Audi gana el título de fabricantes del DTM con su tecnología TFSI

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ingolstadt. La marca alemana se alza con el primer campeonato de la era turbo del certamen en el circuito de Lausitzring, después de ganar las dos carreras y ocupar ambos podios en un fin de semana perfecto. A dos citas para el final de temporada, la marca de los cuatro aros ya está fuera del alcance de sus rivales.

Esta es la sexta en esta temporada que René Rast comenzó una carrera del DTM desde la primera posición de la parrilla. El piloto alemán, tras una buena salida, era líder hasta que empezó a perder ritmo debido a un problema eléctrico que le obligó a retirarse. Esto benefició especialmente a Müller que, en ese momento, estaba defendiéndose de Marco Wittmann (BMW), y que posteriormente se alzaría con una victoria indiscutible.

El compañero de Müller en el Audi Sport Team Abt Sportsline, Robin Frijns, terminó la carrera en la segunda posición, consiguiendo de esta forma el primer doblete para una escudería en la nueva era turbo del DTM. El holandés pasó por pits una vuelta antes que Marco Wittmann y consiguió adelantar al piloto de BMW después de que éste hiciera su pit-stop.

Gracias a la tercera posición de Mike Rockenfeller, Audi consiguió los tres primeros puestos del podio. El campeón del DTM de 2013 remontó desde el séptimo puesto de la parrilla y protagonizó un intenso duelo con Wittmann, disputa que el piloto de Audi ganó con un fantástico adelantamiento en la primera curva. Su compañero Loïc Duval fue sexto, logrando sumar también para el equipo Audi Sport Team Phoenix. Pietro Fittipaldi, séptimo, consiguió un buen resultado para el equipo cliente WRT Team Audi Sport.

Después del triplete del sábado, Audi ocupó las cinco primeras posiciones en la carrera 500 del DTM, disputada el domingo. Los ocho RS 5 DTM terminaron entre los nueve primeros puestos. Como resultado, y por segunda vez esta temporada, Audi logró el mayor número posible de puntos en juego para el campeonato de fabricantes. Asimismo, se convirtió en la primera marca en ganar las dos carreras celebradas en un mismo fin de semana en la nueva era turbo del DTM.

Dieter Gass, director de Audi Motorsport, dijo que “Audi ha ganado ahora tres de los cuatro últimos títulos de fabricantes en el DTM. Nuestro rendimiento ha sido brillante y muestra el alto nivel de todo el equipo durante este tiempo. Me refiero a nuestros pilotos, equipos, colaboradores y cada una de las personas involucradas en el proyecto del DTM. Ganar el título tan pronto y con tal ventaja, demuestra que estamos haciendo una fantástica actuación esta temporada. Creo que, al ganar el título cuatro carreras antes del final de la temporada, podemos decir que nuestro Audi RS 5 DTM ha sido el auto a batir este año y que hemos fabricado un propulsor tan potente como eficiente. El hecho de que este tipo de motor sea parte de un gran número de modelos de producción de Audi en todo el mundo aporta más valor a esta victoria. El título de fabricantes también pertenece a todos los empleados de Audi, que trabajan para nuestra marca a diario con su corazón y alma”.

La lucha por el título de pilotos y de equipos se mantiene abierta. Después de retirarse en la carrera del sábado, el líder del DTM, René Rast, logró la victoria el domingo saliendo del cuarto puesto de la parrilla.

“Ganar la carrera 500 del DTM ha sido muy especial. Doy las gracias a todos los miembros del equipo, que trabajaron durante toda la noche para darme un auto perfecto otra vez. Es fantástico que Audi, con un gran resultado de nuevo, haya ganado el título de fabricantes tan pronto: ¡tenemos las mejores armas este año!”, declaró Rast.

Con su quinta victoria esta temporada, Rast amplía hasta los veinte puntos su ventaja en el campeonato sobre su mayor perseguidor, Nico Müller, del Audi Sport Team Abt Sportsline. El piloto suizo fue más rápido que Rast en la sesión de clasificación, pero cayó al décimo puesto en la salida. “Tuvimos un pequeño problema con el embrague”, explica Müller. “Estoy contento de haber remontado hasta el segundo puesto con una estrategia agresiva y una parada en pits al principio”.

Mike Rockenfeller terminó en la tercera posición. Como resultado, los pilotos de los tres equipos de fábrica de Audi subieron al podio en la carrera del domingo. “Cuando arrancas desde la décima posición y acabas tercero, solo puedes estar contento”, declara ‘Rocky’.

Jamie Green, que terminó la carrera en la cuarta posición, se quedó a un paso de subir al podio. En clasificación, el británico consiguió su primera pole position en casi dos años. Robin Frijns, después de una gran lucha durante la carrera, acabó quinto. Loïc Duval, tras de un pit-stop lento, consiguió finalizar la prueba en la octava posición, también en los puntos.

El equipo cliente WRT Team Audi Sport volvió a realizar una buena actuación: Jonathan Aberdein, por tercera vez este año, comenzó la carrera desde la primera fila. Acabó séptimo, consiguiendo puntuar, igual que su compañero, Pietro Fittipaldi, que fue noveno.

En la clasificación de equipos, el Audi Sport Team Abt Sportsline mantiene su estrecha ventaja de 22 puntos sobre el Audi Sport Team Rosberg. Antes de la cita en el Circuito de Nürburgring, el fin de semana del 14 y 15 de septiembre, el Audi Sport Team Phoenix es cuarto en la clasificación, a solo siete puntos del tercero.

Últimas noticias