Mundo
Ver día anteriorJueves 17 de mayo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Comité de Inteligencia confirma a Haspel, vinculada a casos de tortura, para dirigir la CIA

Sí hubo injerencia rusa para favorecer a Trump: senadores

Declaración financiera del magnate confirma que rembolsó a su abogado el pago a actriz porno

Foto
Unos 20 mil maestros de Carolina del Norte realizaron ayer un paro de 24 horas, sumándose al movimiento magisterial que pugna por incremento salarial, mejores condiciones de trabajo y aumento al presupuesto para escuelas públicas, surgido hace meses en cinco entidades estadunidenses. La imagen, afuera del Capitolio local, en Raleigh, la capital del estadoFoto Afp
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 17 de mayo de 2018, p. 24

Nueva York.

Nutriendo los torbellinos de sospecha y controversia que marcan el régimen de Donald Trump, senadores concluyeron este miércoles que los rusos intervinieron en el proceso electoral presidencial para favorecer al entonces candidato republicano, y, por otro lado, se confirmó que el presidente reembolsó más de cien mil dólares a sus abogado privado por pagos a terceros (todo indica que para la estrella de porno Stormy Daniels), todo esto mientras una funcionaria que participó en un programa de tortura está a punto de ser ratificada como directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

El Comité de Inteligencia del Senado rompió este miétrcoles con la versión de su contraparte en la Cámara de Representantes al emitir un informe interno, junto con decenas de miles de documentos sobre su investigación, concluyendo que los rusos sí intervinieron en la elección presidencial de 2016 para favorecer a Trump. Declararon como precisas las conclusiones de la comunidad de inteligencia, al reiterar que el esfuerzo ruso fue extenso, sofisticado y ordenado por el propio presidente (Vladimir) Putin con el propósito de ayudar a Donald Trump y dañar a Hillary Clinton.

Esta conclusión contradice la del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes emitida el mes pasado, que criticó a la comunidad de inteligencia por su determinación de que los rusos favorecieron a Trump. Esta conclusión fue elogiada por Trump, quien siempre ha insistido que no lo favorecieron, y según él, esta versión confirmaba que no se encontró evidencia de la presunta colusión.

El Senado no ha concluido su investigación y aún está evaluando si hubo colaboración de algunos miembros en la campaña de Trump con los rusos.

Ambas cámaras están bajo control de los republicanos, y esto provoca problemas para la narrativa electoral del partido antes de los comicios legislativos de noviembre.

El Comité Judicial del Senado difundió también miles de documentos sobre la investigación que ofrecen mayores detalles sobre varios hechos que han sido foco de las investigaciones de la FBI, y ahora del fiscal especial Robert Mueller, entre éstos, la reunión en 2016 en la Torre Trump entre el hijo del magnate, el yerno, el entonces jefe de su campaña Paul Manafort y una abogada rusa vinculada con el Kremlin, quien decía que tenía información potencialmente dañina contra Clinton. Aunque no hay revelaciones dramáticas de inmediato, sí se generan aún más interrogantes que continuarán rodeando al equipo de Trump.

De hecho, los demócratas del comité indicaron que había múltiples indicaciones de la posible colusión e interacciones entre el equipo de Trump y los rusos durante la campaña.

Por otro lado, el Comité de Inteligencia del Senado aprobó este martes la nominación de Gina Haspel como próxima jefa de la CIA. Con ello, se pronostica que será ratificada por el pleno del Senado esta semana.

Haspel ha sido centro de un intenso debate sobre su papel en el uso de técnicas de tortura contra terroristas, incluida su estancia como supervisora de un centro de detención clandestino de la CIA en Tailandia cuando empezó la guerra contra el terror, durante la presidencia de George W. Bush, donde por lo menos un sospechoso fue sometido a tortura, así como su participación en la decisión de destruir videos de esas prácticas.

Después de que rehusó condenar y calificar de inmoral la tortura, y lamentar su uso por la agencia durante su audiencia ante el comité la semana pasada, poniendo su ratificación en duda, el martes envió una carta al comité declarando que el programa de interrogatorios mejorado (así llamaban a esas prácticas) no es uno que la CIA debiera de haber empleado. Agregó que Estados Unidos debería ser un ejemplo para el resto del mundo, y yo apoyo eso.

En otro flanco vulnerable del ocupante de la Casa Blanca, la Oficina de Ética Gubernamental, agencia federal autónoma, dijo que Trump debió incluir en sus declaraciones financieras un pago hecho en 2016 por su abogado personal. La declaración más reciente, de 2017, fue difundida este miércoles, en la que se reporta un pago del presidente para rembolsar a su abogado Michael Cohen, por lo que se supone fue el pago de 130 mil dólares a la actriz de cine porno Stormy Daniels, a cambio de su silencio sobre su supuesta aventura sexual con Trump hace más de una década. Esto continuará alimentando este escándalo, que ha crecido cada semana, y que algunos consideran podría ser un caso más peligroso para el presidente que la investigación del fiscal especial Robert Mueller.

Mientras tanto, las maniobras diplomáticas y comerciales de Trump han provocado cada vez más grietas entre aliados europeos y otros, algo que se profundizó con la defensa de Israel tras la matanza en Gaza esta semana. Este miércoles, Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, comentó que observando las decisiones más recientes de Donald Trump, alguien podría pensar: con amigos como éstos quién necesita enemigos. Pero francamente, la Unión Europea debería estar agradecida. Gracias a él nos deshicimos de todas las ilusiones. Nos dimos cuenta de que si necesitas una mano para ayudar, encontrarás una en el extremo de tu brazo.

Paro de maestros en sexto estado

Miles de maestros en Carolina del Norte realizaron un paro de 24 horas, sumándose a la ola de huelgas que sacudieron a otros cinco estados en meses recientes, en demanda de alzas salariales y mayor inversión para las escuelas públicas.

Casi 20 mil maestros inundaron de rojo –el color del movimiento magisterial– las calles de Raleigh, la capital del estado, denunciando las políticas de austeridad y otros ataques contra la educación pública. La educación es un derecho, por eso luchamos, corearon algunos al rodear el Capitolio estatal, reportaron medios locales.

Con ello, se suspendieron clases para unos dos tercios de los estudiantes del estado, algunos de los cuales, con sus familias, apoyaron la acción, señalando que esto es parte de nuestra educación. Muchos señalaron que varios maestros deben tener un segundo empleo –por ejemplo, una maestra de primaria tiene que manejar un auto de Uber– para sostenerse.

Esta acción, afirmaron, es un llamado de atención y con ello, los maestros de Carolina del Norte se sumaron a una ola sin precedente de decenas de miles de colegas que lograron mejoras salariales y mayor financiamiento de escuelas en Virginia Occidental, Oklahoma, Kentucky, Arizona y Colorado.