Edomex, foco rojo en robos para el autotransporte de carga: ANERPV

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Víctor Presichi, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV) informó en entrevista para Tiempo de Carrera Industria que la situación en cuanto a robos en el autotransporte de carga, es de alerta importante a partir de la contingencia sanitaria por COVID-19.

Dijo que los robos en el transporte habían bajado en los últimos 9 meses pero que en las últimas semanas ha habido más actividad en estos delitos, leves repuntes, ya que aún no se puede hablar de un repunte grave.

De acuerdo con datos de la ANERPV, el resultado de robos de vehículos pesados por entidad durante marzo, se mapea de la siguiente manera: Veracruz con 15 incidencias; Edomex con 14; Guanajuato con 12; Jalisco con 6 y Puebla con 4.

Sin embargo, el acumulado de robo de vehículos a nivel nacional se mapea de la siguiente manera: Edomex con 60 incidencias entre vehículos pesados, ligeros, particulares y otros; lo que arroja el (26%); Jalisco con 26 incidencias (11%); Puebla con 25 incidencias (11%); Veracruz 22 incidencias (10%); Guanajuato con 20 incidencias (9%) y la CDMX con 18 incidencias (8%).

Los Centros de mando, mejor conocidos como (C5) les permite tener un ranking de las entidades que tienen mayores casos delictivos, entre los más afectados están: Edomex, Jalisco, Guanajuato, Puebla, Veracruz y CDMX.

Y entre los que destacan los siguientes corredores: Edomex, en la zona Oriente, Circuito Mexiquense, el Arco Norte que atraviesa 4 entidades diferentes, facilita la huida de los delincuentes. La salida a Cuautla hacia Tepeji del Río. La San Martín Texmelucan, hacia la Tinaja-Veracruz, así como el corredor Celaya a Salamanca, son los que han tenido repuntes importantes, además la disputa de los carteles.

“Estamos monitoreando otro tipo de delitos que están vinculados al robo del autotransporte, los cuales son robos a comercios, robos a supermercados, a Centros de Distribución (CEDIS), porque estos delitos formalmente van buscando mercancías”, dijo Presichi.

Subrayó que es complicado pronosticar un porcentaje de elevación de robos en los próximos meses, pero influyen varios factores, pero se está viendo que varios clientes de la ANERPV que son transportistas y de distribución, ya empiezan a poner unidades a descansar, ante este escenario la economía decae y el efecto de la austeridad y falta de recursos en varias casas, presiona y obliga a que vayan a consumir hacia otros merados ilegales, tianguis abastecidos por insumos robados o apócrifos.

“Esperamos un incremento de robos en vehículos ligeros, en los de reparto de abarrotes que van a tiendas de conveniencia, que suelen ser botines fáciles que van de 30 mil a 50 mil pesos que no implican una logística complicada, pues el producto se puede desplazar rápidamente, el delincuente busca apoyo de sus comunidades cercanas, quienes creen que están realizando un acto justificado que salen a la defensa. Este fenómeno podría crecer en el Edomex por las condiciones geográficas”, explicó el experto.  

Alertó que las bandas delictivas aprovechan más cuando las unidades están detenidas, cuando cargan diésel, toman alimentos o un descanso, en una caseta, un accidente, tránsito pesado, ahí es donde los operadores se vuelven más vulnerables, sin embargo, entre las nuevas formas de robo están el bloqueo de las autopistas para obligarlos a que ser detengan y poder saquearlos.

“Curiosamente rara vez dañan las unidades, pues las usan para transportar la mercancía”, apuntó.

Entre lo más robado según sus estadísticas está: alimentos, productos de higiene de casa, artículos de limpieza personal, medicamentos, los envasados, objetos electrónicos, ropa, calzado, perfumería, entre otros.

También dijo que se espera una tendencia a más robos de vehículos de media toneladas, las unidades llamadas “estaquitas”. Pese a que se están protegiendo con mayor tecnología, habrá una mayor tendencia, aseguró.  

De acuerdo con Presichi, para los vehículos ligeros hay un mercado importante que son las piezas de reposición, pues desmantelan las unidades y venden las autopartes. Las unidades se remarcan y se quedan para atender un mercado local, les crean documentos apócrifos, sacan placas y ahí queda.

Ante este complicado panorama, la Asociación recomienda implementar protocolos en las empresas que manejan transportación de mercancía, además de sumar equipos de rastreo, no sólo por la seguridad sino porque son una excelente herramienta de control operativo y logístico, que es necesario e imprescindible, destacó.

“Muchas veces dichas herramientas son no se aprovechas al máximo, se recomienda volcarse ante esas bondades, entender sus capacidades y funciones y sobre eso establecer los protocolos de operativos y seguridad, también identificar cuáles serán las rutas de los operadores, los horarios, los lugares donde se detienen y una vez identificados estos puntos, que haya personas dedicadas 100% al seguimiento unidad por unidad, que estén cumpliendo con esos protocolos, que no se detengan donde no deben, que se detengan tiempo de más, que avisen cuando llegaron con el cliente, que están descargando, en medida que den ese seguimiento estrecho, la identificación de que está sucediendo algo irregular, se pueda actuar en menos de 15 minutos”, recomendó Presichi.  

Agregó que los elementos policiacos requieren mucha inteligencia para atender el robo del transporte de carga, mucha coordinación, mucha labor de inteligencia para saber dónde están sucediendo y cómo, explicó que es mucho análisis para llegar a las cabezas delictivas a través de la implementación de operativos.

“Está comprobando que, al existir estas buenas prácticas, el robo se reduce de forma importante”, finalizó el experto.

 

 

Últimas noticias