Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 21 de junio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se busca proteger el líquido

El levantamiento de la veda no privatiza el agua; es un malentendido: WWF México

Se beneficiará al medio ambiente y también a más de 45 millones de mexicanos, dice Eugenio Barrios

Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Jueves 21 de junio de 2018, p. 35

Las reservas de agua son un logro legítimo de la ciudadanía y de la sociedad, además es un modelo mexicano que lleva un desarrollo de 12 años y que el mundo está volteando a ver para tomarlo como ejemplo en la protección del recurso en el futuro, aseguró Eugenio Barrios Ordóñez, director del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) México.

En entrevista con La Jornada, el ambientalista expuso que es lamentable que no se entienda lo que se hizo, porque fue una acción para proteger el líquido, añadió que la reserva de agua tiene un fundamento técnico y ecológico, es más robusta que la veda, la cual es más débil en cuestión ecológica.

WWF México expone en su página electrónica que las reservas de agua son un instrumento diseñado para proteger el caudal ecológico de las cuencas y asegurar los beneficios que los ecosistemas nos ofrecen a todos. Agrega que las reservas de agua no representan de ninguna manera la privatización del recurso ni la extinción de ningún derecho al uso vigente. Por el contrario, establecen claramente volúmenes del líquido que deberán quedar intactos para la biodiversidad, lo que redundará en beneficio de todos, empezando por las comunidades rurales e indígenas.

Barrios Ordóñez remarcó que la WWF es una organización global, ampliamente reconocida y asesoró a la Conagua para calcular en nuestro país su capacidad hídrica, por lo que se considera una autoridad en la materia, además es apartidista y trabajará con el gobierno que venga, porque esto no es un asunto de política, sino de vida.

Detalló que en el diseño de este mecanismo trabajaron biólogos, hidrólogos, geohidrólogos y especialistas en agua, e insistió en que esto es para la protección ecológica del caudal y para consumo humano. Fue específico al decir que esta protección determina que esa agua debe permanecer en los ríos y nadie puede tocarla; es lo contrario a la privatización.

Foto
▲ El modelo mexicano es observado a nivel internacional. No representa la extinción de ningún derecho al uso vigente y asegura los beneficios de los ecosistemas, afirma el representante en México del Fondo Mundial para la Naturaleza, Eugenio Barrios.Foto José Carlo González

Al levantar la veda se emitieron los decretos de reserva de agua, lo que no da oportunidad a que nadie se apropie del líquido; añadió que este tema debe estar fuera de la política y calificó lo ocurrido como un malentendido. La WWF detalló que los decretos anunciados por el gobierno de México el pasado 5 de junio, junto con los emitidos previamente desde 2014, establecen la creación de reservas de líquido en 295 cuencas del país, lo que no sólo beneficiará al medio ambiente, sino a más de 45 millones de mexicanos.

Del volumen total de agua en estas casi 300 cuencas 70 por ciento en promedio, o hasta 93 por ciento para algunos casos, queda protegido para el ambiente, por lo que no puede ser extraído para ningún tipo de uso.

Barrios gregó que uno por ciento queda reservado para asegurar el abastecimiento por el crecimiento de la población al año 2070 en las ciudades listadas en cada decreto, y que en la actualidad ya cuentan con agua. Esto imposibilita la realización de trasvases entre ciudades; sólo 3 por ciento, en algunos casos, del total del líquido restante es susceptible de ser concesionado por el gobierno para cualquier actividad, bajo instrumentos diferentes a las reservas y mediante los procedimientos establecidos en la legislación vigente.

La WWF se suma a la petición ciudadana para que este proceso se lleve a cabo de forma transparente, con rendición de cuentas.