Política
Ver día anteriorViernes 15 de febrero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

ELLOS Y NOSOTROS

VI.- Las Miradas 5.
Periódico La Jornada
Viernes 15 de febrero de 2013, p. 21

5.- Mirar la noche en que somos.

(De la luna nueva al cuarto creciente)

  Hace muchas lunas: luna nueva, nuevita, como asomándose ella, apenas para ver las sombras de abajo, y entonces…

Llega él-somos.  Sin necesitar papeles de consulta o apoyo, su palabra va dibujando las miradas de quienes acá mandan y a quienes obedecemos.  Al terminar, miramos.

El mensaje de los pueblos es claro, corto, sencillo, contundente.  Como deben ser las órdenes.

Nosotros, nosotras, soldados, nada decimos, sólo miramos, pensamos: “Es muy grande.  Eso ya no es sólo de nosotras, de nosotros, ni sólo de los pueblos zapatistas.  Ni siquiera es sólo de este rincón, de estas tierras.  Es de muchos rincones, de todos los mundos.

- Hay que cuidarlo – decimos todas-somos, y sabemos que hablamos de eso, pero también de él-somos.

- Va a salir bien… pero hay que prepararse para que salga mal, como de por sí es nuestro modo – decimos todos-somos.

- Entonces, hay que prepararla a ella - nos decimos todas-somos,cuidarla ya, crecerla.

- – nos respondemos todos-somos.

- Hay que hablar con nuestros muertos.  Ellos nos señalarán el tiempo y el lugar – decimos, nos decimos todas-somos.

Mirando a nuestros muertos, abajo, los escuchamos.  Les llevamos la pequeña piedra.  Al pie de su casa la llevamos.  La miran.  Los miramos mirarla.  Nos miran y llevan nuestra mirada muy lejos, donde no alcanzan ni los calendarios ni la geografía.  Miramos lo que su mirada nos muestra.  Callamos.

Regresamos, nos miramos, nos hablamos.

- Hay que cuidar largo, preparar cada paso, cada ojo, cada oído… va a tardar.

- Habrá que hacer algo para que no nos miran y luego para que sí nos miran.

- De por sí ya no nos miran, o miran lo que creen que miran.

- Pero sí, hay que hacer algo…  Me toca, mi turno.

 - Que él-somos vea lo de los pueblos.  Todos-somos vemos lo de cuidar, bien, quedito, callando, como de por sí.

-*-

  Hace unas pocas lunas, llovía…

- ¿Ya?  Pensamos que iban a tardar más tiempo.

- Pues sí, pero así está.

- Bueno, ahora fíjate bien lo que te vamos a preguntar: ¿Quieren que volteen a mirarlos?

- Quieren, se sienten fuertes, están fuertes.  Dicen que eso es de todos, de todas, de nadie.  Dispuestos, dispuestas están, dicen.

- Pero, ¿te das cuenta de que no sólo van a mirarnos los que son como somos, también los Mandones de uno y otro lado que odian y persiguen lo que somos?

- Sí, va en nuestra cuenta, sabemos.  Nuestro turno, tu turno.

- Bueno, sólo falta el lugar y la fecha.

- Aquí – y la mano señala el calendario y la geografía.

- La mirada que provoquemos con esto ya no será la de la lástima, la pena, la compasión, la caridad, la limosna.  Habrá alegría en quienes son como somos, pero coraje y odio en los Mandones.  Nos van a atacar con todos sus medios.

- Sí, les dije.  Se miraron, pero así dijeron: “Queremos mirar y mirarnos con los que somos aunque no sepamos ni sepan que son lo que somos.  Que nos miran queremos.  De los Mandones estamos listos, listas, dispuestas, dispuestos estamos“.

- ¿Cuándo, dónde entonces? – se ponen calendarios y mapas sobre la mesa.

 - En la noche, cuando amanezca el invierno.

- ¿Dónde?

- En su corazón.

- ¿Todo listo?

- Todo listo, de por sí.

