Opinión
Ver día anteriorViernes 1º de junio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Economía moral

2018, año de elecciones y de importantes aniversarios. Bicentenario de Marx

Diálogos, con Arizmendi y Desai, sobre teoría del valor y trabajo discontinuo

Julio Boltvinik/IV
L

uis Arizmendi (LA) manifestó un acuerdo parcial con mis ideas descritas en las dos entregas anteriores. Añadió que si la fuerza de trabajo (FT) no se configura como mercancía, su consumo de valor es destrucción de valor y que mi postulado de igualdad entre valor de la FT y salario agrícola tiene sentido crítico y normativo; generaliza lo dicho por Marx sobre el salario por tiempo (ST) al salario por tiempo estacional (STE):

“Crítico por su negación, ya que la especificidad del trabajo campesino asalariado consiste en que esa igualdad no se cumple. En tanto, el trabajo campesino asalariado es trabajo discontinuo, recibe por pago una forma del ST: el STE… [en la que] no se le paga la jornada laboral anual sino [sólo] la estación en que trabaja. La conclusión es: la ley del trabajo campesino asalariado es la violación de la ley del valor en la relación capital-trabajo”. [Dice Marx en El Capital, EC, sobre el ST]: Si el salario por hora se fija de tal manera que el capitalista no se obliga a pagar un jornal, o un salario semanal, sino únicamente las horas de trabajo en las cuales tiene a bien ocupar al obrero... el capitalista puede arrancar al obrero determinada cantidad de plustrabajo sin concederle el tiempo de trabajo necesario para su auto-conservación... (páginas 664-665, tomo I, Siglo XXI editores).

El STE, dice LA, permite al capitalista arrancarle plustrabajo al asalariado agrícola sin concederle el tiempo de trabajo (TT) para su autoconservación. Una importante percepción derivada de nuestra discusión fue que la posibilidad de esta forma de explotación, en la cual la vida del trabajador no importa, sólo es posible en los hechos porque la agricultura es sólo parcialmente capitalista. Mi propuesta de Ley General del Valor (LGV) (véanse las dos entregas previas) implica que la única manera de que prevalezca el capitalismo puro en la agricultura es que el capital pague el costo de reproducción de la FT por todo el año y traslade el costo adicional a los consumidores. Que la ley del trabajo campesino asalariado sea la violación de la ley del valor en la relación capital-trabajo sólo es posible por la presencia de campesinos con tierra que pueden proveer, mediante su producción, al menos parte de su autoconservación. La observación empírica que constata que la teoría del valor de Marx (TVM) no se cumple en el trabajo campesino se da en un contexto de presencia de la economía campesina (producción mercantil simple). La teoría del capitalismo tiene, por tanto, que incluir su necesaria convivencia con la forma campesina (o farmer). LA encuentra el sentido normativo del postulado de igualdad entre el valor de la FT y el salario agrícola porque tiene sentido para guiar una lucha por la defensa de la dimensión histórico-moral en la reproducción de la FT campesina. Este respeto a la ley del valor eliminaría total o parcialmente la pobreza de alrededor de 2 mil millones de personas en el mundo.

Meghnad Desai (MD) escribió el prólogo a Peasant Poverty and Persistence (Zed Books, Londres, 2016, editado por J. Boltvinik y S.A. Mann). MD problematiza las transiciones entre modos de producción (que considera siempre incompletas) y pone en duda la legitimidad de la cuestión agraria (¿por qué persisten formas de producción no capitalistas en la agricultura actual?), pues no le parece un caso especial. Pero al abordar las economías de escala en la agricultura, surge lo especial de ésta:

Incluso extensas y eficientes granjas en Europa y Estados Unidos siguen siendo familiares. Hay límites a las economías de escala y de tamaño en la agricultura. Granjas familiares grandes, medianas y pequeñas, son la forma de organización predominante en la producción agrícola. (ver recuadro)

MD no podría decir que las artesanías, producidas por propietarios-trabajadores, son la forma de producción dominante en las manufacturas, como sí dice que lo son en la agricultura. Este predominio de la producción familiar en la agricultura es una anomalía que necesita una explicación. La cuestión agraria tiene sentido. MD aborda la producción no capitalista de la FT (mis comentarios entre corchetes):

