Hamilton, inalcanzable en el GP de España

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Barcelona, España. Este domingo, fuimos testigos de un Gran Premio de España en el circuito de Barcelona, que al igual que la carrera en China en la tercera fecha del campeonato 2019, podría haber sido el remedio para un caso severo de insomnio. La categoría reina del automovilismo ha entrado en uno de los arranques de temporada más aplastantes de los últimos años, donde las flechas plateadas de Mercedes parecen no tener rival a vencer, sino una batalla interna que entretiene, al mantener al aficionado a la expectativa de las decisiones en la dirección de la escudería por parte de Toto Wolff, pues la incertidumbre de la afición al deporte motor radica en saber si permitirán que "la nueva versión" de Valtteri Bottas dé pelea al pentacampeón británico, que ha visto cerca a su coequipero finlandés en varias ocasiones y ha sido superado en otras.

Lewis Hamilton fue absoluto vencedor en España sin la amenaza de perder la posición desde el inicio de la competencia, donde se apoderó de la primera posición desde la arrancada, dejando para el olvido el récord de pista y la pole obtenida un día antes por Bottas, que ocupó el segundo peldaño del podio, seguido por Max Verstappen, que resultó votado el piloto del día en un Red Bull mucho más modesto. El holandés supo mantenerse en la tercera posición y alejarse lo suficiente del los ferraris que lo acechaban constantemente sin éxito.

Detrás de Verstappen, Sebastian Vettel en el cuarto sitio, tuvo su propio Gran Premio disputado con su coequipero monegasco, Charles Leclerc que ocupó la quinta plaza, y va madurando poco a poco y adquiriendo sigilosamente la experiencia necesaria para hacer gala en algún momento, que parece cercano, de un talento privilegiado.

a carrera comenzó con la debida dosis de adrenalina, pero rápidamente tomó forma de desfile, hasta el despiste que provocó Lando Norris en su McLaren en la vuelta 46 al tocar la rueda trasera del canadiense de Racing Point, Lance Stroll; ambos pilotos abandonaron por daño en sus monoplazas, asunto que ocasionó la salida del Safety Car, que al acortar distancias neutralizando ventajas, brindaba una segunda oportunidad al Gran Premio de volverse emocionante, pero esto parecía no importarle a la competencia, así que al reinicio de carrera, regresó a ser lo que era en la punta; sin embargo, hubo una batalla interesante entre las posiciones siete y doce con ambos HAAS, el piloto local Carlos Sainz, los dos Toro Rosso y el Renault de Daniel Ricciardo. Al final, la sexta posición fue para el Red Bull de Pierre Gasly, el mejor del resto fue Kevin Magnussen y su aguerrido estilo de manejo, la octava posición para Carlos Sainz, noveno Kvyat y el último punto para Romain Gosjean.

Últimas noticias