°C -
|

La Jornada

Últimas noticias
Anuncio
Anuncio
Anuncio

American curios / David Brooks

Imagen
La cúpula del Partido Republicano, sometida a Donald Trump, ha declarado que no se compromete a reconocer el resultado de la elección si el magnate pierde, lo que pone en riesgo la democracia en EU. La imagen, ayer en Las Vegas. Foto Ap
10 de junio de 2024 09:58

Al igual que esa famosa frase de: “todos los días amanezco guapo, pero hoy… exageré” se puede aplicar ahora al gran ejercicio electoral mexicano, donde algunos observadores y medios estadunidenses –haciendo eco de sus contrapartes en México– se quejan de que la democracia ahora está “amenazada” porque los mexicanos exageraron el 2 de junio. O sea, al parecer demasiada democracia es nocivo para la democracia (eso de que no hay contrapesos, etcétera), según estos autonombrados jueces de la democracia que saben cuánta democracia es aceptable y cuánta no.

Pero aún más absurdo es que los estadunidenses que se suman a esta narrativa de ‘too much democracyen México viven en un país donde el debate político gira en torno a una “crisis existencial” de su propia democracia, y donde se advierte (desde el presidente hasta líderes políticos) que la próxima elección podría llevar no sólo a ‘too little democracy’, sino que podría fundirse el faro de esta democracia.

En torno a la elección en Mexico, el editorial del ‘Washington Post se tituló “Cómo la elección democrática de México podría minar la democracia mexicana”. El ‘Wall Street Journal’, en su editorial, expresó alarma ante un triunfo tan abrumador de la izquierda como algo que puede amenazar el orden constitucional, mientras el influyente analista político David Frum escribió en ‘The Atlantic’, en un artículo titulado “El Estado fallido que vive al lado”, que con los resultados del 2 de junio, Biden ahora enfrenta su próxima gran crisis exterior: “un vecino sureño que procede hacia el autoritarismo y la inestabilidad”. O sea, según estos editoriales y comentarios de expertos en varios tanques pensantes en Estados Unidos, la expresión excesiva de la voluntad del pueblo es nociva para el demos.

Es casi como si estos medios, a unos 50 años del golpe en Chile, están casi justificando esa frase famosa de Kissinger después de la elección de Allende: “no sé por qué tenemos que quedarnos quietos y observar a un país volverse comunista por la irresponsabilidad de su pueblo...”

Pero ahora estos comentarios llegan desde un país que por primera vez sufrió un intento de golpe de Estado hace unos cuatro años, donde la cúpula casi entera de uno de los dos principales partidos nacionales se ha sometido a su jefe Trump para declarar que no se comprometerán a reconocer el resultado de la próxima elección si pierden (o sea, ¿ya pa qué tener la elección?) Más aún, el candidato es un criminal convicto, un violador de mujeres, empresario culpable de fraude y que enfrenta más de 50 cargos criminales más, que promete abiertamente que si es electo usará a las fuerzas armadas para reprimir a opositores, al Departamento de Justicia para perseguir a sus enemigos y anulara derechos y libertades civiles.

Noam Chomsky, en una entrevista en 2022, advirtió que aunque Trump y su “partido neofascista” fracasaron en su golpe de Estado, han procedido con “un golpe de Estado suave que se está realizando frente a nuestros ojos... los republicanos están planeando cuidadosamente para asegurar que la próxima vez, su golpe sea exitoso”.

Ante tales amenazas “existenciales” a la democracia estadunidense, tal vez esos vecinos de al lado que exageran su democracia podrían prestar ayuda a Estados Unidos ofreciendo equipos de asesoramiento y expertos en sistemas electorales, dar cursos sobre cómo funciona una elección, entre otras cosas que hasta recientemente ofrecía Estados Unidos a países latinoamericanos. Mexicanos podrían compartir experiencias con ellos en cómo luchar contra la corrupción y la manipulación electoral en todos los niveles, incluso la Suprema Corte, cómo frenar y transparentar el uso de dinero privado en comprar candidatos, y hasta sugerir reformas, incluyendo el voto directo para presidente, y ofrecer observadores electorales en esta próxima elección.

Porque si hay algo que Estados Unidos necesita ahora es no sólo amanecer un poco más democrático cada día, sino exagerar.

‘Exaggerate’. Edie Brickell & New Bohemians. https://open.spotify.com/track/1XjcxPdKhlkS77Kijs9Xwl?si=5b4a2ee0227e4174

‘Too Much’. Dave Matthews Band. https://open.spotify.com/track/0i2jSWCwjjOVzfnvJJ2Sii?si=43e70a692891494c

Milei atiza crisis diplomática

"Los socialistas no saben de economía", asegura el argentino.

Colombia: 2 muertos y 10 heridos por la explosión de un coche bomba

El incidente se ha producido en torno a las 16.40 horas (hora local) en las inmediaciones de una subestación de Policía.

Al menos tres muertos y once heridos en un tiroteo en Arkansas

El presunto autor del tiroteo resultó "gravemente herido tras recibir un disparo de la policía y ha sido puesto bajo custodia".
Anuncio