Capital
Ver día anteriorDomingo 23 de abril de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Busca Sedeso integrar planes de cero desperdicio, banco de comida y crecimiento sostenido

Refuerza Gobierno su esquema alimentario por alza en inflación

Prevé Amieva Gálvez que la situación del hambre en el país se pondrá complicada si no se aplica un plan justo de precios y accesibilidad

El aumento en gasolina encareció frutas y verduras, indica

Gabriela Romero Sánchez
 
Periódico La Jornada
Domingo 23 de abril de 2017, p. 25

Ante el riesgo de que se presente un repunte en la inflación, la cual de acuerdo con especialistas podría llegar a seis por ciento este año, el Gobierno de la Ciudad de México reforzará su esquema alimentario, anunció el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) capitalina, José Ramón Amieva Gálvez.

Explicó que la dependencia analiza cómo integrar el tema de cero desperdicio de comida, el banco de alimentos, el crecimiento social sostenido y la producción alimentaria urbana como políticas públicas adicionales.

Advirtió que sino se adoptan medidas, sobre todo a escala nacional, para aplicar un esquema justo de precios y accesibilidad a los alimentos se pondrá un poco complicada la situación del hambre en el país.

Cuestionado sobre la reunión privada que tuvo con el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzalo Hernández Licona, señaló que durante la charla el organismo ratificó que hay una disminución en las carencias que provocan situaciones de vulnerabilidad en la Ciudad de México relacionadas con la alimentación.

Luego de comentar que al encuentro acudió un representante del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, asociación civil que ve el tema de abatimiento y erradicación de la pobreza, Amieva Gálvez detalló que el primer punto que se abordó fue la posibilidad de un alza generalizada en el costo de los alimentos que obligue a reforzar la penetración de las medidas en el tema, no sólo de los programas sociales, sino también de lo que va ligado al ingreso.

Citó los porcentajes que han dado las instancias responsables de medir la inflación. En diciembre de 2015 era de 2 por ciento, mientras que hoy estamos en 5.35 por ciento, y se pronostica que puede llegar casi a 6 por ciento, incluso de seguir esta tendencia podría ser de dos dígitos.

El funcionario remarcó que el aumento de los energéticos, en especial gasolina y gas, disparó el precio de frutas y verduras (limón, tomate verde, jitomate y aguacate), y obviamente el de otras mercancías no alimenticias y de productos procesados.

Amieva Gálvez amplió que como parte del fortalecimiento del esquema alimentario analiza qué productos podrían subir para proporcionar primero alternativas y después trabajar con la Central de Abastos para mantener los precios más bajos del mercado y acercar la mercancía a la gente.

De igual manera seguimos reforzando el tema de los comedores comunitarios, tenemos que llegar a 500 y ofrecer 50 mil raciones, porque éstos se convierten en una opción de alimentación para las personas de escasos recursos, argumentó.

Agregó que en otro tema se acordó desarrollar, junto con el Consejo de Evaluación del Desarrollo Social de la Ciudad de México (Evalúa CDMX) y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, un modelo de indicadores efectivos de acceso especialmente a los derechos sociales, que señalará los alcances y el grado de impacto de los programas en la calidad de vida de las personas.