Mundo
Ver día anteriorLunes 6 de agosto de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Hay seis detenidos por el atentado

Tras intento de magnicidio Maduro inicia contraofensiva

Militares apoyan al mandatario y repudian la barbarie

Foto
▲ El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López (al centro), rodeado por el alto mando militar, ofreció ayer una conferencia de prensa en Caracas, un día después del ataque con drones cargados de explosivos durante un desfile militar.Foto Afp
Afp, Ap, Xinhua y Sputnik
 
Periódico La Jornada
Lunes 6 de agosto de 2018, p. 22

Caracas

Tras el intento de magnicidio, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, comenzó ayer una contraofensiva respaldada por las fuerzas armadas, que repudiaron la barbarie y calificaron el atentado de acto criminal, terrorista, al tiempo que se anunció la detención de seis personas por su presunta participación en el ataque del sábado.

Permanecemos incólumes y aferrados a las convicciones que nos caracterizan, apoyando de manera incondicional y con irrestricta lealtad a nuestro comandante en jefe, afirmó el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, flanqueado por el alto mando militar de Venezuela, durante una conferencia.

Tildó la agresión ocurrida durante la conmemoración de los 81 años de la Guardia Nacional Bolivariana, de oprobioso intento de magnicidio que buscaba un cambio de gobierno mediante mecanismos no constitucionales. Añadió que lo ocurrido ayer ha tocado un extremo muy peligroso, pues iba dirigido contra los líderes principales del gobierno, además del presidente.

Padrino detalló que los dos drones DJI M600 usados para el ataque, cada uno cargado con un kilo de explosivo C-4, fueron neutralizados por la guardia presidencial con inhibidores de señal. Uno cerca de la tarima en la que estaba Maduro junto con su esposa, Cilia Flores, y varios altos funcionarios; el otro perdió el control y chocó contra un edificio cercano a la avenida Bolívar donde se realizó el acto.

Estos incidentes también fueron atestiguados por residentes de esta capital. Aseguró que las fuerzas armadas, junto con los órganos de seguridad del Estado, conducirán las investigaciones para determinar la autoría de los hechos. Además, confirmó que siete militares resultaron heridos durante la operación, de los cuales tres de ellos continúan con un pronóstico reservado.

Horas más tarde, Néstor Reverol, ministro de Interior y Justicia, calificó el hecho de un delito de terrorismo y magnicidio en grado de frustración. Reveló que han arrestado a seis terroristas y sicarios.

Añadió que se identificaron los supuestos autores materiales e intelectuales en y fuera de Venezuela, por lo que no descartó más detenciones. Además, se incautaron varios vehículos y fueron allanados algunos hoteles de la capital.

Aseveró que un detenido tenía orden de captura por el ataque el 6 de agosto de 2017 contra el fuerte militar de Paramacay, en la ciudad de Valencia, donde 20 hombres se enfrentaron con los custodios. Otro fue detenido por participar en las protestas antigubernamentales contra Maduro en 2014 y recibió un beneficio de libertad procesal.

El fiscal general, Tarek William Saab, dijo a CNN que este lunes revelará las identidades de los detenidos y agregó que tendrán una sanción implacable, mientras el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, dijo a la agencia de noticias rusa Sputnik que el atentado se preparó en seis meses.

Maduró tuiteo ayer: Agradezco a los pueblos y gobiernos del mundo que se han pronunciado contra el atentado contra mi vida. Venezuela seguirá transitando la senda democrática, independiente y socialista. El Sindicato de Periodistas de Venezuela reportó que más de 10 empleados de los medios fueron detenidos, entre los que figuran periodistas extranjeros. El mandatario responsabilizó del ataque a la ultraderecha, a su par de Colombia, Juan Manuel Santos, y a grupos financistas en Estados Unidos y advirtió: ¡Máximo castigo! No va a haber perdón.