Mazda 3, la evolución del diseño kodo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Probablemente una de las pruebas que más me entusiasmaba realizar desde que tuve la oportunidad de presenciar el lanzamiento mundial en LAAS 2018 (Salón del Automóvil de Los Ángeles) y no sólo por la gran expectativa, soy poseedor de un hatchback de primera generación, es porque soy muy fan de la marca y he seguido de cerca la evolución de este gran auto.

El Mazda 3 Hatchback es un auto muy especial por cómo ha sabido cambiar satisfactoriamente a lo largo de cuatro generaciones.

Roba miradas

Probablemente nos encontramos ante uno de los autos más propositivos en cuanto a diseño se refiere y es que sobre todo en la versión hatch, las líneas estéticas son cosa seria. Un diseño con grandes atributos, que evoluciona enormemente, pero sin dejar atrás la esencia que lo ha caracterizado a lo largo de los años.

En palabras del propio presidente de Mazda de México, Miguel Barbeyto, tanto la versión sedán como el hatch, son dos autos diferentes que comparten el nombre y la verdad es que tiene toda la razón.

El sedán porta con orgullo el evolucionado diseño Kodo, pero con aires más conservadores, al contrario de su hermano de 5 puertas. La parrilla y la parte frontal, así como la parte trasera son dignas prestar atención al gran estilo que tienen.

La parte interior es indudablemente otra gran cualidad del Mazda 3. El habitáculo goza de un diseño minimalista, con materiales y acabados de gran manufactura. Desde la posición de manejo, distribución de los mandos, hasta llegar a la sensación cercana a estar a bordo de un auto casi del segmento premium.

El manejo

Mucho se cuestionó a la marca el hecho de optar por un eje rígido en la parte trasera y no un multibrazo, pero la verdad es que otro de los puntos más fuertes de este hatch es la gran calidad de marcha que entrega.

Cuenta con un motor SkyActiv G de 2.5 litros de 186 hp y 186 lb-pie de torque, acoplados a una transmisión automática de 6 velocidades, que en conjunto entregan un manejo cómodo, responsivo y con lo necesario para el uso diario o un buen viaje de fin de semana.

Si bien no es el auto más potente, tampoco es que pretenda serlo, hay fuertes rumores que indican una próxima incursión de una versión turbocargada, que muy probablemente utilizará el Motor 2.5 Lts turbo que portan las versiones Signature de Mazda 6 y Mazda CX-5.

¿Lo vale?

Creo que definitivamente estamos ante una compra muy pasional, de esas que dejan a un lado la eficiencia o potencia y que te atrapan por el gran look del auto tanto por fuera como por dentro y, ojo no con esto quiero decir que el auto sea poco eficiente o potente, si no que sus grandes atributos parten de un increíble diseño y eso precisamente hacen que valga cada centavo. ¡Yo, sí me lo compraba!

PRECIO DESDE: $365,900 M.N.

Últimas noticias