Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 14 de marzo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Es hora de elaborar un tratado que obligue a reducir su uso

Secundan ONG y académicos llamado de ONU para regular plaguicidas en México
Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Martes 14 de marzo de 2017, p. 33

Luego del llamado que hizo la relatora especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación, Hilal Elver, para que la comunidad internacional trabaje en un tratado vinculante que regule los plaguicidas peligrosos a lo largo de su ciclo de vida, en México se debe poner en marcha esa estrategia y promover la agroecología, en coordinación con las organizaciones de productores, academia y organismos no gubernamentales, sostuvo Fernando Bejarano, de la Red de Acción sobre Plaguicidas y sus Alternativas en México (Rapam).

Recordó que ya en 2015, el enfoque estratégico para la gestión de los productos químicos a escala internacional, que es un marco de política internacional voluntario para promover la seguridad química en todo el mundo, reconoció que los plaguicidas altamente peligrosos eran preocupantes y recomendó la sustitución de estas sustancias por productos sostenibles y poco tóxicos para la agricultura, como lo hacen las prácticas agroecológicas.

Este es el único mecanismo mundial que se ocupa de la gestión integral de los productos químicos y se prevé que finalice en 2020 sin haber logrado ninguna reducción significativa de los envenenamientos por plaguicidas, agregó.

Consideró que ha llegado el momento de poner en práctica la recomendación de la relatora especial de un tratado obligatorio para regular los plaguicidas peligrosos a lo largo de su ciclo de vida. En México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios es la responsable de autorizar o no un plaguicida, en consulta con las secretarías de Medio Ambiente y de Agricultura.

En tanto, la Red Internacional de Plaguicidas consideró que el informe de la relatora especial, presentado la semana pasada en la 34 reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, resalta la incapacidad de las empresas de la industria de los plaguicidas para rendir cuentas por ello.

El informe de la relatora recomendó un tratado obligatorio para generar políticas de reducción de uso de plaguicidas en todo el mundo, desarrollar un marco para la prohibición y eliminación así como promover la agroecología.

El uso intensivo de plaguicidas y fertilizantes, junto con el uso de semillas genéticamente modificadas, da como resultado una pérdida de calidad de los alimentos; por ello, la red internacional pidió que en el mundo se establezcan mecanismos vinculantes que promuevan los métodos agroecológicos de producción de alimentos para generar agroecosistemas sostenibles, viables y resilientes, sostuvo por su parte, Javier Souza, coordinador de la red en América Latina.