de arresto contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y contra dirigentes del movimiento palestino Hamas, por presuntos crímenes de guerra y contra la humanidad. Tras más de 200 días de guerra entre Israel y Hamas, el fiscal del tribunal con sede en La Haya, indicó en un comunicado que tramitó las órdenes de detención de Netanyahu y su ministro de Defensa, Yoav Gallant, por los crímenes de matar deliberadamente de hambre a civiles, homicidio intencionado y exterminio y/o asesinato en la franja de Gaza. Afirmamos que los crímenes contra la humanidad mencionados en las solicitudes forman parte de un ataque generalizado y sistemático contra la población civil palestina. Según nuestras conclusiones, algunos de estos crímenes siguen cometiéndose.

Para el contexto, Gallant es el mismo que desde el comienzo de la más reciente agresión a territorio palestino (guerra, le llaman en Tel Aviv) llevó a la práctica la orden de Netanyahu: asedio total a la franja de Gaza (ni electricidad, comida, agua, ni gas; todo cerrado, porque estamos combatiendo contra animales y actuamos en consecuencia, mientras el premier anunciaba: vamos a cambiar Oriente Medio; hay que prepararse para una guerra larga y difícil. Como se ha comentado en este espacio, en los hechos, asedio total es lo que el gobierno de Israel ha hecho desde su fundación: mantener una guerra contra los palestinos, asediarlos, sangrarlos, encerrarlos, robarles territorio, negarles cualquier posibilidad de bienestar y sistemáticamente violar sus derechos humanos, de tal suerte que las barbaridades del ministro de Defensa y las de Netanyahu no son más que la reiteración de lo que cotidianamente realiza el Estado de Israel desde hace 75 años. Pues bien, luego del pronunciamiento de la CPI la pareja asesina calificó de deshonra y un ataque a Israel la decisión del citado tribunal. De inmediato, Joe Biden, que vive en el éter, dijo que resulta escandalosa la orden de arresto contra Netanyahu y Gallant, porque seré claro: no importa qué insinúe el fiscal; siempre estaremos junto a Israel contra las amenazas a su seguridad.

A su vez, Antony Blinken, el jefe de la diplomacia estadunidense, tildó de vergonzosa la decisión de la CPI, porque podría comprometer las conversaciones sobre el alto el fuego en Gaza; rechazamos la equivalencia establecida por el fiscal entre Israel y Hamas, amén de que la Corte no tiene jurisdicción sobre Israel. A lo largo de casi ocho décadas, Israel se ha dedicado a robar territorio palestino, agredir a sus habitantes, violar sistemáticamente el derecho internacional, perseguir, encarcelar, torturar y asesinar a quienes no aceptan la permanente hostilidad de gobiernos como el de Netanyahu, pero la Casa Blanca asegura que el agredido es Israel y que éste sólo se defiende.

Era previsible, dado el indecente apoyo de la Casa Blanca, que Netanyahu rechazara la sentencia de la CPI, aunque el hitleriano no desaprovechó la oportunidad para soltar más veneno: ¿con qué autoridad osa comparar a los monstruos de Hamas con los soldados de las fuerzas de defensa de Israel, el ejército más moral del mundo? (¡¡¡!!!) El fiscal Khan afirmó: existen motivos razonables para creer que Netanyahu y Gallant son responsables penales de crímenes internacionales cometidos en el territorio del Estado de Palestina desde el 8 de octubre, que incluyen la inanición de civiles como método de guerra; causar de manera intencionada grandes sufrimientos, lesiones graves al cuerpo o a la salud o tratos crueles; matar o asesinar, y dirigir deliberadamente ataques contra la población civil, así como crímenes contra la humanidad. Pero, Biden y Netanyahu gritan a coro: ¡Viva la impunidad!

Las rebanadas del pastel

La mala, que el tercer debate presidencial resultó otro batidillo; la buena, que fue el último. De cualquier suerte, urge cambiar el formato. Por ello, el próximo 2 de junio todos a votar, la única encuesta válida.

Twitter: @cafevega



México SA

Va reforma al Poder Judicial. Barones soberbios y golpistas. Luis María Aguilar, exhibido.

Astillero

Xóchitl, a un año de tocar la puerta. Tejedores de aventura fallida. Seguir mareando en rosa. Javier Milei, Ley Bases y protestas.

Dinero

¡No hay ni un juez en la cárcel!: AMLO. Se sube al ring EU. Banxico sale a defender al peso.
Anuncio