Capital
Ver día anteriorMartes 9 de octubre de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Busca Sheinbaum hacer de la capital de la República una ciudad pacífica

En gira se reúne con la alcaldesa de la capital española para conocer experiencias en temas urbanos

Foto
▲ La jefa de Gobierno electa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en rueda de prensa en el Ayuntamiento de aquella capital.Foto Alfredo G. Tejeda
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 9 de octubre de 2018, p. 35

Madrid. La jefa de Gobierno electa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, inició una gira por Madrid, Barcelona y París con el objetivo de conocer de primera mano algunas de las experiencias de estas metrópolis en rubros a los que dará prioridad en su gestión: la recuperación del Centro Histórico y el espacio público, la lucha contra la violencia para construir ciudades pacíficas y las políticas urbanísticas para reducir la contaminación y el tránsito vehiculares.

Sheinbaum, doctora en ingeniería y que logró un triunfo inapelable en los comicios del primero de julio, con más de 48 por ciento de respaldo electoral, está tejiendo una red de contactos a escala internacional. Su primera gira fue para conocer las experiencias de tres alcaldesas progresistas que se han convertido, por distintos motivos, en referencia internacional por sus políticas públicas: Manuela Carmena, en Madrid; Ada Colau, en Barcelona, y Anne Hidalgo, en París.

En una breve rueda de prensa en el Ayuntamiento de Madrid, Sheinbaum explicó que uno de los objetivos de la gira es ampliar la colaboración con la ciudad de Madrid, sobre todo en algunos temas que se han venido trabajando y que tienen que ver con el rescate del espacio público, el rescate del centro y algo todavía más profundo que tiene que ver con construir ciudades de derechos, ciudades pacíficas. La Ciudad de México hoy vive un problema de violencia que no sólo tiene que ver con policías, con la procuraduría, sino que tiene que ver en cómo reconstruimos el tejido social en nuestra ciudad.

Madrid ha desarrollado una serie de novedosas iniciativas, como consultas populares para elegir proyectos de desarrollo urbanístico o una reforma radical de las leyes y normas de tránsito que han hecho que en 85 por ciento de las calles de Madrid no se pueda circular a más de 30 kilómetros por hora. O, también, la inminente restricción de los vehículos a una amplia franja del centro de la ciudad para primar las calles peatonales.

Al preguntarle si estos planes podrían encajar con la complejidad de la capital del país, Sheinbaum explicó que el tema no es necesariamente copiar las experiencias de un sitio a otro, sino aprender cómo se hizo, cuáles son las bases y buscar la manera de incorporarlo a la Ciudad de México, que también tiene una larga historia relacionada con medidas contra la contaminación atmosférica, pero todavía hay muchísimas cosas que aprender. Somos mujeres progresistas que gobiernan estas ciudades y a partir de ahí nos identificamos. Pero además han iniciado un proceso de humanización de las ciudades; entonces, con las características de la Ciudad de México queremos aprender de lo que se ha hecho, cómo lo han hecho y qué se puede hacer en la capital mexicana.

Respecto del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la jefa de Gobierno electa advirtió que trasladarlo hacia Texcoco representaría una pérdida para la ciudad y eso hace que se pierdan ingresos y muchas otras cosas. Pero vamos a esperar al resultado de la consulta, y si éste es que se continúe con el proyecto de Texcoco tendríamos que trabajar junto con el gobierno federal para ver en qué se va a convertir ese terreno de 700 hectáreas. No estamos de acuerdo en que se convierta en un desarrollo inmobiliario, porque representaría un problema para la ciudad, pero habrá que encontrar el esquema para que se convierta en un espacio público de recuperación, y ya lo trabajaremos junto con el futuro gobierno federal.