Mirage, el ahorro hecho realidad

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. ¡Sunrise, sunrise! Como la canción de Norah Jones, esa sensación nos dejó el haber probado el Mitsubishi Mirage GLS CVT; si has decidido comprar tu primer auto y sólo piensas en ahorrar combustible y andar cómodo por la ciudad, esta es una de las mejores opciones en subcompactos.

El nombre de este auto significa espejismo y te queremos contar que el ahorro de combustible no lo es, es real y pudimos constatarlo.

De entrada te decimos que tiene tres cilindros y un tanque de 35 litros. Ofrece entre 15 y 20 kilómetros por litro, todo depende de las condiciones de manejo y del camino, si pisas de más el acelerador o si encuentras muchas pendientes en el trayecto. Lo recibimos con tanque lleno y en siete días sólo ocupamos la mitad, aunque recorrimos aproximadamente 45 kilómetros por día, lo que nos dio como resultado un rendimiento de 18km/lt.

Nos fascinó el apagado automático en alto total (Auto Start/Stop), se trata de una herramienta que ahorra combustible al momento en que el auto está detenido, ya sea en el tránsito o en un semáforo. Puedes activarlo o desactivarlo las veces que así lo requieras, pero a nosotros nos funcionó mucho mejor mantenerlo encendido, ya que de inmediato sentimos que el gasto de gasolina fue mayor cuando estuvo desactivada la función.

Una desventaja que encontramos es que no ofrece la suficiente potencia en subida, es lento una vez que quieres andar a más de 120 km/h o si necesitas un rebase de emergencia. Es muy servicial si lo usas en caminos cortos y no andas corriendo.

Respecto al interior, algo que nos sorprendió es que ya trae botón de encendido (Keyless Start), algo inusual para los de su categoría. Este detalle nos agradó porque da al tablero más sofisticación y estética. Trae controles al volante; climatizador automático de una zona; el asiento del conductor se puede ajustar en altura; las manijas interiores son cromadas y tanto el volante como la palanca de velocidades están forradas en piel en la versión GLS, otro detalle sofisticado que se agradece.

Pero oh decepción, la visera del copiloto no tiene espejo, así que no podrás maquillarte o sacarte la basurita del ojo. Algo que no nos gusta mucho a las chicas, en fin.

Casi todo es eléctrico y del color de la carrocería, los espejos, las manijas y los seguros; tiene faros de halógeno y luces direccionales en los espejos laterales, algo que le da vista agradable.

En cuanto a la seguridad, esta versión tiene lo básico, ABS, Asistencia de Frenado, 2 bolsas de aire y control de estabilidad.

La verdad nos gustó mucho, es cómodo, fácil de manejar, ligero y ahorrativo.

Últimas noticias