- Va.

Cada quien a lo que le toca.  Sólo nos dimos un apretón de manos.  Más no fue necesario.

-*-

  Hace unas noches, la luna desvelada y deslavada…

- Ya estáYa están lo que miramos.  La parte que sigue le va a tocar a otras miradas.  Te toca – le decimos a él-somos.

- Estoy listo, dispuesto estoy – dice él-somos.

Todos-somos asentimos en silencio, como de por sí es nuestro modo.

- ¿Cuándo?

- Cuando hablan nuestros muertos.

- ¿Dónde?

- En su corazón.

-*-

Febrero del 2013.  Noche.  Luna en cuarto creciente.  La mano que somos escribe:

“Compañeroas, compañeras y compañeros de la Sexta:

  Queremos presentarles a uno de los muchos él que somos, nuestro compañero Subcomandante Insurgente Moisés.  Él cuida nuestra puerta y en su palabra también hablamos los todos y todas que somos.  Les pedimos que lo escuchen, es decir, que lo miren y así nos miren. (…)

(Continuará…)

Desde cualquier rincón en cualquier mundo.

SupMarcos. Planeta Tierra. Febrero del 2013.

P.D. QUE ADVIERTE Y DA PISTAS: El texto que sigue a continuación y que aparecerá en la página electrónica de Enlace Zapatista este 14 de febrero, día en que los zapatistas, las zapatistas honramos y saludamos a [email protected] [email protected], es principalmente para nuestros compañeros, compañeras y compañeroas de la Sexta.  El texto completo sólo podrá leerse con una contraseña (de la cual se han dado varias pistas y que puede ser deducida) que ya ha sido enviada por correo electrónico a donde hemos podido.  Si usted no la ha recibido y no le atina a la solución (puede encontrarla leyendo con atención este texto y el anterior -”Mirar y comunicar“-), sólo tiene que mandar un correo a la página y al remitente se le mandará la contraseña.  Como ya hemos explicado en ocasiones anteriores, los medios libres son ídem para publicar o no el texto completo según sus propias consideraciones autónomas y libertarias.  Lo mismo va para cualquier compañera, compañero y compañeroa de la Sexta de cualquier geografía.  Nuestro afán no es otro que el hacerles saber que es a ustedes a quienes nos dirigimos y, de manera muy especial, a quienes ustedes decidan poner al otro lado del puente de nuestra mirada.

ELLOS Y NOSOTROS

VI.- Las Miradas 6.

6.- ÉL SOMOS.

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

14 de febrero del 2013.

Para: las y los adherentes a la Sexta en todo el mundo.

De: Subcomandante Insurgente Moisés.

   El tiempo ya ha llegado y su momento también. Como esos tiempos que traen todos los seres humanos ya sean buenas o malas personas, [email protected] nace, llega y muere, se va.  Son tiempos.  Pero hay un otro tiempo, en que [email protected], puede decidir para dónde caminar, cuando ya es tiempo de ver el tiempo, o sea ya puedes entender la vida, de cómo debe ser la vida aquí en este mundo, que nadie puede ser dueño de lo que es el mundo.

   Nosotros nacimos indígenas y somos indígenas, llegamos y sabemos que vamos de regreso, como es ley.  Empezamos a caminar la vida y nos dieron de entender, que no andamos bien los indígenas, vimos de lo que les pasó a nuestros [email protected]s o sea los años 1521, los años 1810 y los años 1910, que siempre fuimos los usados y dieron sus vidas para otros subir al poder, para que de nueva cuenta nos vuelvan a despreciar, a robar, a reprimir, a explotar.

