Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 29 de enero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Son buenos consumidores de información, pero no tanto para crearla, afirma experta

Estudiantes de la UNAM, sin habilidades para aplicar tecnologías al aprendizaje
 
Periódico La Jornada
Lunes 29 de enero de 2018, p. 34

Aunque la mayoría de los estudiantes de nuevo ingreso en bachillerato y licenciatura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tienen computadoras y saben usar dispositivos móviles, e incluso acceden a las redes sociales, todavía tienen mucho que aprender sobre la utilización de las tecnologías aplicadas al aprendizaje.

Según los resultados del Ticómetro 2017, instrumento que evalúa cada año las habilidades digitales de los universitarios de nuevo ingreso, los jóvenes son buenos consumidores de información, pero carecen de las habilidades para procesarla y darles un uso potencial para el aprendizaje.

“En el procesador de texto salen más o menos, pero el ‘coco’ de todo el mundo es la hoja de cálculo; ahí salen siempre con una evaluación muy baja, y eso es interesante conocer e identificar, porque actualmente casi todas las carreras deben usar procesamiento numérico”, señala Marina Kriscautzky Laxague, coordinadora de Tecnología para la Educación [email protected] Puma.

La investigadora explica que la tarea de [email protected] Puma, instancia creada en 2008, es precisamente promover el desarrollo de las habilidades digitales en toda la comunidad universitaria, entre docentes y alumnos, para la cual es necesario contar con un diagnóstico preciso de este tipo de conocimiento.

Esta ha sido la finalidad del TICómetro, cuestionario aplicado cada año a los universitarios de nuevo ingreso.

En entrevista, explicó las principales conclusiones: “Saben cosas, sí, por supuesto, sobre todo usar dispositivos móviles y redes sociales, pero donde tienen muchas oportunidades –no quiero decir deficiencias– y deberían aprender en la universidad es en el uso de las herramientas para procesar la información”.

Explica que estos resultados muestran que los jóvenes son buenos consumidores de información, pero no tanto para crearla. Por ejemplo, saben utilizar medianamente el procesador de texto, pero no la hoja de cálculo. “Ese es su ‘coco’, como lo es también la edición de video, porque no es solamente apretar el botón de grabar, sino producirlo, meterle cosas; esas son palabras mayores para los jóvenes”, añadió la investigadora Kriscautzky.

El uso de la tecnología no garantiza su apropiación en términos de saber hacer, resolver problemas y contar con los códigos culturales necesarios para interactuar en la sociedad de la información, y el sólo hecho de ser jóvenes no los convierte en expertos en tecnología o nativos digitales, se destaca en una parte de las conclusiones del TICómetro 2017, instrumento que evalúa cuatro temas: procesamiento y administración de la información, acceso a ésta, seguridad y comunicación y colaboración en línea.

[email protected] Puma se ha enfocado de manera particular en la capacitación de los profesores, pues ellos deben ser los agentes de cambio y aumentar sus habilidades tecnológicas para que incorporarlas al proceso de enseñanza y en los contenidos académicos de sus respectivas disciplinas en las que ellos son los expertos.

Sólo en el último año mil 250 profesores fueron capacitados en el uso de tecnologías de la información y comunicación (TIC) en el aula, mediante talleres y diplomados impartidos en los nueve planteles de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP), los cinco del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), 11 facultades, dos escuelas y dos institutos, según el informe más reciuente de [email protected] Puma.