Editorial
Ver día anteriorSábado 15 de junio de 2019Ediciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Fertilizantes: cumplimiento impostergable
I

ntegrantes del Consejo de Comisarios Ejidales de Iguala bloquearon ayer la carretera federal Iguala-Chilpancingo, mientras pobladores de San Miguel Totolapan mantienen ocupada la alcaldía de este municipio guerrerense. Ambas expresiones de protesta se realizaron para exigir al gobierno federal la entrega de fertilizantes prometidos a inicios del año.

El descontento campesino por el retraso en la distribución del insumo básico se extiende por las regiones de la Sierra, la Montaña y Tierra Caliente del estado de Guerrero, y ha dado pie a diversos enfrentamientos entre los habitantes y las fuerzas de seguridad federales y estatales: por mencionar dos de los momentos más álgidos, el 11 de abril labriegos retuvieron a 50 soldados en Campo Morado, municipio de Heliodoro Castillo, y el primero de junio campesinos de 27 comunidades de la misma demarcación retuvieron a 30 militares y 20 policías que se encontraban en la Base de Operaciones Mixtas del poblado Puerto del Gallo.

Como el propio presidente Andrés Manuel López Obrador señaló en su conferencia matutina del pasado 7 de junio, los productores agrícolas de Guerrero se cuentan entre los más pobres del país y el reparto de fertilizantes se plantea como un apoyo gratuito, debido a que la mayoría de los campesinos de la región practican la siembra de autosubsistencia. En el mismo acto, el mandatario expresó que habían hecho de su conocimiento las de-nuncias por mal manejo del programa y la inconformidad social en torno al mismo.

Además de vital, la entrega de este insumo resulta impostergable porque los labriegos deben aplicarlo en momentos precisos, y al ser practicantes de agricultura de temporal, estos tiempos se encuentran determinados por ciclos meteorológicos fuera de su control, hecho reconocido por el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, al presentar el programa en enero pasado.

Si entre las autoridades federales existe consciencia del grave trance que padecen los campesinos guerrerenses, no queda sino exhortar a que se tomen las medidas pertinentes para destrabar cualquier obstáculo que esté retrasando la entrega de los apoyos comprometidos.