   Y encontramos un tercer tiempo. Es el lugar donde estamos, ya llevamos un buen tiempecito caminando, corriendo y aprendiendo, trabajando, cayendo y levantando.  Esto es tan grande porque [email protected] tiene que llenar su cinta para grabar, para reproducir después con más vidas de otros tiempos.  Sí, a nosotros nos dejaron lleno nuestro morralito de cintas, aunque algunos ya no están.  Queda quien sigue y así sigue lo que se sigue, y falta lo que falta, hasta llegar al final, y entrarle al otro trabajo de construcción, donde comienza otro nacimiento de otro mundo, donde ya no se permite que nos vuelvan a joder y que ya no haya olvido para nosotros los pueblos originarios, que ya no vamos a permitir, ya aprendimos.  Queremos vivir bien en igualdad tanto en el campo y en la ciudad, donde pueblo del campo y la ciudad manden y obedece el que está en gobierno, y si no obedece para fuera y entra otro gobierno.

   Sí, somos indígenas, trabajamos la madre tierra, sabemos manejar las herramientas para sacar los alimentos que da la madre tierra.  Somos de varios pueblos con diferentes lenguas.  Yo tengo el tzeltal como lengua madre, aunque también entiendo de tzotzil y chol, y aprendí la castilla en la organización, con mis compañeras y compañeros.  Y ahora soy lo que somos y junto con mis compañeros he aprendido lo que queremos para lo que es vivir en un mundo nuevo.

-*-

  Estoy escribiendo esto a nombre de todos y todas los zapatistas, mientras que la descompuso su compu el sup, y la vi que salió a arreglar, y le pregunté qué le pasó su compu. y me dice se chingó el zuich, me dijo, ah, dije nomás, y él llevando un cincel y un marro de 5 kilos. Ya estuvo que no se va arreglar, dije.  Y me dijo que les hable yo a ustedes para que vayan conociendo quién se encarga de cuidar la puerta, así como también los vamos conociendo a ustedes por lo que escriben y dicen en todas partes, y lo que nos cuentan y nos han contado como compañeras y compañeros que somos de la Sexta.

   Algo le sé a picotear también la compu y por ahí me dieron una para aprender hace ya tiempo.  Ahora es hora que escribo también, pero estoy con pena, que no me vaya a pasar como el sup, que descompuso su compu, pero tengo la solución inmediata, un hachazo, se acabó y va lapicero y cuaderno.  Asunto arreglado.

   Y como quiera tengo que decirles que eso de asomarse a la ventana, que le toca al supmarcos, no está terminado todavía.  O sea que falta lo que falta, pero queda pendiente a que va solucionar el problema de su compu el sup.

   Sí, el sup le toca ver por la ventana y que nos miran, los que dicen que son buenos que luchan por el pueblo y que han dirigido al pueblo y nada ha dado resultado y que no les resulta, dicen que porque el pueblo no entiende y que ellos mucho lo entienden cómo hacer, pero que nadie los sigue.  ¿Por qué? Eso es lo que no entienden, ni van a entender, porque sólo piensan y buscan de ver para arriba y subir para llegar más arriba.

   Bueno todo eso y muchas otras cosas es su trabajo del sup porque le toca cuidar la ventana, como el marco de una ventana.

   También le toca ver y saber qué pasa con [email protected] [email protected] que no siguen a ésos que sólo miran para arriba, por qué así son, qué piensan, cómo piensan, pensamos que es que a la mejor piensan como [email protected] [email protected] zapatistas, que ya tiene que ser ley ya que el pueblo manda y el gobierno obedece.

   Y también le toca de recibir las críticas y los insultos y las mentadas, como dice él, y las burlas de los que están afuera.  Pero a él no se preocupa de esos insultos y mentiras, sino que se ríe, porque de por sí lo preparamos para eso, de acero inoxidable.  Y no le duele, bueno sí, a veces le duele la panza por la risa de las cosas que le dicen.

   Y me dice que de repente también me van a burlar de mí, o del que le toque de darse de ver.  Y ni modos, así es, que de repente me toca que hacen caricatura o insultan o se burlan porque soy indígena, así como a él lo burlan porque es lo que es.  Pero a nosotros sólo nos importa la gente que quiere luchar para acabar con la injusticia, así que mientras no nos avienten balas y bombas, pues no hay problema. Y si nos avientan de eso, pues también, porque ya hay otros compañeros y compañeras listos para el trabajo que sea y siempre es de luchar.  O sea que estamos muy dispuestos a todo y no tenemos miedo.

