°C -
|

La Jornada

Últimas noticias
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Biden planea restricciones especiales para blindar la frontera

Imagen
El presidente Joe Biden durante un discurso en Washington. Foto Ap
Foto autor
Ap
30 de mayo de 2024 15:43

Washington. La Casa Blanca está por finalizar planes para tomar medidas drásticas en la frontera entre Estados Unidos y México que limitarían las solicitudes de asilo y negarían automáticamente la entrada de inmigrantes una vez que el número de personas detenidas por los agentes fronterizos estadunidenses supere un nuevo umbral diario. Se tiene previsto que el presidente Joe Biden firme una orden ejecutiva el martes, según cuatro fuentes al tanto del asunto.

El presidente estuvo sopesando la posibilidad de implementar medidas ejecutivas adicionales desde que una iniciativa de ley bipartidista en materia fronteriza se vino abajo a principios de este año. El número de cruces ilegales en la frontera entre Estados Unidos y México fue en descenso durante meses, en parte debido a la intensificación de los esfuerzos por parte de México. Sin embargo, la inmigración sigue siendo una de las principales preocupaciones de cara a las elecciones presidenciales de noviembre, y los republicanos están ansiosos por presionar a Biden en este tema.

Las labores del gobierno demócrata tendrían como objetivo evitar cualquier posible repunte en los cruces en los próximos meses, a medida que se acercan las elecciones de otoño, cuando las temperaturas bajan y la cifra de inmigrantes tiende a subir, dijeron dos fuentes bajo condición de anonimato al no estar autorizadas a tocar el tema de manera pública.

La medida permitiría a Biden, cuyo gobierno implementó pequeños pasos en las últimas semanas para desalentar la inmigración y acelerar los trámites de asilo, asegurar que ha hecho todo lo posible para controlar los números en la frontera sin la ayuda del Congreso.

Las conversaciones seguían siendo fluidas, y las fuentes subrayaron que no se dio una decisión definitiva.

Las restricciones que se sopesan son un intento agresivo por aliviar al desbordado sistema de asilo del país, al acelerar las solicitudes de inmigrantes que ya se encuentran en Estados Unidos y agilizar el procesamiento de solicitudes de inmigrantes con antecedentes penales o de aquellos que, de otro modo, serían considerados no aptos para recibir asilo en Estados Unidos.

Las fuentes entrevistadas dijeron que el gobierno sopesa algunas medidas que ya se habían propuesto como parte de un acuerdo fronterizo bipartidista que quedó estancado en el Senado, incluidos los límites en el número de ingresos fronterizos a un promedio de 4 mil al día durante una semana, y si ese límite debe incluir a los solicitantes de asilo que llegan a la frontera con citas agendadas a través de la aplicación CBP One de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus iniciales en inglés). En la actualidad, se agendan unas mil 450 citas al día mediante esta app.

Dos de las fuentes consultadas dijeron que una opción es que los inmigrantes que lleguen a la frontera luego de que se exceda el número límite establecido sean expulsados automáticamente en un proceso similar a la deportación y no puedan regresar fácilmente. Los inmigrantes podían regresar más fácilmente a la frontera si eran expulsados bajo la política conocida como Título 42, implementada durante la pandemia. En virtud de ese acuerdo, México aceptó readmitir a inmigrantes procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

 

Buque griego 'Tutor' queda a la deriva tras sufrir ataque de los hutíes

El barco resultó dañado tras recibir el jueves un ataque por parte de los hutíes que provocó graves inundaciones en el interior y daños en la sala de máquinas.

Miles de musulmanes realizan la gran peregrinación anual a la Meca

1.5 millones de fieles dormirán en el gigantesco campamento de Mina, al oeste de Arabia Saudita.

Declaración del G7 deja de lado derecho al aborto por oposición de Italia

El tema causó una confrontación directa entre el presidente francés, Emmanuel Macron y la primera ministra italiana, Giorgia Meloni.
Anuncio