Estados
Ver día anteriorJueves 26 de julio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Protestan burócratas

Aprueban reforma a pensiones y restructurar deuda del Edomex

Ausentismo de opositores ayudó al PRI y sus aliados

Foto
▲ La mayoría priísta en el Congreso del estado de México y sus aliados aprobaron en sólo 20 minutos la nueva Ley de Seguridad Social y la restructuración de la deuda de la entidad.Foto MVT
Israel Dávila
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 26 de julio de 2018, p. 28

Toluca, Méx.

Con la inasistencia de varios diputados de partidos de oposición que habían anunciado su voto en contra, el pleno del Congreso local aprobó la nueva Ley de Seguridad Social del Estado de México, que modifica el sistema de pensiones para los nuevos servidores públicos y extiende de 62 a 65 años la edad de jubilación por vejez.

La aprobación de esta ley y de la iniciativa que autoriza al gobierno del Alfredo del Mazo a restructurar deuda pública por 43 mil 600 millones de pesos se llevó a cabo en un recinto sitiado por burócratas, quienes durante horas manifestaron su inconformidad por el cambio al sistema de pensiones.

Unos 500 agremiados al Sindicato Único de Trabajadores del Estado de México y Municipios (Suteym) llegaron muy temprano a la sede del Congreso local para exigir que se rechazara la iniciativa. A gritos exigieron la presencia del diputado priísta Omar Velázquez, ex dirigente de ese sindicato, para que los apoyara, pero no salió.

Los inconformes cerraron los accesos al recinto legislativo con el fin de que ningún diputado entrara y no se pudiera realizar la sesión, programada para las 16 horas del miércoles.

No obstante, los legisladores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES) ya estaban en sus oficinas. Los de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Morena fueron ingresando poco a poco al edificio.

La sesión dio inicio a la hora programada con la presencia de 50 de los 75 diputados de la legislatura. Cuando los agremiados al Suteym se enteraron decidieron bloquear las avenidas Lerdo e Independencia, dos de las principales vialidades del centro de la ciudad.

La mayoría priísta y sus aliados requirieron sólo 20 minutos para aprobar la nueva ley. Un diputado del PAN, otro del PRD y uno más de Morena subieron a tribuna para argumentar contra la reforma y señalaron que va en contra de los trabajadores.

Aseguraron que la crisis del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Issemym) se debe en parte a que varias dependencias de gobierno le deben millones de pesos.

PRI, PVEM, PANAL y PES sumaron 39 sufragios en favor, contra 19 de PAN, PRD, Movimiento Ciudadano (MC) y Morena. Lo inusual fue que, sin justificación, 17 diputados de estos partidos faltaran a la sesión.

Tassio Ramírez, del PVEM, quien el lunes votó en contra del dictamen por considerar que la nueva ley ‘‘le parte la madre a los trabajadores del estado’’, ahora votó en favor. Aquel día varios diputados del PRI lo llamaron ‘‘traidor’’.

La nueva ley ya no exige a los trabajadores 35 años de cotización para obtener su jubilación, sino sólo 25, pero la edad mínima para el retiro por vejez aumentó de 62 a 65 años.

El coordinador del PRI, Miguel Sámano, rechazó que el nuevo ordenamiento perjudique a los servidores públicos, pues ‘‘a todos se les respetan sus derechos adquiridos. Si reclaman es porque no la conocen, pero la ley tiene muchas bondades’’.

En artículos transitorios se indica que los burócratas tendrán tres meses para decidir si se quedan en el actual esquema mixto y solidario, en el cual aportan cuotas a una bolsa para pagar las pensiones, o se mudan al esquema de cuentas individuales manejadas por administradoras de fondos para el retiro.

El legislador perredista Arturo Piña consideró que ‘‘en el fondo, las pensiones se estarán privatizando’’.

Durante la sesión también fue aprobada sin mayor discusión la iniciativa que autoriza al gobernador Alfredo del Mazo restructurar deuda pública por 43 mil 675 millones de pesos. El PRI requería mayoría calificada para que pasara esta iniciativa (50 de los 75 votos), pero gracias a la ausencia de los 17 diputados de oposición con 41 sufragios logró su cometido.

Los diputados opositores que faltaron fueron Édwin Álvarez, Areli Hernández, Sergio Mendiola, Raymundo Garza y Alejandro Olvera, del PAN; Juana Bonilla, Martha Angélica Bernardino, Jesús Sánchez Isidoro, Yomali Mondragón y José López Lozano, del PRD; Jacobo Cheja y Miguel Xolalpa, de MC, y Patricia Durán, Beatriz Medina, Guadalupe Ordaz y Abel Valle, de Morena.