   Estos años, me dice el sup, que como que a mucha gente le tapan la vista por la ventana, pero que rápido se ve también quiénes son los que sí son parecidos a [email protected] y que quiso contar cuá[email protected] son é[email protected], y que se le perdió su cuenta y agarra nuestro modo, o sea como somos los indígenas, un chingo.  Cuánto es, le digo.  Muchos, muchas, me dijo. Ah, dije yo.  Y eso nos confirma que va a haber [email protected] como [email protected] y que un día con [email protected] nos diremos esto somos, sin importar si somos indígenas o no indígenas.

   Y así es como nos organizamos nosotros, pues unos hacen unas cosas y otros hacen otras cosas.  Por ejemplo ahora le toca al supmarcos la ventana y a mí me toca la puerta, y a otros les tocan otras cosas.

   Y es que ahora nos recordamos de un compañero inolvidable para [email protected] [email protected] zapatistas, el SubPedro, que en los últimos días de diciembre de 1993, nos dijo aprendan compas, porque un día les tocará. Vamos a luchar con [email protected], [email protected], jóvenes, niños, mujeres, hombres, ancianos de México y también del mundo.  Fue la verdad y es la verdad, ya sin él.  Comenzó la verdad de la verdad cuando se lucha por el pueblo.

   Bueno compas, pues ahora ya lo saben que yo soy el encargado de la puerta, de estar pendiente de la nueva forma de trabajar con [email protected] compañ[email protected] que vendrán a aprender lo que años les ha llevado de construir a mis compañ[email protected] zapatistas, y lo que somos ahora.

-*-

   Porque creemos y confiamos al pueblo ya es hora de hacer algo frente a lo que tantos años hemos visto y vivido de los daños que nos han hecho y que padecemos, y que es hora de juntarnos el pensamiento e ir aprendiendo y luego trabajarlo, organizarlo.  Que bien ya podemos hacerlo por tantas experiencias que ya tenemos y eso nos guía para ya no seguir las mismas formas de cómo nos tienen.

   Mientras que no hacemos lo que es su pensamiento los pueblos, los pueblos no nos siguen.  Y para no caer en los mismos errores, es sólo ver nuestros pasados. Construir algo nuevo que en verdad sea palabra y pensamiento y decisión y análisis, propuesta del pueblo, que sea estudiado por el pueblo y finalmente su decisión del pueblo.

   Así como 10 años trabajamos en la clandestinidad, que no nos conocieron.  Un día nos conocerán, nos dijimos y así hicimos los trabajos durante esos años.  Así decidimos un día que es hora que nos conozcan.  Ahora llevamos 19 años que nos conocieron, ustedes dirán si es malo o bueno lo que estamos haciendo.  Mis compañ[email protected] nos dicen que viven mejor con sus gobiernos autónomos.  [email protected] se dan cuenta lo que es la verdadera democracia que hacen con sus pueblos y que no se hace la democracia cada 6 o cada 3 años.  La democracia se da en cada pueblo, en asambleas municipales autónomas y en las asambleas de las zonas que hacen las Juntas de Buen Gobierno, y se hace democracia en la asamblea cuando se juntan todas las zonas que controlan las Juntas de Buen Gobierno, o sea la democracia se hace todos los días de trabajo en todas las instancia del gobierno autónomo y junto con los pueblos, mujeres y hombres.  Tratan con democracia todos los temas de la vida, sienten de la democracia que es de ellas y ellos, porque ellos y ellas discuten, estudian, proponen, analizan y deciden al final sobre los temas.

   Ellas y ellos nos dicen, preguntando, ¿cómo será de este país y de este mundo si nos organizáramos con los demás [email protected] indígenas, y también con los [email protected] no indígenas? El resultado es una gran sonrisa, como diciéndonos la alegría, porque los resultados del trabajo de lo que están haciendo, las tienen en sus manos.

   Sí, así es, sólo quiere que nos organicemos los pobres del campo y la ciudad sin que nadie nos dirige más que [email protected] mismos y los que los nombramos, no [email protected] que sólo buscan llegar al poder y que luego estando en poder nos mandan al olvido y luego llega otro aparentando que ahora sí, cambiarán de a de veras y siguen las mismas mañozadas.  No van a cumplir, ya lo sabemos, ya lo saben, como que ya no vale esto de escribirles esto, pero lo real así nos tienen aquí en este país. Ya es muy desesperante y desgastantes, horribles.

   [email protected] [email protected] pobres sabemos cómo es la mejor forma de vida la que queremos, pero que no nos dejan, porque saben que las vamos a desaparecer la explotación y los explotadores y la vamos a construir la vida nueva sin explotación.  No nos va costar mucho saber, porque sabemos cómo debe ser el cambio, porque todo lo que hemos padecido quiere cambio.  Las injusticias, los dolores, las tristezas, los maltratos, las desigualdades, las malas manipulaciones, las malas leyes, las persecuciones, las torturas, las cárceles y muchas otras casas malas que padecemos, sabemos bien que no vamos a repetir cosas que nos vamos a hacernos el mismo mal.  Como decimos acá [email protected] zapatistas, si nos equivocamos, pues seamos [email protected] para  corregir de nuevo, no como ahora, que [email protected] la cagan y [email protected] las pagan, o sea los que la cagan ahora son [email protected] [email protected], [email protected] y los malos gobiernos del mundo, y los pueblos las paga.

   No se necesita mucho estudio, ni se necesita saber hablar buena castilla, ni se necesita saber mucho leer.  No estamos diciendo que no sirve, sino lo suficiente para el trabajo, sí sirve porque nos ayuda para trabajar en orden, o sea es una herramienta de trabajo para comunicarnos.  Lo que estamos diciendo, es el cambio, [email protected] sabemos hacer el cambio, no se necesita que alguien salga haciendo su campaña, para decirnos que él o ella va ser el cambio, como si fuera que [email protected] [email protected] [email protected] no sabemos cómo será un cambio que queremos.  ¿Sí me entienden, [email protected] indígenas y pueblo de México, [email protected] indígenas del mundo, [email protected] no indígenas del mundo?

   Así que [email protected] indígenas y no indígenas pobres, éntrenle a la lucha, organícense, diríjanse entre ustedes, no se dejen dirigirse o vean bien a los que quieren ustedes que los dirige, que hagan lo que deciden ustedes y verán que las cosas va agarrando camino parecido a como estamos [email protected] [email protected] zapatistas.

   No dejan de luchar, así como los explotadores no nos dejarán de explotar, sino llegar hasta el final, o sea el fin de la explotación. Nadie la va a hacer por [email protected], más que [email protected] [email protected]  [email protected] tomemos la rienda, tomemos el volante y llevemos nuestro destino a donde queremos ir, vayamos a que el pueblo manda.  Ahí sí, el pueblo es la democracia, el pueblo se corrige y sigue. No como ahora, que 500 diputados y 228 senadores los que la cagan, [email protected] y senadores(as) y millones los que la sufren la peste y lo tóxico que lleva a la muerte, o sea los pobres lo sufren, el pueblo de México

   [email protected] [email protected] [email protected] tenemos presentes y [email protected] [email protected] demás [email protected], tenemos el mismo olor de sudor de trabajarle a [email protected] explotadores (as).  Ahora que están abriendo la puerta mis compañ[email protected] zapatistas, si nos entendieron, éntrenle a la Sexta y conozcan el gobierno autónomo de [email protected] compañ[email protected] del EZLN.  Y así, si nos entendieran también [email protected]s [email protected] indígenas del mundo y también a [email protected] [email protected] no indígenas del mundo

   Somos [email protected] principales productores de la riqueza de [email protected] que ya son [email protected], ¡basta ya!, sabemos que hay [email protected] [email protected], también queremos organizarnos con [email protected], luchemos por este pueblo de México y el mundo, que es nuestro, no de los neoliberales.

