Charge Cars crea un potro eléctrico

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El Ford Mustang de primera generación, aquel construido en la década de los 60s, te hace evocar la potencia del poderoso rugido de un motor V8 combinado con la velocidad; estos preceptos para cualquier entusiasta de los autos clásicos serían ejes al hablar sobre este icónico auto deportivo, sin embargo, para la marca británica Charge Automotive todo lo anterior da un giro radical.

Inspirado en un Shelby Gt500 de 1967, el nuevo modelo de la compañía cuenta con dos motores eléctricos que ofrecen 469 caballos de fuerza y unas poderosas 885 lb-pie de torque, lo que le permite acelerar de 0 a 96 km/h en apenas 3.9 segundos alcanzando una velocidad máxima de 239 km/h. Una batería de 64 kWh le da vida, entregando una autonomía de 321 kilómetros.

Pese a conservar la forma clásica, su interior es completamente moderno, la marca lo define como lujoso a medida, rico en ambiente y con detalles que proporcionan una experiencia de conducción moderna de alta gama para los conocedores de la velocidad y la tecnología.

En el habitáculo destaca una consola central táctil, similar a la de un Tesla, detalles en fibra de carbono y una elegante combinación blanco y negro en los asientos deportivos.

Charge Automotive informó que únicamente se ofrecerán a la venta 499 unidades, con un precio inicial de 300 mil libras, alrededor de 7.1 millones de pesos.

PRECIO: £ 300 MIL

Últimas noticias