Cultura
Ver día anteriorJueves 31 de marzo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Inauguró las actividades del Museo Soumaya con una conferencia sobre Rosa Luxemburgo

Raquel Tibol: el águila de la revolución sigue extendiendo sus alas en pleno vuelo

La mujer más notable del socialismo internacional tuvo tamaños espirituales más allá de lo común, expresó en el auditorio del naciente recinto cultural del empresario Carlos Slim

Foto
Raquel Tibol, en el nuevo recinto, donde dictó la conferencia Rosa Luxemburgo y el Día de la Mujer TrabajadoraFoto Carlos Cisneros
Foto
Panorámica del nuevo Museo Soumaya Plaza CarsoFoto José Carlo González
Foto
El vocero del Museo Soumaya desmintió de inmediato: no hubo incendio ni corto circuito ni evacuación en el edificio. Debido a trabajos de terminación de detalles, explicó, el humo se produjo por la combinación de un soplete, el impermeabilizante y fuertes vientos. Imagen subida a twitter [email protected]
 
Periódico La Jornada
Jueves 31 de marzo de 2011, p. 8

Con la conferencia Rosa Luxemburgo y el Día de la Mujer Trabajadora, la crítica de arte Raquel Tibol inauguró el martes pasado el auditorio de 310 butacas del recién abierto Museo Soumaya Plaza Carso, con un tema picoso que queda como antecedente de una tribuna libre, hecho que agradeció muy especialmente a la Fundación Carso y en lo personal al ingeniero (Carlos) Slim y a Alfonso Miranda, director de los museos.

Tibol también aprovechó para felicitar con entusiasmo al arquitecto del museo, Fernando Romero, un hombre joven con un talento ya internacional, que ha trabajado en estudios muy importantes de arquitectura a escala internacional. Esta aportación que hace al Grupo Carso con este museo realmente va a llamar la atención. Perdónenme que lo diga, pero me gusta más que el (Museo Guggenheim) de Bilbao, porque es una línea sencilla y a la vez compleja. Es un arriesgar esa forma cerrada y a la vez darle una dinámica.

Revisión biográfica

Para entrar en materia, Raquel Tibol dijo que al decretar éste “felizmente el mes de la mujer, eso le quita un poco el polvo de un feminismo démodé y chiquito”, respecto de sólo festejar el 8 de marzo en cuya fecha, pero en 1857, un grupo de obreras textiles decidió salir a las calles de Nueva York en manifestación de protesta para reducir sus jornadas laborales a 10 horas.

En 1910 la dirigente revolucionaria Clara Zetkin, de vocación feminista, apoyada por su amiga Rosa Luxemburgo, propusieron que el 8 de marzo de cada año se celebrara el Día Internacional de la Mujer para reforzar la solidaridad de las mujeres en todos los países en la lucha por sus derechos y contribuir a la lucha general por el progreso social y la transformación de la sociedad.

La escritora, crítica y periodista dijo que México fue el primer país que empezó a celebrarlo en 1932 con el nombre de Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Asimismo, Tibol hizo una emotiva y fascinante revisión biográfica, como la llamó un integrante del público, de la mujer más notable que ha tenido el socialismo internacional, Rosa Luxemburgo, quien murió asesinada el 15 de enero de 1919.

Aseveró que Luxemburgo consideraba la muerte en combate como el más alto honor para un socialdemócrata. Tuvo Rosa tamaños espirituales más allá de lo común, apoyada en ellos dedicó su vida a la política revolucionaria combinada siempre con su profundo respeto por los valores humanos y la cultura. Su contribución adquiere en nuestros días una especial vitalidad. El águila de la revolución, como la llamaron, sigue extendiendo sus alas en pleno vuelo.

Alfonso Miranda, director del Museo Soumaya, expresó que Tibol ha forjado una nueva línea de investigación, también de las colecciones del recinto, crítica, no siempre benévola, pero siempre puntual y certera.

Preguntada sobre su relación con el Museo Soumaya, Tibol contestó: Vengo pidiendo que el ingeniero Slim, presidente del Grupo Carso, me dé una cita de cinco minutos porque hay que irse más lento cuando se adquiere. Es una recomendación. El ingeniero está orgulloso de haber reunido 66 mil piezas en pocos años, eso no es una virtud, y lo digo en su recinto y felicitándolo por lo mucho que ha hecho, por la entrada libre y por ayudar a la cultura mexicana en tantos órdenes.

La crítica de arte, quien dijo no estar de acuerdo con las compras de obras de Dalí, mientras consideró que la colección de Rodin tiene muchísima obra muy importante, señaló que tendría que reunir a un grupo de máximos expertos mundiales para que hicieran un análisis de la totalidad del acervo.

En tanto, ayer circuló un rumor que fue desmentido de inmediato: un usuario de twitter; @acarenas_00, puso a circular a través de ese medio social una fotografía donde se observa una columna de humo proveniente del techo del edificio.

César Octavio Larrañaga, vocero del museo, desmintió de inmediato que haya ocurrido un corto circuito o un incendio o que en algún momento se tuvo que cerrar el edificio o desalojarlo.

Debido a que todavía se ultiman detalles en el exterior del museo –explicó el vocero– sobre el mediodía del martes 29, al trabajar en las alturas del edificio, un poco de impermeabilizante se mezcló con un soplete y al soldar generó mucho humo, propiciado por los fuertes vientos.

La gran afluencia de visitantes continúa.