   [email protected] indígenas del mundo, [email protected] no indígenas del mundo, pueblos [email protected]  Pueblos de América, pueblos de Europa, pueblos de África, pueblos de Oceanía, pueblos de Asia.

   Los neoliberales son los que quieren ser patrones en el mundo, así lo decimos [email protected], o sea los quieren convertir en sus fincas todos los países capitalistas.  Sus capataces son los gobiernos capitalistas subdesarrollados.  Así nos van a tener, si no nos organizamos [email protected] [email protected] trabajadores.

   Sabemos que en el mundo hay explotación. No nos debe distanciar la distancia en que nos encontramos de cada lado de nuestro mundo, nos debemos acercarnos, uniendo nuestros pensamientos, nuestras ideas y luchar por [email protected] [email protected]

   Ahí donde están hay explotación, padecen lo mismo como [email protected]

   Sufren represión al igual que como [email protected]

   Los están robando, al igual que como a [email protected] que nos están robando de hace más de 500 años.

   [email protected] desprecian, al igual que a [email protected] nos siguen despreciando.

   Así estamos, así nos tienen y así vamos a seguir si no nos agarramos de la mano de [email protected] a [email protected]

   Razones nos sobran para nuestra unión y hacer que nazca nuestra rebeldía y defendernos ante esta bestia que no quiere quitarse de encima nuestro y nunca se va a quitar si no la hacemos [email protected] [email protected]

   Aquí en nuestras comunidades zapatistas, con sus gobiernos autónomos en rebeldía y con su unión de [email protected] compañ[email protected] lo están enfrentando día y noche al capitalismo neoliberal y estamos [email protected] a lo que sea, a lo que venga y como sea.

   Hechos están, así están [email protected] [email protected] compañ[email protected] zapatistas. Sólo se necesita decisión, organización, trabajo, pensamiento y poner en práctica y así ir corrigiendo y mejorando sin descansar, y si se descansa es para juntar fuerza  y seguir, el pueblo manda y gobierno obedece.

   Sí se puede, [email protected] pobres del mundo, aquí está el ejemplo de sus [email protected] indígenas zapatistas de Chiapas, México.

   Ya es hora que realmente hagamos el mundo que queremos, el mundo que pensamos, el mundo que deseamos.  [email protected] sabemos cómo.  Es difícil, porque hay quienes no quieren y precisamente son quienes nos tienen [email protected]  Pero si no lo hacemos, será más duro nuestro futuro y nunca habrá la libertad, jamás.

   Así lo entendemos [email protected], por eso [email protected] estamos buscando, queremos encontrarnos, conocernos, aprendernos de [email protected] [email protected]

   Ojala pudieran llegar y si no, buscaremos otras formas de vernos y conocernos.

   Aquí los estaremos esperando desde esta puerta que me toca cuidar, para poder entrar a la escuela humilde de mis compañ[email protected] que quieren compartir lo poco que hemos aprendido, para ver si les va servir allá en sus lugares de trabajo donde viven, que estamos seguros los que ya le entraron a la Sexta, sí vendrán, o no, pero como quiera se entrarán en la escuelita donde explicamos de cómo es la libertad para [email protected] zapatistas, y así ver nuestro avance y nuestras fallas que no las escondemos, pero directo con los mejores maestros que hay, que sea los pueblos zapatistas.

   Es humilde la escuelita, como humilde la empezamos, pero que ahora para [email protected] compañ[email protected] zapatistas, ya es libertad para hacer lo que quieren y como la piensan de una vida mejor.

   Cada vez la están mejorando, porque la ven la necesidad y que además la práctica que hacen es la que demuestra de cómo mejorar, o sea la práctica es la mejor forma  de trabajar para mejorar. La teoría nos da idea, pero la que da forma, es la práctica, el cómo gobernar autónomamente.

