Opinión
Ver día anteriorLunes 24 de junio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Dinero

¿Puede repetir en México la revuelta de Brasil?

Oaxaca, conflicto agrario

Fraude con boletos a Cuba

L

a pregunta está presente en muchas conversaciones: ¿puede ocurrir en México una rebelión de la clase media como la que está sucediendo en Brasil? La simple duda acalambra a la clase política y financiera. Primero tenemos que ver qué está sucediendo en Brasil: ‘‘Millones de personas fueron incorporadas a la clase media en los últimos años. Pasaron a demandar carros, viajes en avión, electrodomésticos, educación. Pero no hubo inversiones suficientes para mejorar el tráfico urbano, expandir la capacidad de los aeropuertos, aumentar la oferta de energía o la calidad de las escuelas. La frustración a esa falta de respuesta a las expectativas generadas por la expansión fue exacerbada recientemente por un crecimiento económico anémico y por una inflación más elevada. Ese es el fondo económico de la revuelta social que estalló en las ultimas semanas’’. El análisis fue escrito por Érica Fraga y Mariana Carneiro, del diario Folha de Sao Paulo.

Imposible, según Inegi

Para tranquilidad de la élite mexicana, una revuelta como la brasileña difícilmente podría ocurrir aquí. En los años recientes ha sucedido el fenómeno inverso. Millones de mexicanos fueron desincorporados de la clase media y ahora están en la prole, o clase baja, como la llama el Inegi de Eduardo Sojo. Las cifras son reveladoras: 59 por ciento de los mexicanos son clase baja, 39 clasemedieros y 1.7 por ciento es clase alta. Así que la mayoría de la población –la clase baja– no ha disfrutado de carro, viajes en avión, electrodomésticos y educación. ¿Por qué habría de rebelarse reclamando una mejoría en el tráfico urbano, que paren los gasolinazos, mayor capacidad de los aeropuertos o calidad de las escuelas? Y la clase media está en proceso de disminución, defendiéndose con las tarjetas de crédito de no caer en la prole. Por tanto, estadísticamente, según el Inegi, es casi imposible en México una revuelta clasemediera como la del Brasil. Sin embargo, 1.7 por ciento de clase alta debería pensar si la desigualdad, la corrupción y el abuso serían capaces de encender la mecha en la prole.

Telecom, nuevas concesiones

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes otorgó dos nuevas concesiones para instalar, operar y explotar la red pública de telecomunicaciones en diversos estados. A la empresa Naviga Comunicación le otorgó el permiso por un periodo de 30 años para prestar el servicio de telecomunicaciones, salvo radiodifusión, en Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, estado de México e Hidalgo. Mientras que Kiwi Networks, que se especializa en tecnología de fibra óptica y wireless, operará también por 30 años en Distrito Federal, Puebla, Jalisco, Nuevo León, Baja California, estado de México, Guanajuato, Aguascalientes, Quintana Roo, Sonora y Querétaro. Con ello se amplía la oferta en materia de telecomunicaciones, que si bien por ahora iniciará operaciones en municipios representa otra oportunidad para los consumidores y una piedrita en el zapato para los grandes operadores. También son puertas que se abren al capital extranjero. La reciente reforma permite hasta ciento por ciento en este sector.

Conflicto en Puxmetacán

En esta comunidad mixe hay un problema de consecuencias impredecibles. Existe un conflicto agrario entre las comunidades de San Juan Ozolotepec y Santa María Puxmetacán, por la posesión de 14 hectáreas. Ante la indiferencia de las autoridades de Oaxaca, los ciudadanos de San Juan decidieron armarse y bloquear los caminos a Santa María Puxmetacán, impidiendo desde el pasado mes de abril la entrada y salida de pobladores y de víveres. Tanto los servicios médicos como escolares han sido suspendidos. Los pobladores de San Juan solicitan un millón de pesos para abrir el tránsito. Aunque es un problema local, no sale sobrando que el secretario de Gobernación, Osorio Chong, dé un vistazo a lo que sucede allá.

[email protected] Populi

Asunto: boletos a Cuba

Recibí en mi correo electrónico por parte de la empresa Cupónica la promoción de un viaje a Cuba por cuatro días y tres noches para dos personas, con valor de $4,999.00 Como era muy atractivo de inmediato lo tramité y proporcioné los datos de mi tarjeta de crédito para que hicieran el cobro. La empresa Cupónica me envió un cupón para que lo hiciera válido por el viaje en otra empresa llamada Real Escapes. Esta compañía no me dio los boletos. Acudí a la Procuraduría Federal del Consumidor y me dijeron que para intervenir necesitan el domicilio de la empresa para citar al representante, pero como no lo revelan la Profeco no podrá ayudarme. ¿Qué puedo hacer para que me cumplan el viaje o me reintegren el dinero?

Rogelio Soriano Martínez/Distrito Federal

R: La regla de oro es nunca dar los datos de la tarjeta por Internet, a menos de que se trate de empresas de reconocida solvencia. Tal vez le convenga cancelarla, no vayan a usarla mal. Profeco tiene un ejército de burócratas, ¿cómo que no pueden ayudarlo a localizar a los malandrines? ¿Qué dice Alfredo Castillo Cervantes, nuevo titular?

Twitter

Hoy nuestro dinero en México vale trece mil seiscientas veces menos que el dólar americano (sic).

@514id

‘‘Ernesto Cordero, cara de Mr. Bean con modales y malas mañas de priísta ‘‘distinguido’’.

@orazioaguirre

Uno pensaría que un mundial es fuente de bonanza, turismo y acrecentamiento de la economía. ¿No fue así? ¿Qué falló en Brasil?

@zanguichero

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa