Violencia de género, desapariciones y caso Ayotzinapa, prioritarios: Piedra Ibarra

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, ofreció hoy un mensaje a través de redes sociales con motivo del primer año de su gestión, en el cual destacó que la violencia contra las mujeres, la atención a familias de personas desaparecidas y el caso Ayotzinapa son tres de los asuntos prioritarios para el organismo. 

De igual forma, destacó especialmente las medidas de austeridad que ha puesto en marcha desde su llegada y los ahorros que dicha estrategia ha generado. 

Rodeada por algunos de sus colaboradores y visitadores, la ombudsperson indicó en un mensaje de más de una hora de duración que su trabajo al frente de la CNDH “no ha sido fácil, porque ha implicado romper inercias y prácticas arraigadas, pero también falta de entendimiento y de compromiso de algunos con quienes iniciamos este empeño”. 

Por eso, dijo, “hemos corregido lo que tuvimos que corregir y hemos cuidado escrupulosamente el presupuesto, hemos hecho ajustes diversos en el gasto e iniciamos un redimensionamiento de la estructura de la Comisión para ser más eficaces y menos costosos para el pueblo”. 

Luego de destacar que el organismo siguió funcionando a pesar de la pandemia de Covid-19, Piedra expuso que las “tres grandes preocupaciones personales” que han marcado su primer año de trabajo han sido la violencia contra las mujeres, la atención a las familias de los desaparecidos y el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. 

La funcionaria indicó que las demandas de los grupos feministas que tomaron la sede de República de Cuba 60 a principios de septiembre se están atendiendo y anunció el “replanteamiento” del Programa de Atención a Víctimas, con énfasis en la atención de mujeres violentadas. 

El objetivo es que “las instalaciones de Cuba 60 se conviertan en un centro donde concurran múltiples esfuerzos institucionales, de la mano de organizaciones y colectivas, y exhorto una vez más a quienes hoy ocupan nuestras oficinas para que se sumen a este esfuerzo”. 

Piedra resaltó algunas de las acciones que ha ordenado en este primer año, entre ellas la realización de 879 diligencias de búsqueda de personas desaparecidas en diferentes estados; la reanudación de la comunicación directa con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes que investiga el caso Iguala, y la presentación de 103 acciones de inconstitucionalidad. 

La funcionaria destacó especialmente “el ahorro que hemos venido realizando en gastos innecesarios, que nos permite cumplir mejor nuestra función constitucional y apoyar más las áreas sustantivas de atención a las víctimas. 

De acuerdo con Piedra, “en los primeros dos meses logramos reducir el gasto de operación en más de un 20 por ciento”, y del presupuesto original proyectado por la administración anterior por mil 874.2 millones, en el mes de septiembre se realizó un reintegro a la Tesorería de la Federación por 100 millones de pesos, “como contribución para apoyar la atención de la Emergencia Sanitaria por el Covid-19”. 

Según Piedra, el importe neto que quedó para ejercer es de mil 774.2 millones, del cual al mes de octubre se ejercieron recursos por mil 536.1 millones, lo que representa un avance del ejercicio del 85.5 por ciento, quedando un saldo por ejercer al cierre del presente ejercicio por 238.1 millones”. 

La CNDH, dijo, “reitera su posición para cumplir con su función constitucional, y también su disposición para hacer más y ser acelerador de la acción de las autoridades, para encontrar soluciones que es obligado construir entre todos para que esta hora sea de avances, y no de retrocesos”.

Últimas noticias