“El hogar ha sobrevivido como el ámbito para la producción y mantenimiento del trabajo humano a lo largo de todos los modos de producción conocidos… El hecho de que la reproducción de la FT –el insumo crucial para la producción de plusvalía en la teoría marxiana– tenga lugar en condiciones no capitalistas, tiene serias implicaciones para la TVM. Marx… supuso que el valor de una mercancía está determinado por el trabajo incorporado en su producción… Pero si la FT se produce en condiciones no capitalistas, ¿por qué estaría su valor determinado por los estándares capitalistas del cálculo de costos? [Karl Polanyi, en La gran transformación, señaló que ‘el trabajo es sólo otro nombre de una actividad humana que forma parte de la vida misma y que no es producida para la venta, ni puede esta actividad separarse del resto de la vida…’ Los seres humanos no producimos FT, procreamos y criamos hijos, pero no para vender su FT]… No es sólo que los hogares no incluyan la plusvalía al determinar el costo de reproducción de la FT, sino que posiblemente no utilicen, del todo, cálculos de costos. De ser así, el valor de la FT no lo determina el costo sino la demanda [Marx dijo, en EC, que la determinación del valor de la FT encierra un elemento histórico y moral. Su valor no depende de su costo ni de su demanda, es un asunto de economía moral]. Las implicaciones para la TVM son sustanciales.”

Foto

MD ve dos razones por la que la TVM tiene problemas en la agricultura. La primera, natural:

“La cuestión es que cuando el trabajo está inactivo entre una operación de producción y la siguiente, la naturaleza está trabajando. Determina hasta qué punto el trabajo arduo de plantar es recompensado en términos de la cosecha. Si sólo el tiempo de trabajo genera valor… entonces la naturaleza carece de valor. Pero eso es empíricamente absurdo en la agricultura. El cálculo del valor puede funcionar para la manufactura y otras actividades productivas, pero no para la agricultura. Así que, en la agricultura, el valor del producto debe reconocer la contribución de la naturaleza de una forma no trivial.”

MD sugiere una manera de expresar la renta diferencial de la tierra como adición al valor total (W). Si la renta diferencial no es una parte de la plusvalía sino un valor adicional, como sugiere MD, el valor total de la producción agrícola, incluida la renta diferencial (f) que depende de la fertilidad relativa de la tierra, sería W’= W(1 + f). MD insinúa que no sólo el trabajo, sino también la naturaleza-tierra, crean valor. La segunda razón de los problemas de la TVM en la agricultura, según MD, es la razón humana:

“Boltvinik… quiere agregar a la ecuación del valor en el Esquema de Reproducción Simple (ERS) de Marx, otra condición: que el producto total de los bienes [de consumo] tiene que ser suficiente para reproducir a la población entera. Ésta es una condición normativa: que el capitalismo debería permitir la reproducción en algún nivel mínimo de consumo (V). Pero… el capitalismo es un modo de producción… no una beneficencia. La FT es un insumo esencial, mas no es responsabilidad del sistema… Marx no hizo de esto una condición. El ejército industrial de reserva marchó con estómagos vacíos.”

MD modifica y mejora la ecuación que propuse al añadir al ERS: V = v365T, donde v es el valor diario de la FT y T el número de trabajadores), añadiendo a la V original, una tasa de impuesto (t) a la plusvalía (P), que se transfiere a los asalariados agrícolas: (V + t (P1 + P2)] = v365T. Según MD, mi propuesta es normativa y el problema de la discontinuidad del trabajo agrícola no es un problema de la TVM, sino de políticas públicas. La TV de la FT de Marx quedó imprecisa: ¿es una mercancía que tiene la virtud de crear nuevo valor pero que no puede transmitir, como lo hacen las máquinas y los animales de tiro, el valor en ella objetivado? MD se equivoca: la teoría del valor tiene que ser consistente y completa, no puede dejar fuera la reproducción de la FT, sin la cual no hay capitalismo. Sus frases la FT es un insumo esencial, más no es responsabilidad del sistema y “El capitalismo es un modo de producción… no una beneficencia” son absurdas. El interés general del capital lo obliga a asegurar la provisión de FT suficiente para su reproducción. Por ello se reglamentó el trabajo en las fábricas, se impusieron límites a la jornada de trabajo y se prohibió el trabajo infantil.

julioboltvinik.org