Política
Ver día anteriorSábado 30 de septiembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
19/S: El dolor y la esperanza

Se requerirán más de los $38 mil millones previstos por Peña Nieto, asegura

AMLO propone cancelar el NAICM y destinar recursos a reconstruir viviendas
Andrea Becerril
 
Periódico La Jornada
Sábado 30 de septiembre de 2017, p. 19

El presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, consideró insuficiente la estimación del gobierno federal de que la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos requerirá 38 mil millones de pesos. Dijo que se requerirá mucho más y pidió no echar en saco roto su propuesta de cancelar el proyecto de construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México.

Dijo que se trata de una obra faraónica, con un costo de 200 mil millones de pesos, que de todos modos cancelaría al otro día de ganar las elecciones, en 2018, ya que no hay garantías de que funcione porque se construye en una zona de hundimientos.

En un mensaje a través de su cuenta de Facebook, el político opositor precisó que están pendientes de recaudación los recursos para los damnificados que donará Morena mediante un fideicomiso administrado por escritores, intelectuales y otras personalidades. Ya se han depositado 14 millones y el compromiso es llegar a 103 millones –con 50 por ciento del financiamiento público que recibe– pero ello, dijo, es sólo un granito de arena para el apoyo que requieren los damnificados.

López Obrador expuso que por eso le extrañó mucho que el presidente Enrique Peña haya calculado en 38 mil millones de pesos el costo de la reconstrucción. Se me hace poco porque hay que construir miles de viviendas, rehabilitar infraestructura, construir escuelas, hospitales. Hay que hacer caminos, puentes. En fin, es poco lo destinado a este propósito; va a costar más.

Pidió que se valore su propuesta de eliminar el proyecto del aeropuerto de la Ciudad de México y, en su lugar, construir dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía –ubicada en Zumpango–, que costaría 60 mil millones de pesos y significaría un ahorro de 140 mil millones de pesos, que podrán destinarse a reconstrucción.

El actual aeropuerto está saturado, dijo, pero el problema se resuelve al construir pistas nuevas en el aeropuerto de Santa Lucía, que tiene 3 mil hectáreas, mientras la terminal actual sólo cuenta con 600 hectáreas. La distancia entre ambos es de 35 kilómetros, pero pueden comunicarse con una vía confinada.

El líder de Morena hizo notar que el nuevo aeropuerto estaría terminado hasta 2020 y, entonces, además se tendrían que cerrar dos aeropuertos: el actual y el de Santa Lucía, por interferencia aérea. No estamos para esos gastos, esos derroches.

El presidente de Morena advirtió que insistirá en que se cancele la obra. Estamos a nueve meses de las elecciones y nos va a tocar a nosotros resolver, porque es muy probable que ganemos en 2018, y quiero actuar con responsabilidad, no quiero que nadie se llame a engaños, agregó. En ese sentido, detalló que al otro día del triunfo de Morena, hablaría con Peña Nieto para cancelar la obra y, para no desperdiciar lo ya invertido, propondrá que el terreno en que se construye la base de cimentación del nuevo aeropuerto, se destine a instalaciones del Ejército.