Cultura
Ver día anteriorMiércoles 18 de julio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Devela periodista un nuevo Cabrera Infante
Foto
▲ Cecilia Treviño reúne en Una isla por otra, libro publicado por la UANL, sus charlas con el autor cubano Guillermo Cabrera Infante.Foto Greta Flores-Treviño
Mónica Mateos-Vega
 
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de julio de 2018, p. 4

Un Guillermo Cabrera Infante (1929-2005) sin caretas, generoso, sorprendentemente risueño, pero mordido hasta la locura por la nostalgia por su tierra, se revela en el libro Una isla por otra, de la periodista regia Cecilia Treviño.

Publicado por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), reúne las entrevistas que la autora hizo al escritor cubano en Londres durante 16 años, cuando fue corresponsal de varias agencias informativas y diarios como El Porvenir, de Monterrey, y La Jornada.

Este material, en opinión del filólogo peruano Fernando Iwasaki –quien escribe el prólogo–, no tiene desperdicio, porque ilumina mejor diversas áreas del trabajo de escritor, crítico de cine y ensayista de Cabrera Infante, premio Cervantes 1997.

Diálogo sin corazas

En 1989, Treviño realizó su primera entrevista a un autor que desde finales de los años 60 del siglo pasado había dejado Cuba y la dirección del Consejo Nacional de Cultura de ese país para residir en la capital británica.

Se publicó en El Porvenir y se tituló, precisamente, ‘‘Una isla por otra’’. Desde ese momento la relación de la reportera con el autor y su esposa, la actriz Miriam Gómez, fue cercana.

‘‘Hubiera preferido, por mi ambición periodística, mantener distancia, pero al final no se pudo sostener. La vida nos fue llevando, una entrevista tras otra, y luego él a veces se portaba como un padre”, recuerda.

En charla con La Jornada, la autora de Una isla... explica que tardó 20 años en decidirse a publicar su material con el escritor cubano, ‘‘porque pensaba que esa forma tan paternal y cercana con la que me hablaba me haría quedar como una tonta, porque a veces él era quien cuestionaba: ‘¿por qué me preguntas eso?’

‘‘Ahora, gracias a la distancia y el tiempo, veo que las entrevistas tienen una frescura, como dijo Miriam Gómez, que no tenía con nadie, porque hablaba conmigo sin corazas, hasta se reía.

‘‘Esa cercanía muchas veces jugaba en mi contra. Cuando le dieron el Cervantes y llegué a entrevistarlo me dijo: ‘tú espérame tantito, además te vas a quedar a cenar’, y le respondí: ‘pero si me tengo que ir a escribir la nota’.

‘‘Al final fue mi mentor, muy generoso. Mi familia y yo tuvimos muchísima suerte de conocerlo; él y su esposa, Miriam, fueron muy humanos, nos ayudaron a establecernos en Londres.”

Treviño dice que el trabajo literario del autor de Tres tristes tigres fue la nostalgia, ‘‘pero eso lo afectó sicológicamente, incluso le aplicaron electrochoques porque tuvo problemas mentales, de los cuales escribió hace 25 años con una apertura que apenas estamos viendo.

‘‘Generó una gran obra que aún no asimilamos del todo; nadie ha hecho nada que se parezca a lo que él nos dejó: libros llenos de aire, como él decía, que rescatan la oralidad”, concluye Treviño.

El libro Una isla por otra: entrevistas con Guillermo Cabrera Infante, que incluye fotos inéditas proporcionadas por Miriam Gómez, se presenta hoy a las 19 horas en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario de la UANL, en Monterrey.