TVS Torino. Mucho que aprender aún en pruebas de manejo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La internacional marca de motocicletas TVS/Torino, tercer fabricante por volumen en India y segundo exportador en su país, llega a México con la intención de desbancar a Bajaj, marca que se ha consolidado en México y que ha ganado adeptos primero con la línea Pulsar y ahora con la Dominar.

TVS/Torino cuenta con un espacio adecuado para llevar a cabo pruebas de manejo exitosas, pero está desprovisto de señales apropiadas para que los riders evalúen el rendimiento de las diferentes cilindradas y modelos, tema relevante, ya que este despropósito puede provocar accidentes entre los asistentes, aun cuando los interesados sean muy diestros sobre el asfalto.

Echamos de menos la presencia de asistencia médica en caso de algún percance, porque estamos hablando de motos y posibles caídas, en especial si no se sabe sobre las habilidades del manejo entre los participantes.

El personal que atendió la prueba al menos contó con cascos de reserva para quien lo necesitara, aunque no realizaron preguntas sobre los gustos, necesidades o familiarización con las cilindradas.

Sabemos que una prueba de manejo es sólo probar y no aprender; sin embargo, fue notable la ausencia de personal que pudiera ilustrar a los presentes sobre las capacidades de cada máquina y cómo sacar lo mejor de cada una. Todo se redujo a una prueba con el propósito de que el cliente eligiera una moto y pasara al área de ventas, en dado caso.

 Desorganización entre los vendedores.

 En cuanto al equipo de ventas, cada uno quería encontrar a su cliente, no por medio de la satisfacción sino de instigar al comprador, pésima estrategia porque deja de lado las necesidades de quien va a rodar y pagar. Su pregunta básica “¿Cómo la sentiste?”, donde no abordaron temas como el motor, torque, peso de la moto y rendimiento de combustible, incluso, a veces sin saber contestar algunas de esas inquietudes.

El contacto posterior vía telefónica para continuar con la venta tuvo también sus tropiezos, en donde no logran enganchar para seguir con el proceso. A pesar de ello, en repetidas ocasiones intentamos concretar una entrevista con José Magdiel Camacho, actual director comercial, para despejar las dudas, pero no tuvimos éxito.

Integrantes del corporativo de TVS pretenden cautivar el mercado con sus modelos, precios y pruebas de manejo. Por otro lado, estas pruebas han dejado mucho qué desear: mal estructuradas y contrarias a su misión principal, donde la prioridad no ha sido el cliente, sino vender a costa de la integridad de algunos incautos entusiastas por adquirir una motocicleta.

A reserva de la opinión más estricta sobre las máquinas, algunas con un papel decente, y de las que también hablaremos en otro momento, ya que en esta ocasión solo nos enfocamos en la logística, que resultó poco exigente y con los mínimos requerimientos que esperaríamos tener, tal vez no por parte de Torino, pero sí por Grupo Autofin, quienes cobijan a la marca como la sucesora de su antigua relación con Bajaj.

De esta forma TVS/Torino busca “llegar con todo a México” para posicionarse como el favorito de los entusiastas y amantes del motociclismo.

 

Últimas noticias