Opinión
Ver día anteriorJueves 21 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Dinero

México en riesgo de quiebra, aseguran en Europa

El fantasma de la gran crisis de 1995

Ganga electorera: dólares a $12.95

A

l mismo tiempo que Inegi acusaba ayer el desplome de la economía en el primer trimestre del año, (el segundo trimestre se anticipa peor por la fantasmal epidemia), el principal diario financiero de Alemania, Handesblatt, anunciaba que México se encamina a la quiebra. Esta publicación –asociada en contenidos a The Wall Street Journal– es el espejo de lo que piensan los hombres de negocios. Contrasta con el optimismo de Julio de Quesada, titular del Consejo de Empresas Globales, quien anunció ayer ante Felipe Calderón que un grupo de trasnacionales –no dijo cuáles– invertirán 6 mil 300 millones de dólares este mismo año para crear 27 mil 300 empleos directos e indirectos. La próxima Navidad veremos si cumplieron. Dice Handesblatt: “Todos los indicadores económicos van en picada. Las importaciones y exportaciones caen al nivel de 2006, las inversiones directas extranjeras bajan al de 1999. Las transferencias del extranjero –petróleo y turismo– están a la altura de 1996. El déficit en empleos será tan alto como en 1995”. Concluye que es posible que en los próximos meses se pierda el grado de inversión, lo que sería la señal para desatar una fuga de capitales masiva.

¿Puede quebrar un país?

Con todo el sombrío panorama que pinta Handesblatt, el Inegi informa que las cosas todavía están peor. Su reporte del primer trimestre del año –la información aparece desplegada ampliamente en la edición de hoy de La Jornada– confirma que de la etapa de estancamiento de los primeros años del panismo hemos pasado a un descenso en picada. ¿Puede quebrar un país? No es una empresa privada, por tanto, no aplican las reglas de una bancarrota comercial. Pero un gobierno sí puede llegar a un extremo parecido, sumamente crítico, como ocurrió en los sexenios de Ernesto Zedillo y Miguel de la Madrid. El presidente de la frágil palabra se vio forzado a suspender el pago de la deuda externa. Zedillín estuvo a punto de dejar de pagar los tesobonos, pero lo rescató –a un precio altísimo– el presidente Clinton. Ambas crisis dejaron una huella profunda, perduran las heridas. Ya entregadas las empresas estratégicas de la nación, y los bancos en manos de extranjeros, ¿con qué moneda se pagará en la crisis del calderonismo? ¿Con las penínsulas de Yucatán o Baja California?

Ganga

Resulta increíble que en estos momentos el peso se revalúe, pero se trata de una ganga electoral: ayer el público pudo comprar dólares a $12.95. En Hacienda olvidaron que al presentar en la Cámara de Diputados las bases del siguiente presupuesto dijeron que la cotización promedio de 2010 será de $14.60. Así que lo de hoy tiene la traza de una ganga electorera. De paso se llevaron al baile –ooootra vez– la mentada autonomía del Banco de México. Parece que convencieron a Guillermo Ortiz de que ayude al PAN a conseguir votos. Sólo falta que haga un espot como el de Iridia Salazar. Por cierto, ya había hecho su debut en la revista Max con unas fotos sexys. ¿Cuánto cobró entonces y ahora? Sólo por curiosidad.

[email protected] Populi

Asunto: pronto pago

El pronto pago de facturas, como lo propone Fernando E. Romo Giraud, de Toluca, por parte de los gobiernos en sus tres niveles, no solamente enfrenta al burocratismo, como tú le contestas, sino a los intereses ocultos. Las áreas de finanzas autorizan pronto pago a quienes por debajo del agua aceitan la maquinaria. Oficializar un pronto pago mermaría esta fuente inagotable de ingresos para los favorecidos en el cargo.

Dr. Leonardo Moctezuma/Cocoyoc

R: Absolutamente. Ya lo acaban de confirmar Ahumada, Madrazo y el rajón: la corrupción es el lubricante que mueve al gobierno y chorrea desde mero arriba.

Asunto: la otra salida

Por fin se agradece a Carstens que reconozca abiertamente que estamos frente a una crisis de magnitud no vista desde hace muchos años. Sus palabras echan por tierra las frases optimistas de Calderón de hace unos días. Bien, tenemos un problema de recaudación extremadamente severo. El secretario plantea tres salidas posibles: 1) Aumentar impuestos. En una recesión es una medida totalmente inapropiada, pues lejos de estimular la demanda, la deprime. 2) Reducir gastos. Sería bienvenida, sobre todo en materia de gasto corriente: compensaciones a funcionarios, celulares, viajes, asesores, autos, choferes, guaruras, papelería, energía, etcétera. 3) Tomar más créditos. La desventaja de esta medida es que reduce liquidez futura por el pago de intereses. Sin embargo, Carstens no comentó nada acerca de los compromisos adquiridos a través del Fobaproa/IPAB (terrible herencia de Zedillo); es imperativo obligar a los bancos a renegociar la deuda. Son momentos gravísimos y desgraciadamente el gobierno no tiene en mente el bienestar del país, sus prioridades son otras.

Rafael Islas/Distrito Federal

R: Claro que sí, existe la puerta número cuatro: moratoria al Fobaproa en vez de sacrificar a empresas y familias mexicanas.

Asunto: los deducibles

Se me ocurre que en vez de subir el IVA se elimine, por la emergencia económica, la deducibilidad de gastos en el cálculo de los impuestos, mucha gente pondrá el grito en el cielo, pero el señor de Hacienda podría decirles que es por el bien de México.

Laura Quiroz/Distrito Federal

R: Mmmm. No es tan buena idea. Las familias se benefician con la devolución de una pequeña parte de la carga fiscal porque se les permite deducir gastos médicos, dentales, hospitalarios.