Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 10 de septiembre de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Imjuve: con participación activa se avanzará en el desarrollo sostenible
César Arellano García
Enviado
Periódico La Jornada
Lunes 10 de septiembre de 2018, p. 36

Acapulco, Gro., El común denominador para avanzar hacia el desarrollo sostenible inclusivo en la agenda 2030 es la participación activa de los jóvenes, aseguró Máximo Quintana Haddad, titular del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve). Sin embargo, señaló que hay grandes retos en política pública en la materia. Hay una deuda social que lastima, eso da pie a que nos pongamos metas de desarrollo sostenido.

El pleno reconocimiento de los derechos políticos, sociales, culturales, colectivos y territoriales aún están fragmentados, generan brechas de desigualdad y sus consecuencias no las quiere vivir nuestra generación ni las que vienen detrás.

La lista de consecuencias está relacionada con contextos de desigualdad; además de ser dolorosas nos llevan a la violencia, implican conflictos civiles, que haya deportaciones, migración forzada, violencia, estigmatización de la juventud y expresiones de intolerancia.

Ya no queremos que esos calificativos sean los de nuestra generación, ni tampoco sean los del mundo, es por eso que también concluimos que para 2030 queremos desterrar las expresiones de odio y violencia.

Contra la violencia

“En estos días ha habido movilizaciones de estudiantes que luchan y protestan, con la aspiración de no vivir violencia en sus aulas. En el mundo, en América Latina, decimos: ‘no a la agresión contra los jóvenes’”, reiteró.

Luego de cuatro días de intercambiar ideas y experiencias en la implementación de la agenda para el desarrollo sostenible, el director general del Imjuve clausuró el fin de semana las actividades del Encuentro Internacional Jóvenes hacia 2030, donde se concluyó, entre otras cosas, que el común denominador para avanzar hacia el desarrollo sostenible inclusivo sigue siendo la participación activa y mantenida de las personas, desde el voluntariado, hasta la crucial gestión de organismos nacionales e internacionales.

Al respecto, resaltó que el reto de los jóvenes es ir más allá de la retórica, es pasar de la protesta a la propuesta y de ésta a la acción, y comenzar a plasmar el espíritu de la agenda 2030 en todo lo que hacen, en sus acciones y elecciones cotidianas y en la forma en que se relacionan.