Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 6 de noviembre de 2011 Num: 870

Portada

Presentación

Bazar de asombros
Hugo Gutiérrez Vega

Bitácora bifronte
RicardoVenegas

Cigarro y libertad
Werner Colombani

La óptica de la poesía
en Yves Soucy

José María Espinasa

Chaplin y Reshevsky,
el cómico y el prodigio

Hugo Vargas

Dos miradas sobre la poesía queretana
Ricardo Yez entrevista con Luis Alberto Arellano y Arturo Santana

Belice y otros paraísos
Fabrizio Lorusso

Shakespeare and Company
Vilma Fuentes

Leer

Columnas:
Jornada de Poesía
Juan Domingo Argüelles

Paso a Retirarme
Ana García Bergua

Bemol Sostenido
Alonso Arreola

Cinexcusas
Luis Tovar

La Jornada Virtual
Naief Yehya

A Lápiz
Enrique López Aguilar

Artes Visuales
Germaine Gómez Haro

Cabezalcubo
Jorge Moch


Directorio
Núm. anteriores
[email protected]

 

Germaine Gómez Haro

Galería Arte Hoy: un nuevo espacio

En días pasados se inauguró la galería Arte Hoy en el corazón de Coyoacán, proyecto que contempla primordialmente la promoción de la escultura moderna y contemporánea, toda vez que se ocupará también de pintura y gráfica a través de un nutrido grupo de creadores destacados que forman parte de su corpus inicial. Es bien sabido que la escultura ha tenido gran relevancia en la historia del arte mexicano de todos los tiempos; sin embargo, en las décadas recientes han sobresalido en mayor medida las prácticas escultóricas o tridimensionales no tradicionales, como la instalación, el arte objeto, etcétera, con artistas contemporáneos de inusitada resonancia internacional. Tal pareciera que la escultura per se ha quedado relegada a un segundo término dentro del concierto de las artes visuales actuales, en el que definitivamente destacan la pintura y los medios alternativos, y en épocas recientes, la fotografía, que finalmente cuenta con su merecido reconocimiento. Es de celebrar que Jorge Espinosa, director de Arte Hoy, tenga en su mira la promoción de la escultura a través de exposiciones y ciclos de mesas redondas y foros de discusión que pretende organizar en lo sucesivo.

La muestra que aquí nos ocupa fue curada por Bárbara Perea, quien realizó una selección heterogénea y bien balanceada de pintura, obra gráfica y escultura, siendo ésta el plato fuerte de la exhibición. Se presenta el trabajo de siete escultores contemporáneos cuyo punto de intersección es el lenguaje abstracto: Yvonne Domenge, Marina Lascaris, Kiyoto Ota, Ernesto Hume, Arno Avilés, Paul Nevin y Luis López Loza, más conocido por su pintura y su gráfica, también presentes aquí con obras que dan cuenta de su exquisito rigor técnico. La pieza de López Loza es una talla directa en madera de parota que se eleva a unos 2.50 m de altura, creando unas sensuales formas ondulantes de carácter orgánico. Hace un par de años el Museo Nacional de San Carlos presentó una hermosa exposición de este artista con motivo de su ingreso a la Academia de las Artes, en la que sobresalía su trabajo escultórico, el cual, a mi parecer, todavía no goza del reconocimiento que merece. Yvonne Domenge es sin duda una de las más destacadas exponentes de la escultura mexicana actual y su obra ha sido muy exhibida y premiada internacionalmente, incluyendo la importante muestra de piezas de gran formato que realizó hace unos meses en el Millenium Park de Chicago. Su trabajo se caracteriza por la gran variedad de técnicas y materiales en los que incursiona con una total libertad formal y conceptual. También Marina Lascaris investiga diversos medios para realizar sus series escultóricas de gran sutileza poética cuyas formas elegantes y estilizadas se asocian con sus orígenes griegos. En esta muestra presenta dos piezas –una en bronce y otra en mármol– que inevitablemente remiten a civilizaciones antiguas, ya sean mediterráneas o mesoamericanas. Paul Nevin, de origen inglés, fue alumno de Henry Moore pero se desarrolló plenamente como escultor a su llegada a México, en Guadalajara. Sus obras en metal sintetizan su fascinación por el arte primitivo y su búsqueda de economía formal en un lenguaje a la vez lúdico y evocador de ideas. Dos piezas minimalistas de Kiyoto Ota, guiños casi imperceptibles de su lenguaje mesurado y hermético, contrastan con las formas caprichosas e intrincadas de Ernesto Hume: Estrella, una figura poliédrica de gran complejidad compositiva que logra entreverar un juego de volúmenes, luces y sombras realmente sorprendente. Hume cuenta con esculturas de carácter urbano en el Instituto de Ecología, en la Avenida González Camarena en Santa Fe y en el Museo de Arte Moderno. Es un acierto incluir el trabajo de un artista menos conocido –Arno Avilés–, cuyas obras resultan de gran atractivo y despiertan la curiosidad por conocer más de su creación. Avilés muestra la pieza titulada Tránsito, una talla directa en basalto que fascina por su capacidad de evocar a un tiempo la tradición y la vanguardia. A primera vista, esta pieza podría semejar una serpiente emplumada mexica, pero en realidad se trata de una serie de círculos dispuestos de manera consecutiva cuya repetición marca un movimiento rítmico de carácter neofuturista. Las esculturas mencionadas interactúan con las pinturas de la zacatecana Georgina Gómez, y una muy cuidada selección de grabados de Joy Laville, Pilar Bordes, Manuel Felguérez, Pablo Rulfo, José Luis Cuevas, y un políptico de textil bordado de María José de la Macorra.

La galería Arte Hoy está ubicada en Presidente Carranza 176, Coyoacán (www.artehoy.com.mx)