Opinión
Ver día anteriorViernes 5 de febrero de 2021Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Por la vida y la humanidad, contra el capitalismo
M

últiples iniciativas de organización y resistencia se están desplegando en los frentes de lucha de los pueblos, pese a la emergencia sanitaria de una pandemia que agrava, amplía y profundiza la crisis sistémica y civilizatoria del capitalismo. El primero de enero, en el 27 aniversario de la rebelión del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), centenares de colectivos de muy diversas identidades, causas y latitudes hicieron público un trascendente documento dirigido a los pueblos del mundo: a las personas que luchan en los cinco continentes, en el que destacan que, no obstante diferencias, antagonismos y distancias de toda índole posible, les unen los dolores de la tierra: la violencia contra las mujeres, la persecución y desprecio a los diferentes en su identidad afectiva, emocional, sexual; el aniquilamiento de la niñez; el genocidio contra los originarios; el racismo; el militarismo; la explotación; el despojo; la destrucción de la naturaleza (http://enlacezapatista.ezln.org.mx/ 2021/01/01/primera-parte-una-declaracion -por-la-vida/).

Coinciden, también, en el entendimiento de que es un sistema el responsable de estos dolores. El verdugo es un sistema explotador, patriarcal, piramidal, racista, ladrón y criminal: el capitalismo. Un sistema que no es posible reformar, educar, atenuar, limar, domesticar o humanizar. Estas premisas llevan a un compromiso de lucha, “en todas partes y a todas horas –cada quien en su terreno– contra este sistema hasta destruirlo por completo. La supervivencia de la humanidad depende de la destrucción del capitalismo. No nos rendimos, no estamos a la venta y no claudicamos”.

El escrito señala una certeza que da dimensión y alcances al movimiento en marcha: la lucha por la humanidad es mundial. Así como la destrucción en curso no reconoce fronteras, nacionalidades, banderas, lenguas, culturas, razas; así, la lucha por la humanidad es en todas partes, todo el tiempo.

Expresan su firme convicción por el respeto a la diferencia, dado que hay muchos mundos que viven y luchan en el mundo. En la diversidad de la humanidad está su semejanza, por lo que toda pretensión de homogeneidad y hegemonía atenta contra la esencia del ser humano: la libertad. Lo que permite avanzar no es imponer miradas, pasos, compañías, caminos o destinos, sino la escucha y mirada de lo otro que, distinto y diferente, tiene la misma vocación de libertad y justicia.

Por estas coincidencias, y sin dejar de ser lo que son, acordaron, en primer lugar, realizar encuentros, diálogos, intercambio de ideas, experiencias, análisis y valoraciones entre quienes nos encontramos empeñados, desde distintas concepciones y en diferentes terrenos, en la lucha por la vida. En segundo término, deciden que estos encuentros y actividades se realicen en los cinco continentes, iniciando por el europeo, durante los meses de julio, agosto, septiembre y octubre de este año, con la participación directa de una delegación mexicana conformada por el CNI-CIG, el Frente de Pueblos en Defensa del Agua y de la Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala, y el EZLN.

Por último, los y las convocantes invitan “a quienes comparten las mismas preocupaciones y luchas parecidas, a todas las personas honestas y a todos los ‘abajos’ que se rebelan y resisten en los muchos rincones del mundo, a que se sumen, aporten, apoyen y participen en estos encuentros y actividades; y a que firmen y hagan suya esta Declaración por la Vida”.

En la quinta Asamblea del Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno, realizada a finales de enero, resultó un pronunciamiento, en el que apoyan esta Declaración por la Vida, comprometiéndose a fortalecer sus luchas por esta defensa de la vida en sus territorios, y abriendo la escucha, la organización y la palabra con [email protected] [email protected] de México y el mundo que luchan contra el sistema capitalista y patriarcal con el objetivo de desaparecerlo. Asimismo, acuerdan: 1. Participar en la gira por Europa y en las de Asia, África, Oceanía y América; 2. Realizar acciones contra los megaproyectos y en memoria de Samir Flores Soberanes, a dos años de su asesinato, y 3. Exigir el cese al ataque y el hostigamiento a las comunidades zapatistas, así como demandar la libertad inmediata de sus presos políticos en varias entidades y la aparición con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Por su parte, quienes integraron la Asociación Civil que apoyó a la vocera Marichuy en su campaña para una candidatura independiente a la Presidencia de la República, conformaron el colectivo de apoyo al CNI-CIG-EZLN: Llegó la Hora de los Pueblos, que busca acompañar sus acciones en defensa de la vida con paz, justicia y dignidad, y debido a la continuidad del proceso de recolonización de los territorios, mediante megaproyectos, militarización y paramilitarización ( La Jornada, 1/2/21).

El fantasma de Chinameca se apareció en Huexca, Morelos.