Opinión
Ver día anteriorMiércoles 15 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Dinero

Sopa de números de la refinería

Afores revelarán lo que han perdido

El supuesto apoyo a los desempleados

C

uando Vicente Fox propuso el año 2006 instalar una refinería en Centroamérica calculó su precio en cinco mil millones de dólares, los conocedores dijeron que era una barbaridad, alguna mañosada tenía en mente. En abril de 2007 la secretaria de Energía, Georgina Kessel, lo recalculó entre 7 y 8 mil millones. Cuando se discutía la reforma energética Calderón lo estimó en 7,500. Ayer Reyes Heroles dio a conocer el presupuesto oficial: 10 mil millones de dólares. Obviamente, no están hablando exactamente de la misma refinería, su precio varía en relación a su capacidad, pero sería aconsejable que explicaran cómo en sólo tres años el precio se disparó al doble. Por otro lado, el valor de las importaciones de gasolina el año anterior sumó 15 mil millones de dólares. Se necesitan 4 refinerías para remplazar el combustible extranjero. El gobierno calderonista se decidió por Tula, Hidalgo, para instalar el nuevo centro de refinación, con un propósito técnico pero también político: agradar al cártel del PRI. Necesitará su apoyo –¿o silencio cómplice?– para justificar el préstamo del FMI que vino a doblar la deuda externa del país.

Afores

En semanas anteriores estuve publicando las airadas protestas de los trabajadores afiliados a las afores porque les llegó un estado de cuenta simplificado que ocultaba maliciosamente el dinero que perdieron los administradores por sus malos manejos en mercados bursátiles. Hubo un silencio cómplice de diputados y senadores, al igual que de los líderes de los sindicatos charros. Las afores están agrupadas en la Amafore, que actúa como cabildera de sus intereses. La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro a cargo de Moisés Schwartz –autorizó el ocultamiento de la información– anuncia que expedirá nuevos formatos de estados de cuenta, que obligan a reportar el saldo anterior y actual de la cuenta individual, los rendimientos o minusvalías, y las comisiones que cobran. Después de niño ahogado…

Temblorina

Mientras fueron mexicanos –mafiosos y personas inocentes– las víctimas de la narcoviolencia, las autoridades se refugiaron en cumbres de seguridad y declaraciones optimistas para disimular su ineficacia, o algo peor. Posiblemente las cosas seguirían igual pero el negocio se extendió al sector de la exportación y la violencia comenzó a desbordarse al lado americano. Se molestaron las autoridades del poderoso vecino que estrena gobierno y quiere demostrar a sus ciudadanos que tiene el control. Y de repente resultó que nuestros funcionarios tenían un guardadito de varios centenares de millones de pesos para pagar recompensas por la captura de los mafiosos. Y ya han caído dos o tres importantes, no los más importantes, a tanto no se han atrevido. Ya sabemos cuál es la fórmula: olvidémonos de cumbres y discursos, y que sigan viniendo a México las señoras Clinton y Napolitano y el señor Obama.

[email protected] Populi

Asunto: el ‘Estado fallido’

Acá en el ISSSTE no funciona precisamente una outsourcing, sin embargo, pareciera que sí. Con la aceptación de la subdirección de administración del SuperISSSTE, los servicios subrogados contratados (limpieza, vigilancia, etcétera) desde el 2007, no han brindado a sus trabajadores seguridad social y los salarios son miserables, aprovechándose del problema del empleo que existe en nuestro país y los materiales que proporcionan –en el caso de limpieza– son de ínfima calidad, no se entregan en su totalidad a pesar que forman parte de un contrato multianual y los líquidos: cloro, cera, aromatizante, y demás, están conformados con un 95% de agua. Cuando un trabajador cubre el turno de algún compañero solamente le pagan $50.00 por 7 horas adicionales. En el renglón de vigilancia, contratan personal sin tener formación ni capacitación y no se les proporcionan uniformes, en caso de enfermedad cada quien debe cubrir por su cuenta el servicio médico.

Grupo trabajadores del ISSSTE

R: ¿Personal subcontratado por el ISSSTE y no tiene servicios médicos? Inaudito. Lo que narran demuestra que el ‘Estado fallido’ sí existe: en el ISSSTE gobierna la miss Gordillo.

Asunto: notaría chambona

En diciembre de 2004 adquirí un préstamo hipotecario con Serfin y al no recibir escrituras de la Notaría 121 del Distrito Federal, pedí ayuda al funcionario del banco, Alejandro Gómez, asignando a Cibergestión. Tampoco avanzó el trámite. Como pude decidí pagar todo en junio del año pasado y hoy el abogado de la notaría, Alberto Espíndola, le informó a Paulina Sigüenza, de Cibergestión, que mi testimonio ya está en el Registro Público de la Propiedad, pidiéndome esta señorita Sigüenza que presione a la notaría para que recabe y me entregue el documento. ¿Dónde está la responsabilidad del banco? Es obvio que escogió mal a esta notaría. Si yo hubiera fallado tan sólo una mensualidad, no habría piedad conmigo. ¿Sabes qué tiempos manejan en el registro?

Margarita Amalia Chávez Alvear

R: El responsable de la Notaría 121 es Amando Mastache. Según esto se han invertido un montón de millones de pesos en modernizar el Registro Público de la Propiedad, ¿por qué brinda tan mal servicio al público?

Asunto: el apoyo a los desempleados

Hace casi un año dejé de trabajar, ahora el trabajo que tengo es bastante irregular, por lo que solicité hacer uso de mi ahorro para el retiro en la afore Banamex. En mi estado de cuenta de diciembre pasado, el saldo era de $279,574, que quizá para este mes ya ha bajado gracias a los movimientos que han hecho nuestros ‘ilustres’ administradores. Ayer me pagó Banamex el apoyo por desempleo, lo que ellos llaman solicitud de retiros beneficiarios, fueron $15,062. Me imagino que después de este pago no existirá otro más hasta que encuentre trabajo. ¿Usted sabe cuál sería el próximo paso?

Ing. Adrián Gómez Torres

R: No hay próximo paso en cuanto a retirar más dinero de su cuenta, sino hasta que se jubile. Creo que le dieron menos de lo que le correspondía.