Política
Ver día anteriorViernes 5 de febrero de 2016Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Los padres temen que sea víctima de explotación sexual

Acusan a procuradora de Tlaxcala de no investigar desaparición de una niña
José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Viernes 5 de febrero de 2016, p. 7

Karla Romero Tezmol, de 11 años edad, desapareció la mañana del 13 de enero pasado cuando se dirigía a la escuela, en la comunidad San Pablo del Monte, Tlaxcala. Pese a las exigencias de sus padres, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) no abrió ninguna averiguación previa ni emitió la Alerta Amber, no obstante que le entregaron pistas de que el caso podría estar ligado a la trata de personas.

San Pablo del Monte, Tenancingo y Zacatelco ha sido señalados como uno de los principales corredores de trata de personas en el país.

Entre 2014 y 2015 se reportaron 185 casos de trata de personas en el estado de Hidalgo.

Ante la negativa de las autoridades de Tlaxcala a brindar ayuda a la familia, Olga Tezmol, madre de la menor, decidió acudir a instancias federales para continuar la búsqueda de su hija.

En conferencia de prensa en la Ciudad de México, señaló que en días recientes recibió llamadas telefónicas anónimas, mediante las cuales le dijeron que su hija era explotada sexualmente y que podía buscarla en los hoteles de La Catorce, en especial en el hotel del Río, en la ciudad de Puebla.

Explicó que al seguir esa pista la información fue filtrada, por lo cual el operativo se frustró y por este motivo consideró que agentes policiacos están coludidos o participan con bandas criminales.

Acompañada por representantes de varias organizaciones de derechos humanos y de búsqueda de familiares desaparecidos, Olga Tezmol acusó a la titular de la PGJE de Tlaxcala, Alicia Fragoso Sánchez, de actuar con negligencia, pues las autoridades de la entidad no iniciaron la averiguación previa correspondiente ni activaron la Alerta Amber, de acuerdo con el protocolo para casos de desaparición de menores de edad, a pesar de que existe la presunción que la menor es víctima de trata.