Opinión
Ver día anteriorMartes 6 de octubre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Dinero

El PRI y su laberinto

Antonio Ortiz Mena

Orgullo nacional

N

o es tan grave el problema que enfrenta la dirigencia priísta para pronunciarse en favor del alza de algunos de los impuestos que propone Felipe Calderón. En primer lugar, el costo político lo asume el PAN. (Claro, el costo económico caerá sobre los consumidores.) Cierto es que recientemente publicaron una declaración en que se comprometían públicamente a no dejar pasar el IVA en alimentos y medicinas. Pero ¿cuántas veces no han metido reversa? Es cuestión de hacer uso de la necesaria dosis de cinismo para anunciar que por el bien de la patria secundan la iniciativa fiscal del panismo. Anoche se reunía la plana mayor con la predecible Beatriz Paredes. Llegaban los gobernadores, Beltrones, Francisco Rojas, el laberinto de intereses reunido en un cónclave. No tardan en darnos lo que no será una sorpresa.

Antonio Ortiz Mena

Los contreras de su época lo acusaban de ser demasiado conservador, demasiado ligado a los intereses de Estados Unidos y demasiado elitista. Hoy tendrían que conceder –a la vista del desastre que vendría después– que Antonio Ortiz Mena, el secretario de Hacienda de los gobiernos de López Mateos y Díaz Ordaz, cabe mejor en la clasificación de populista: aumentó el salario mínimo casi al doble y no necesitó inventar IVAS, IETUS, IDES ni mitos como el impuesto de la pobreza. Fue radical en el control de la economía: mantuvo la inflación en 2.2% con un crecimiento de la economía de 6.6%, anuales. Y férreamente limitó la deuda externa a 4 mil millones de dólares. Estaba etiquetada: sabía cuánto y a quién se debía y tenía reservas para pagarla puntualmente. México se encaminaba a convertirse en una potencia mundial y a rivalizar con el vecino del norte. Desafortunadamente, después de que dejó su cargo siguió el desbarajuste que continúa hasta el día de hoy y que nos ha hecho pensar a los mexicanos de las siguientes generaciones que la crisis es eterna. En primer lugar, tronó el peso: finalizó el largo periodo en que se compraba un dólar en $12.50. (Hoy cuesta $13.70, pero es otro mito, Salinas y Aspe le quitaron tres ceros, de otro modo pagaríamos $13,700 por cada billete verde). Se ha depreciado, entre gobiernos panistas y priístas, más de ¡100 mil%! Antonio Ortiz Mena falleció en 2007 a los 99 años. Recibirá post mortem la medalla Belisario Domínguez que otorga el Senado de la República. Un nieto suyo, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, es el actual director del SAT.

Orgullo nacional

¿Estás orgulloso de tu país? Debería ser así, la exaltada fiesta en el Zócalo la noche del 15 de septiembre de cada año lo demuestra. Como México no hay dos, solemos decir. Es una sorpresa que una encuesta llevada a cabo por el organismo privado Instituto de la Reputación revele que la gente de otras naciones todavía se muestra más orgullosa de su país que nosotros. La revista inglesa The Economist publica en la edición que circula esta semana el índice de los pueblos más orgullosos de su patria. Australia aparece en primer lugar, Estados Unidos en el lugar número 11 y México en el 15. Es como para picarnos el orgullo. (Ver el cuadro que aparece en esta página.)

[email protected] Populi

Asunto: ese cuento ya lo conocemos

El señor presidente ha propuesto usar el dinero de las Afore para la construcción de infraestructura, pero yo creo que ese cuento ya nos lo contaron antes. El IMSS sufrió una grave descapitalización a mediados de los años 80. Se sustrajo de sus reservas un montón de dinero, lo que finalmente terminó por descapitalizarlo y hacer insostenible el sistema de pensiones. ¿Cómo podría detenerse esta propuesta?

Juan Bolter/Distrito Federal

R: ¿Cómo hacer para que un alcohólico deje su adicción? La clase política es adicta al dinero, ya vendió las empresas estatales (Telmex, Banamex, Bancomer), se está acabando el petróleo, ahora va sobre el fondo de ahorro de los trabajadores. Luego quizá pensará en vender las penínsulas, Yucatán y Baja California. ¿Hay un AA para una clase política insaciable?

Asunto: el fabricante de pobres

La declaración de Calderón de que en tan sólo dos años logró ingresar a 6 millones de mexicanos a una situación de pobreza alimentaria, no sólo preocupa sino espanta. Sobre todo porque, como él mismo lo declara, esta situación tiene su origen en el incremento de 20% en la canasta básica. Hay que recordarle que al tomar la errónea decisión de aumentar el precio de la gasolina y el diesel, la consecuencia lógica era que todo subiera, ya que todo se transporta. Lo que más preocupa es que a pesar de reconocer el fracaso de su gobierno insiste en tomar medidas que sin duda agravarán la situación de quienes menos tienen: el aplicar un nuevo IVITA de 2 % al consumo y la propuesta de volver a disparar el precio de los combustibles hasta en 17%. Reflexione, señor Calderón, otra vuelta a la tuerca llevará a su gobierno a un nuevo fracaso y seguirá sumiendo al país en la miseria.

Domingo S. Rodríguez López/Tacámbaro

R: Al menos ya se ganó un lugar en Ripley: ningún presidente de la historia –en tiempos de paz– ha generado tantos pobres en tan poco tiempo.

Asunto: café mexicano

Respecto a su nota de Starbucks es triste ver cómo la mercadotecnia gringa está desplazando al café mexicano. Creo que nos deberíamos dar la oportunidad de probar un buen café en reales cafeterías mexicanas, en las cuales se puede tomar realmente uno de altura, mexicano y delicioso.

Fernando Cerón Vega/Distrito Federal

R: ¿Y dónde están? Deben existir otras aparte de El Jarocho, El Emir y El Parnaso. El café de las cadenas de restaurantes (ya sabes a cuáles me refiero) sabe a rayos.