Jeep Gladiator, el rey de la aventura llega a México

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Jeep es la marca que emerge de la memoria al instante que se lee o escucha “4x4”; es el rey del Off Road, título que conquistó su abuelo Willys desde 1941, cuando nació el segmento 4WD y que todos sus descendientes han defendido con garra para seguir manteniendo como estandarte característico de ese imperio.

Como en todas las familias, los cambios que la naturaleza exige a través de los años se hacen notar en la apariencia física y comportamiento. La modificación más evidente a lo largo de su historia es que ha perdido dos ranuras en la parrilla, pues nacieron con nueve en los 40’s y para el cierre de la década de los 70’s, desaparecieron dos, para adoptar de manera definitiva las siete barras que hasta el día de hoy conserva y que se han vuelto icónicas.

En términos de motorización, varias opciones se han presentado desde su nacimiento, siempre en busca de mejorar su desempeño adoptando e implementando nuevas tecnologías y asistencias de manejo que han llevado a buen puerto la transformación de un vehículo de guerra para convertirse en uno de trabajo y diversión.

Quien hoy se apodera de estas líneas es Jeep Gladiator, nacido en 1962 y comercializado por 26 años, aunque solamente nueve de ellos tuvieron ese nombre para pasar a convertirse en Serie J en 1971, de ahí surgieron otras pickups como Jeepster Commando, CJ-7, CJ-8 Scrambler, CJ- 10 y más tarde Jeep Comanche de 1986 a 1992, último año que vio la luz ese segmento de la marca.

El pasado julio fue relanzado en México Jeep Gladiator 2020, presentado previamente en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2018 como uno de los más esperados y que indudablemente superó las expectativas de propios y extraños. Recordando a todos, que el término “todo terreno” siempre ha tenido nombre y apellido.

Para la presentación oficial en nuestro país de este juguetote para niñ@s grandes, viajamos a La Paz, Baja California para tener el primer acercamiento con estas enormes bestias que roban miradas y enamoran a su paso. De ahí condujimos hasta Los Cabos por asfalto, terracería, piedras y arena.

En su hábitat natural, este monstruo dominante de cualquier camino y que no se achica ante nada, se comportó de una manera ejemplar, una pickup que en carretera se siente firme en su andar y a pesar de su altura no se nota nerviosa o “brincona” en ningún momento por el papel que juegan las barras estabilizadoras trasera y delantera, donde esta última es desconectable para terrenos accidentados.

En terracería hace absolutamente todo el trabajo, facilitando cualquier maniobra y evitando que el menor descuido se convierta en algo lamentable gracias a la serie de asistencias de manejo como el Control de Estabilidad (ESC), Sistema de Mitigación Electrónica de Volcadura (ERM), Control de Tracción y Sistema de Frenos Antibloqueo (ABS) y en caso de llevar remolque, al Control de Oscilación para Remolque (TSC).

El control de pendiente en bajada fue puesto a prueba en una de hasta 27o en grava suelta y piedras a las que nos enfrentamos. Finalmente, en arena de playa, pudimos probar el motor V6 3.65 lt Pentastar de 285hp @ 6400 rpm acoplado a una caja automática 8 vel que nos permitió conducir sobre arena y agua de mar sin quedarnos atascados y divertirnos como nunca sobre un Jeep. En conclusión, por todas las prestaciones de Jeep Gladiator RUBICON, esta firma de Grupo FCA, protectora y dueña de la palabra AVENTURA, cumple con el cometido y con absoluta seguridad, dejará más que satisfechos a quienes se puedan llevar uno a casa.

Últimas noticias