Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 13 de junio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Potabilizadoras, sin tecnologías para aguas profundas
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de junio de 2018, p. 37

La mayoría de las potabilizadoras que existen en el país están hechas para tratar aguas superficiales, y se ha dejado de lado el manejo de aguas profundas, que en muchas ocasiones están acompañadas de materiales pesados, se dijo en la Primera Conferencia Internacional sobre Tratamiento Sostenible de Agua Usando Nanomateriales.

En el evento, realizado en la sede del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), se alertó que en los próximos años será un reto abastecer a las poblaciones de agua potable, pero lo que ya es un desafío a atender es la calidad del vital líquido, ya que las fuentes de donde es extraído son cada vez más profundas y requieren la aplicación de tecnologías diferentes.

Durante la inauguración del evento, Noé Hernández Cruz, subgerente de Tratamiento de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), dijo que las tecnologías existentes para el tratamiento y saneamiento del agua tienen cerca de 50 años de existencia, por lo que en su mayoría resultan casi obsoletas, sobre todo si se considera que el problema de contaminación ha cambiado radicalmente.

De esta forma, se mencionó que la disponibilidad del agua se reduce en su volumen y calidad, generando dos limitantes que solamente el desarrollo tecnológico puede apoyar a resolver.

El Cinvestav informó que el objetivo de la conferencia es reunir a investigadores nacionales e internacionales, líderes en el tratamiento de agua a partir de nanotecnología, así como el manejo y aprovechamiento de energía termosolar, fotovoltaica y fotocatalítica, para la sustentabilidad del proceso.

El encuentro sirvió para presentar el Laboratorio de EcoNonanoEnergía (LENE), realizado a través del fondo sectorial Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología-Secretaría de Energía y que tiene su sede en el Cinvestav. Una tarea de este proyeto es ofrecer una solución tecnológica para el tratamiento de agua contaminada con metales pesados, específicamente arsénico, cadmio y cromo.