El Correo Ilustrado
Ver día anteriorLunes 25 de febrero de 2019Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
El Correo Ilustrado

Felicitan a Rosario Ibarra por sus 92 años

A

dmirada señora doña Rosario Ibarra de Piedra: Desde el Círculo de Estudios Central aprovechamos su cumpleaños número 92 para aplaudirle y agradecerle ser ejemplo de lucha, fuerza y resistencia para quienes lo integramos y para miles de personas que día a día buscan la verdad y abrazan la memoria. Celebramos y celebraremos su vida, siempre.

Círculo de Estudios Central, Juan José Sánchez

Llamado a la defensa de Venezuela

El colectivo [email protected] Incansables nos oponemos al intento de recolonización de Venezuela por parte de Estados Unidos. Llamamos a los pueblos de América a movilizarse con acciones de resistencia civil y exigir a sus gobiernos que no lleven la guerra a un pueblo latinoamericano hermano y respeten su lucha por mantener su independencia en contra de la dominación imperialista y de nuevas formas de sometimiento.

Donald Trump pretende adueñarse de los recursos naturales venezolanos, en especial del petróleo. Rechazamos el bloqueo a que está sometida la República bolivariana y cualquier intento de agresión armada en su contra, venga de donde venga. Ser indiferentes a este ataque significa permitir que continúe el saqueo de América Latina.

Si dejamos que Venezuela sea invadida abriremos las puertas al despojo de sus recursos naturales por la vía de la guerra.

Aplaudimos la postura de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador de no inmiscuirse en los asuntos internos de los venezolanos, respetar al gobierno constitucional, llamar a las partes a resolver sus conflictos por la vía del diálogo y la negociación. De esta manera acata los principios establecidos en nuestra Constitución de no intervención en los asuntos internos de otros países, la libre autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de los conflictos.

Aurora Maldonado, Bertha Luján, Ma. Luz Lozoya, Federico Bavines, Abelardo Ávila, Juan Gutiérrez, Cristina Lozoya, José Luis Rodríguez, Ricardo Padilla, Miguel Saucedo, Ignacio Gatica, Fredisbinda Andrea Vásquez, Francisco Ruiz, Paula Hernández, Francisco González, Alejandra Guerrero, José Luis Pereira, Araceli García, Gloria Valdespino, Eli Torres y Armando Sosa

Dialecto indígena, frase desafortunada

En efecto, en referencia a la frase: y en un dialecto indígena, expresada a propósito de las múltiples postulaciones de la película Roma a los premios Óscar, la cual se publicó en La Jornada el sábado 23, como ya lo dijo ayer –y con toda razón– en El Correo Ilustrado la antropóloga Marta Turok, si bien está dicha con algo de ironía, no deja de ser muy desafortunada, porque refleja cómo hasta en las altas esferas de la cultura se mantiene esa forma de pensar que nos ha dejado la colonización que sufrimos los mexicanos por más de 300 años.

Esta era la forma de pensar del conquistador al referirse a la cultura en general de los pueblos aborígenes de América.

Ya lo señaló el maestro Carlos Montemayor en el Diccionario del náhuatl en el español de México (p. 416), a propósito del término cacique: Forma parte de una subestimación social y política, el indio no tiene arte sino artesanía; no tiene idioma sino dialecto; no tiene religiosidad sino superstición; no tiene sistemas normativos sino usos y costumbres; no tiene organización política sino cacicazgos.

Estamos a punto de ganar premios internacionales y todavía menospreciamos estos aspectos de nuestras culturas indígenas. Deberíamos sentirnos profundamente orgullosos de ellas, como se siente la misma estrella de la película. Pero parece que nos falta mucho para eso.

José Paz Espinosa Xolalpa, lingüista, nahua hablante y docente de la UNAM

Herlinda Sánchez, in memoriam

Todo está en la naturaleza. Con esta frase fuimos guiadas en el taller alternativo de pintura de Herlinda Sánchez Laurel.

Así se explicaba la belleza, los secretos y la magia de los colores. Su derivación en formas puras y las disposiciones caprichosas y enigmáticas, que resultaban. Esto es, como producto del automatismo síquico (más intuición menos razonamiento).

Más de 30 alumnas fuimos tuteladas en la tendencia abstracta que se convirtió en nuestro lenguaje. Nuestro taller comenzaba actividades con meditación. Cantos y mantras, a veces eran como una prolongación del sueño y otras, era internarse en un ambiente de propiciación y crear una realidad particular. Sentir y no pensar era la cuestión. Viajar hacia un infinito particular (parafraseando a Arnaldo Antunes).

Esta práctica sistemática nos permitía explorar en el interior de nuestro ser para llegar a la pintura, en lo posible, en un estado de conciencia limpio del ruido de nuestra mente y del entorno. Un acercamiento a lo espiritual que se volvía un pan necesario para incrementar el conocimiento sensible y propiciar la creación.

Al revisar cada propuesta (tema, color, composición, etcétera) surgían dudas, pero también el enriquecimiento por las diversas opiniones, la crítica y discusión tanto técnica como temática.

Como punto final, el ojo atinado y certero de Sánchez Laurel, que con una sola mirada descomponía y volvía a armar de forma integral cada trabajo, para llegar a una composición armoniosa. Ella nos dirigió para entretejer colores (sentir su palpitar decía) que se traducían en propuestas visuales y para introducir el sonido de los silencios y contrapuntos. Se nos formó para disfrutar con el uso del color y compartir el gozo, con todos.

El miércoles 20 de febrero Herlinda partió al centro del color y la luz. Sólo resta decir: hasta siempre, maestra, y seguiremos buscando en la naturaleza.

María Luisa Moncayo