Estados
Ver día anteriorDomingo 5 de agosto de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Seguirán hundimientos de viviendas en Chalco

La zona es inhabitable; no debieron edificar 7 unidades ahí, señalan expertos

Foto
▲ Vecinos de la unidad habitacional Villas de San Martín, en Chalco, estado de México, abandonaron sus viviendas desde 2009 debido a hundimientos y grietas provocadas por una falla geológica.Foto Cortesia de Diana Ramón
René Ramón
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 5 de agosto de 2018, p. 25

Chalco, Méx.

Desde 2009, la vivienda de Claudia, ubicada en la unidad habitacional Villas de San Martín de este municipio, se fracturó a causa de la aparición de grietas en el subsuelo. Ella y otros vecinos han manifestado que siguen desamparados porque la constructora y las autoridades no se ha responsabilizado por los daños.

Hace unos días aparecieron nuevos socavones y más domicilios se agrietaron, por lo que de nuevo llamaron a Carlos Vargas Cabrera, especialista en temas geológicos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien ha dado seguimiento al caso y afirma que la zona no es habitable.

El peso de la zona urbana, la extracción de agua potable, la lluvia, el peso dinámico (el tránsito de vehículos pesados) provocan el movimiento del suelo. No debieron haber construido unidades como El Llano, Héroes de Chalco, Hacienda Guadalupe, Hacienda San Juan, El Cupido, Pueblo Nuevo y Villas San Martín, advierte.

Vargas Cabrera ayer realizó un recorrido con los afectados, a quienes les advierte que los hundimientos continuarán porque se sigue expandiendo la falla geológica donde hoy hay miles de casas en esas seis unidades habitacionales.

Para la empresa es más fácil comprar un abogado que nuevas casas. Esa es la respuesta que empleados de la inmobiliaria Davivir nos han dado estos años ante los reclamos. Abandonamos nuestros hogares por daños estructurales. Es injusto, pago 2 mil 400 pesos al mes en la renta de otra vivienda”.

Un dictamen que nos dio Protección Civil determinó que la pérdida de las casas era total y la zona era inhabitable (la cual históricamente fue la cuenca lechera de Chalco). Ante el riesgo de un desplome, varios domicilios fueron abandonados, pero nuestros créditos siguen vigentes ante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, acusa Claudia.

Es un fenómeno regional, no lo vamos a detener con varilla o concreto. Se pensó en 2009 que era una fractura, hoy se puede asegurar que es una falla geológica y hemos advertido a autoridades municipales que esto no es un terreno para uso habitacional porque sigue agrietándose el suelo, dice Vargas Cabrera.

Los perjudicados acusan que no han sido escuchados, al contrario, usaron la fuerza pública para sacarlos de los terrenos donde se abrió una grieta de mayor profundidad, y en la cual autoridades de los tres niveles de gobierno de aquel entonces permitieron la edificación de más viviendas.

En 2012 instalamos puntos de control para medir los movimientos, pero el presupuesto se acabó. Se tiene que retomar el estudio para demostrar que todo el terreno se sigue moviendo. Las autoridades menosprecian una investigación geológica y ahora actúan como reparadoras, pues rellenan y ponen pavimento en los socavones, pero no atienden la problemática de raíz, acusa el especialista de la UAM.

Hace unos días los afectados protestaron en las casetas de cobro de la autopista México-Puebla y el libramiento a la vía México-Cuautla porque ya son nueve años de espera y en vez de atender el problema sigue la construcción de viviendas por las inmobiliarias Davivir, Casas Geo y Sadasi.