Economía
Ver día anteriorLunes 22 de junio de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La caída, en los primeros nueve trimestres del actual gobierno

Se desploma 6.6% el costo unitario de la mano de obra en México: BdeM
Juan Antonio Zúñiga M.
 
Periódico La Jornada
Lunes 22 de junio de 2015, p. 25

El costo unitario de la mano de obra en México presentó una contracción de 6.6 por ciento durante los primeros nueve trimestres del actual sexenio, en tanto la productividad laboral de la economía se elevó 2 por ciento, indican cálculos de las direcciones generales de Investigación Económica y de Operaciones y de Banca Central del Banco de México (BdeM).

Más barato que nunca, el costo unitario de la mano de obra se encuentra actualmente en un nivel 16 por ciento menor al que tuvo en 2008, hace 7 años, de acuerdo con el cálculo de los especialistas del Banco de México elaborado con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por su parte, el índice global de productividad laboral de la economía se ubica en un nivel 2 por ciento aproximadamente arriba del que tuvo en 2008, pero 8.5 superior al registrado en el primer trimestre de 2009, el punto más bajo observado hasta ahora, desde donde muestra una tendencia ascendente.

La productividad a la alza y el costo de la mano de obra a la baja perfilan un espectro cada vez más amplio de rentabilidad laboral desde 2010, pero actualmente la combinación de ambos factores permite que prevalezcan condiciones de holgura en la economía.

Al respecto, los expertos responsables del documento base para las discusiones sobre política monetaria que llevan a cabo los integrantes de la junta de gobierno del BdeM señalan que la moderada tasa de crecimiento que ha venido presentando la actividad económica ha conducido a que prevalezcan condiciones de holgura en la economía y a que no se hayan registrado presiones de demanda en los mercados de los principales insumos para la producción ni sobre las cuentas externas provenientes de la demanda agregada.

Esta apreciación fue confirmada por el Inegi al presentar los resultados de la oferta y demanda global de bienes y servicios al primer trimestre de 2015, la cual tuvo un crecimiento de 0.5 por ciento respecto del cuarto trimestre de 2014. La evolución trimestral de sus principales componentes fue la siguiente: el consumo privado aumentó 1.2 por ciento, el de gobierno se elevó 1.1, la inversión fija creció uno y la exportación 1.8.

En cuanto a la evolución de la demanda interna en el primer trimestre de 2015, los economistas del BdeM apuntaron que el consumo privado continuó mostrando una modesta recuperación, a lo cual posiblemente contribuyó el mejor desempeño de la masa salarial de los trabajadores, mientras la inversión fija bruta presentó un menor ritmo de crecimiento que el observado en la segunda mitad del año pasado.

Por otra parte, los indicadores oficiales sobre la evolución del crédito al consumo por la banca comercial dan cuenta de un menor uso de este medio de pago y endeudamiento.

El saldo de las tarjetas bancarias de crédito al consumo bajó en 6 mil 482 millones de pesos durante los primeros cuatro meses de 2015, lo que significó una caída nominal de 2 por ciento. De acuerdo con las cifras del BdeM, el saldo de las deudas por el uso de tarjetas de crédito de la banca comercial bajó de 315 mil 197 millones de pesos al término de diciembre de 2014 a 308 mil 715 millones en abril de 2015.