Opinión
Ver día anteriorDomingo 10 de febrero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Pemex: las áreas entregadas, un desastre
Antonio Gershenson
V

amos a comparar las zonas petroleras que se han entregado, como Burgos, que pusieron en manos de empresas extranjeras por 20 años.

Burgos fue entregada por siete grandes territorios a otras tantas empresas extranjeras, para la exploración y explotación de gas natural. Llegó a una producción de mil 515 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) en 2009 y ha bajado hasta mil 269 en 2012, o sea, 20 por ciento menos. Su presupuesto ha sido de 20 a 30 mil millones anuales de pesos de 2012.

Otra área con contratos, Veracruz, para la misma producción de gas, bajó de 922 mmpcd en 2007, a 601 en 2012, es decir, 53 por ciento.

Chicontepec, que fue parte de la zona Tampico Misantla, está totalmente entregada a empresas transnacionales a contrato, y además en condiciones muy favorables. Su producción es del orden de 2 o 3 por ciento nacional, pero tiene un presupuesto ejercido de Pemex enorme: en millones de pesos de 2012, fueron 33 mil para 2010 y 28 mil para 2011. Se supone que se le asignaron 18 mil millones para 2012, pero en casos anteriores se ha excedido, y puede volver a pasar.

Hace unos meses se confirmó que en Chicontepec el promedio es de 27 barriles de crudo diarios, por pozo. Es una cantidad ridícula y una explicación de su producción general.

En las áreas como el sur y litoral de Tabasco es frecuente que los pozos productores de crudo produzcan miles de barriles de crudos diarios.

Los recursos ejercidos durante 2011 para todos los proyectos de Pemex en la materia fueron de 178 mil millones. Es decir, para 2 o 3 por ciento de producción, en Chicontepec gastaron alrededor de 30 mil millones, 17 por ciento del presupuesto total; gasta seis veces más de lo que produce.

Vimos los dos primeros casos, que son de producción de gas natural y en decadencia. Vamos a comparar con lo que pasa en áreas nuevas. Pemex usa más de 100 equipos de perforación en total, con más de 200 pozos terminados al trimestre.

En 2008, el yacimiento Tsimin, en el litoral de Tabasco, obtuvo 63 por ciento de las reservas probadas nuevas totales de gas natural. En cambio, todo Burgos dio 7 por ciento del total.

En 2009, sólo Xux, muy cercano al anterior, produjo 55 por ciento del total nacional. En este caso, todo Burgos obtuvo el 10 por ciento del total.

En 2010, nuevamente, el yacimiento Tsimin dio 54 por ciento del total de gas. En este año obtuvo también nuevo crudo, súper ligero (43 grados API), el mejor que se produce en México, y Burgos obtuvo reservas probadas de 4 por ciento del total del gas.

En 2011 se distribuyeron las reservas probadas descubiertas en el litoral de Tabasco, y en el pozo Pareto, de la región sur, para sumar 47 por ciento de las probadas nacionales de gas. Pareto tiene también crudo de primera, súper ligero (43 grados API). Burgos produjo reservas de gas de 11 por ciento.

Por otro lado, también en 2011, en dos sitios de Ku-Maloob-Zaap (KMZ), vecino de Cantarell, hubo nuevos yacimientos, pero con crudo súper pesado, de 12 grados API ambos. Como referencia, el crudo pesado de Cantarell es 21.3 grados API, lo que se llama crudo pesado normal.

A estos tan súper pesados de 12 grados, se dice que se les debe mezclar crudo ligero para usarlos.

Como vemos, en las áreas petroleras entregadas a empresas extranjeras, como Burgos: primero, su producción está en decadencia y segundo, rinden muchísimo menos que las operadas por Pemex.

Ya señalamos lo caro que resultan las áreas entregadas a empresas extranjeras. El costo de litoral de Tabasco –el medido y ejercido de 2011– fue de 4 mil 256 millones de pesos y el anunciado para 2012 es de 7 mil 625 millones. Chicontepec –con 2 o 3 por ciento de producción– gasta cerca de 30 mil millones (unas cinco veces más que el litoral) y Burgos –de 20 a 30 mil millones– también es varias veces más caro que el litoral de Tabasco.

¿Cuántas veces tendrán que repetir los altos funcionarios que hay que entregar aún más los yacimientos a empresas privadas, y en especial, a transnacionales?

Desde hace años, funcionarios y gobiernos derechistas hacen propaganda al petróleo en las aguas profundas. En los hechos, no hay ninguna producción, ni ninguna reserva probada digna de atención, pero sí hay mucha inversión y dinero para transnacionales y equipo.

Sí tenemos reservas y producción, pero en las regiones mencionadas. Y tiene Pemex, como dijimos, equipos de perforación y pozos terminados. No necesitamos más entregas.

[email protected]