Estados
Ver día anteriorMartes 26 de junio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Elecciones 2018

PAN-PRD y Morena lideran sondeos

Continuidad o cambio, dilema en Veracruz

Guerra sucia y quejas contra Yunes por favorecer a su hijo marcan la contienda

Foto
▲ Los candidatos al gobierno de Veracruz José Yunes Zorrilla, de PRI y PVEM; Miguel Ángel Yunes Márquez, de PAN, PRD y MC; Cuitláhuac García, de Morena, PT y PES, y Yuli Sheridan, del Panal, en el último debate, realizado el 15 de junio en el Museo de Antropología, en Xalapa.Foto Alberto Roa
Eirinet Gómez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 26 de junio de 2018, p. 26

Xalapa, Ver.

El 1º de julio los veracruzanos decidirán entre dar continuidad a la alternancia tras el triunfo de Miguel Ángel Yunes en 2016 –quien fue postulado por el PAN y el PRD y venció al PRI tras 86 años de hegemonía partidista en el estado–, o apostar por el proyecto de nación que ofrece la coalición Juntos Haremos Historia, encabezada a escala nacional por Andrés Manuel López Obrador.

En la guerra de cifras resultado de diversas encuestas, los candidatos punteros son Miguel Ángel Yunes Márquez, de la alianza Por Veracruz al Frente, y Cuitláhuac García Jiménez, de la coalición que forman Morena y los partidos del Trabajo y Encuentro Social. Ambos, en diferentes etapas de la contienda, han alternado el primero y segundo lugares en las preferencias electorales, con una diferencia de tres a cinco puntos.

Atrás se ubica el abanderado de la alianza Por un Veracruz Mejor, José Yunes Zorrilla, quien si bien en los meses recientes creció en las preferencias, no ha logrado acercarse a los punteros. Su campaña carga con la imagen del gobierno estatal pasado, a cargo de Javier Duarte de Ochoa, preso en el Reclusorio Norte acusado de enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada.

Rezagada en un cuarto lugar se mantiene Miriam Judith González Sheridan, aspirante de Nueva Alianza, quien más que pretender ganar votos, ha utilizado su campaña para atacar a Morena y su candidato, Cuitláhuac García.

La contienda electoral ha estado marcada por denuncias de la supuesta injerencia del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, en favor de la candidatura de su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez. Morena y el PRI han acusado al mandatario de utilizar el caso de corrupción de Javier Duarte y los integrantes de su gabinete, como un trampolín electoral.

En los espots que promocionan a Yunes Márquez se pone en relieve que el gobierno de la alianza PAN-PRD metió a Duarte a la cárcel, y la única manera de que se continúe sancionando a quienes saquearon a Veracruz –durante el gobierno del priísta–, es votando por el hijo del gobernador.

Ante las críticas, Yunes Márquez, ex diputado local y ex alcalde de Boca del Río, defiende su trayectoria política: No soy ningún improvisado. Llevo 14 años en el servicio público, ya fui dos veces alcalde, ya goberné, tengo resultados tangibles y medibles. Logré cosas importantes para mi ciudad.

Otro rasgo de la contienda en Veracruz ha sido la guerra sucia contra los alcaldes emanados de Morena.

En lo que va de 2018, el gobierno del aliancista PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares y los ayuntamientos morenistas han protagonizado varios altercados.

En enero tuvo diferencias con el de Coatzcoalcos, Víctor Carranza Rosaldo, y un mes después se peleó con el de Minatitlán, Nicolás Reyes Álvarez, a quien amagó con retirar el Mando Único.

En mayo, el alcalde de Morena en Xalapa, Hipólito Rodríguez, y el gobernador Miguel Ángel Yunes se confrontaron por la instalación de cámaras de vigilancia en la ciudad.

García Jiménez, abanderado de Juntos Haremos Historia, que le da pelea a Yunes Márquez, es ingeniero mecánico electricista por la Universidad Veracruzana y tiene en su haber varias estancias académicas en el extranjero. Voy a romper con la figura del gobernador estrellita, intocable, pipiris nice, rodeado de cien carga portafolios y fotógrafos personales. Mi estilo va a ser el de siempre, no traigo guardaespaldas, me vas a encontrar caminando en la calle, y escuchando mucho a la gente. No soy alguien que se la pase dando pantallazo en Facebook, o en ruedas de prensa, como rock star. Yo voy a llegar a trabajar, ha dicho el morenista.

En este escenario, el PRI –que gobernó la entidad por más de 86 años, incluso después de que el tricolor perdió la Presidencia en el 2000, luce totalmente desdibujado.

En el último año, el priísmo perdió tres elecciones al hilo, la gubernatura, la mayoría en el Congreso de Veracruz, y la mayoría de los ayuntamientos, incluidas ciudades estratégicas como Xalapa y Coatzacoalcos. Durante la contienda, los liderazgos regionales han optado por refugiarse en las filas de las alianzas Por Veracruz al Frente o Juntos Haremos Historia.

No obstante, Yunes Zorrilla, ex diputado local y federal, ex senador, y ex alcalde de Perote, se mantiene optimista: Confío en que las veracruzanos se den cuenta de que en la boleta electoral no va Javier Duarte, sino un servidor que tiene 20 años de trayectoria política, alejada de los señalamientos de corrupción.

Veracruz es el tercer padrón electoral más grande del país después del estado de México y Jalisco, con un promedio de 5 millones 784 mil 64 votantes, de los cuales 3 millones 46 mil 883 son mujeres (52 por ciento), y 2 millones 737 mil 181 son hombres (47 por ciento).

Violencia, robo de propaganda, amenazas...

La contienda electoral también ha estado marcada por la violencia: actos de destrucción y robo de propaganda, amenazas contra aspirantes a un cargo de elección popular e incluso el secuestro de candidatos.

Sobre lo ocurrido el 14 de mayo, en Pánuco, donde desconocidos dejaron abandonada una mano cercenada y un cartel con mensajes intimidatorios afuera del domicilio de Octavia Ortega, candidata a diputada local por el PRI y PVEM.

El 17 de abril, el priísta Eslim Mujadí Romero, regidor sexto en el ayuntamiento de Pánuco, con gran arraigo en la región, fue interceptado por tres sujetos armados que lo amenazaron y golpearon, causándole traumatismo craneal. Su estado de salud sigue siendo delicado.

Por estos y otros incidentes, el presidente estatal del PRI, Américo Zúñiga, informó que han presentado 15 denuncias por agresiones contra sus candidatos, el robo de publicidad, secuestros y ataques.

En el municipio de Espinal, el edil perredista León Humberto Pérez utilizó a la policía para retirar la propaganda de Morena, partido que mantiene la alerta en los municipios de Chicontepec, Coatzacoalcos y el puerto de Veracruz, donde en la contienda electoral pasada hubo robo de boletas, amenazas e incluso secuestro de aspirantes.