°C -
|

La Jornada

Últimas noticias
Anuncio
Anuncio
Anuncio

México, SA

Imagen
Plataforma de Pemex en el puerto de Veracruz. La empresa productiva del Estado impugnará la orden judicial que la obliga a reanudar el pago de pensión a María Amparo Casar. Foto ‘La Jornada’
14 de mayo de 2024 07:41
Los acuerdos turbios, los enjuagues en las altas esferas público-privadas, los negocios sucios entre funcionarios y particulares, la corrupción, pues, requieren del acuerdo entre las partes para mantener todo en reserva absoluta, pero si finalmente ellos se documentan, denuncian y salen a la luz resulta fundamental la velocidad con la que actúe el aparato de impartición de justicia para evitar daños mayores, acción siempre acompañada de la indignada voz de los cómplices, y ello es, precisamente, lo que ha sucedido en el caso de la pensión fraudulenta que de años atrás cobraba –más seguro de vida y otras menudencias– María Amparo Casar.

Más rápido que una saeta, el juzgado sexto de distrito en materia del trabajo, bajo la batuta de Ricardo Guzmán Wolffer, en apenas 24 horas resolvió otorgar amparo a María ídem Casar porque la subsistencia de la quejosa se verá comprometida (¡¡¡!!!), por lo cual ordenó a Petróleos Mexicanos reintegrar el pago de la pensión a que tiene derecho (los faltantes y los que se generen), a menos que exista ordenamiento firme jurisdiccional o administrativo que cancelara la entrega del pago por viudez a la presidenta de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad ( La Jornada, Gustavo Castillo García).

De acuerdo con el expediente respectivo, el pasado 7 de mayo la quejosa presentó el recurso; el 8 el juzgado lo ingresó a trámite y el 9 resolvió a su favor, dado que, según él, se violaron los artículo 1, 14 y 16 constitucionales. ¡Y a seguir cobrando!, que para eso están el erario y los impartidores de justicia a su servicio.

Sin duda alguna, en el Poder Judicial la minoría rapaz, la mafia del poder y su zoológico de acompañantes han encontrado a uno de sus empleados más efectivos, serviciales y expeditos, y, hay que resaltarlo, el caso de la señora Casar sólo es un botón de muestra.

El presidente López Obrador comentó este asunto en la mañanera de ayer: “Resulta que –me informa el director de Pemex– presenta una solicitud de amparo y en 24 horas el juez se lo otorga y le da un plazo de 24 horas a Pemex para devolverle todo, y creo que hasta con la amenaza de que, si no, se procede penalmente. Y el abogado de la señora sostiene entre sus argumentos que si le quitan la pensión, los 125 mil pesos, se queda sin recursos, se afecta su subsistencia, pero Pemex y cualquiera de ustedes puede encontrar en las páginas oficiales que en ese instituto para combatir la corrupción, entre comillas, le pagan creo que 250 mil pesos mensuales. Entonces, ¿cómo se va a quedar?”

El mandatario subrayó que Pemex impugnará la decisión del citado juzgado, porque ¡cómo creen que nos vamos a quedar así! Va lo jurídico, o sea, no vamos a dejar. Nunca hemos incumplido con una orden judicial, pero lo vamos a litigar y aquí vamos a estar informando de cómo van las cosas. De repente, a lo mejor va a venir el director de Pemex a informar más, porque hay mucha desinformación, mucha manipulación. Entonces, aquí aprovechamos para hacer uso de nuestro derecho de réplica para que la gente tenga toda la información.

Entonces, si el júnior quiere pagarle 250 mil pesos mensuales o más, es asunto de él, pero la señora Casar (quien también obtiene ingresos por su participación en varios medios de comunicación, el canal 11 entre ellos) no tiene derecho a cobrar la pensión de Pemex. Así de sencillo, y aquello de que la subsistencia de la quejosa se verá comprometida resulta ser una broma de muy mal gusto.

López Obrador también se refirió a los abajo firmantes de un desplegado que apareció días atrás en defensa de María Amparo: “Ahora resulta que los intelectuales son los líderes morales de México… de los 300, 400 que (en él) aparecen, 90 por ciento dependen del presupuesto público… Es el grupo que predominó en el periodo neoliberal. Salinas los cooptó a todos… Fue una coptadera, para no decir compradera, masiva, no quedó nadie: antropólogos, historiadores, científicos, académicos, medios, a controlar todo. Los tengo bien fildeados”.

Las rebanadas del pastel

En su fallido intento por ocultar el cártel inmobiliario y su descarada participación en él, Taboada hace circo, maroma y teatro, pero ni así; en la frente tiene tatuado el sello de la corrupción… El SAT informó que en el primer cuatrimestre del año la recaudación sumó un billón 766 mil 612 millones de pesos, un incremento de 5.5 por ciento en términos reales en comparación con igual periodo de 2024. Así, se cumplió la meta proyectada en la Ley de Ingresos de la Federación, al recaudar el 100.1 por ciento.

X: @cafevega



Ciudad perdida

Tras ganar, ¿con quién gobernar?

Astillero

Marea intelectual rosa

México SA

Netanyahu, asesino
Anuncio