   Es como por ahí hemos escuchado que dice: Cuando el pobre crea en el pobre, ya podremos cantar libertad. Solo que eso, no sólo lo hemos escuchado, sino que la estamos haciendo en la práctica.  Ese es el fruto, que quieren compartir [email protected] compañ[email protected]  Y sí, es la verdad, porque cuánto ha hecho las maldades en contra nuestra los malos gobiernos, que no ha podido y no la va poder jamás destruir, porque lo que está construido es del pueblo, para el pueblo y del pueblo. Los pueblos lo defenderán.

   Es mucho lo que les puedo decir, pero no es lo mismo, que [email protected] escuchen, que [email protected] vean o que [email protected] miren y que si tienen pregunta en viva voz les contesten mis compañeros y compañeras bases de apoyo.  Aunque con dificultad les contesten por la castilla, pero la mejor contestación es su práctica de [email protected] compañ[email protected], que están a la vista y que la están viviendo.

   Es chiquito lo que estamos haciendo, pero será muy grande para los pobres de México y del mundo.  Así como somos muy grande, o sea [email protected] somos [email protected] pobres de México e igual en el mundo y que necesitamos construir [email protected] el mundo que vivamos.  Se ve cómo es todo lo contrario, cuando es los pueblos que se ponen de acuerdo, que cuando es un grupo que dirigen y no los pueblos se ponen de acuerdo.  Se ha entendido verdaderamente, lo que es representar, ya se sabe cómo llevar en la práctica, o sea los 7 principios del mandar obedeciendo.

   Ya se ve el horizonte, de cómo es, según [email protected] lo que es un nuevo mundo y qué bien lo podrán ver y aprender y hacer nacer el mundo diferente que ustedes se imaginen allá donde viven, compartirnos las sabidurías y crear nuestros mundos diferentes de como nos tiene ahora.

   Queremos vernos, escucharnos que es muy grande para [email protected], nos ayudaría a conocernos de otros mundos y el mejor mundo que queremos.

   Organización se necesita, decisión se necesita, acuerdo se necesita, luchar se necesita, resistencia se necesita, defenderse se necesita y trabajar se necesita, práctica se necesita.  Si falta algo más, hay agreguen ustedes compañeros y compañeras.

   Bueno, por ahora, aquí nos estamos poniéndonos de acuerdo de cómo va a ser la escuelita para ustedes, a ver si va a haber espacio. La cosa es que estamos preparándonos.  Y que todo el compañero o la compañera que quiera y que invitemos, lo pueda mirar y sentir y aunque no pueda venir hasta acá, ya lo pensamos la forma de cómo hacer.

   [email protected] estamos esperando compañeras y compañeros de la Sexta.

   Nos estamos preparando para recibirlos, cuidarlos y atenderlos como sus compañ[email protected] que somos, como [email protected] compañ[email protected] que son.  Y también para que nuestra palabra llega en su oído de [email protected] que no puede venir a nuestra casa, pero [email protected] vamos con su ayuda de ustedes.

   Y claro les decimos que tal vez va a tardar, pero que, como dicen nuestro hermano pueblo Mapuche, una, diez, cien, mil veces venceremos, siempre venceremos.

   Y ya para terminar, y que les siga platicando el compañero Subcomandante Insurgente Marcos lo que es su turno y nos vamos a ir turnando él y yo para explicarles todo, pues ahora les toca verlo ustedes que, aunque ya tengo años haciendo este trabajo, ésta es la primera vez que me toca firmar públicamente así como aquí les pongo y es…

Desde las montañas del sureste mexicano.

Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia  General del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Moisés.

México, Febrero del 2013.

 P.D.- Y aprovecho para decirles que la contraseña para las siguientes partes de la ventana que le toca al supmarcos es “[email protected]“.  Y ya, porque en la escuelita de la lucha no se puede copiar del compa, sino que cada quien levanta su propia lucha respetándonos como compas que somos.