Eligen a la mexicana Leticia Bonifaz para integrarse al Cedaw

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

México ganó una posición más dentro de las instancias de la Organización para las Naciones Unidas (ONU). Leticia Bonifaz Alfonzo fue electa como una de los 23 expertos independientes que conformar el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés) para el período 2021-2024. 

La especialista fue propuesta por el gobierno mexicano a través de la Misión de México en la ONU, encabezada por Juan Ramón de la Fuente. 

El Cedaw es el órgano de 23 expertos independientes en materia de derechos de la mujer, que supervisa el cumplimiento de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, adoptada en 1979 por la Asamblea General de la ONU y ratificada por México el 23 de marzo de 1981.

En un comunicado, la Misión Permanente de México ante la ONU, en Nueva York, informó que es considerada la carta internacional de los derechos de las mujeres y es el segundo instrumento internacional más ratificado por los estados miembros de la ONU. 

Con la elección de Bonifaz Alfonzo, el Cedaw volverá a contar con una experta independiente de México, la última vez fue hace 16 años. 

Leticia Bonifaz es doctora en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ha sido consultora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, directora general de Estudios, Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, directora de la División de Estudios Jurídicos del Centro de Investigación y Docencia en Economía y asesora legal del Gobierno del Distrito Federal (Ciudad de México), entre otros. Recientemente formó parte del grupo de juristas que el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso para ministra de la Suprema Corte, aunque no fue designada para esa posición. 

La Misión de México en la ONU detalló que desde el Cedaw, Bonifaz Alfonzo “buscará comprometer a los Estados que forman parte de la Convención a generar acciones efectivas hacia la no discriminación por razón de género, promoviendo iniciativas como: garantizar el derecho a una vida libre de violencia contra mujeres y niñas a través de medidas preventivas y acceso a la justicia; establecer políticas específicas que prevengan, atiendan, sancionen y erradiquen la violencia sexual contra niñas y adolescentes. 

Además, prevenir el embarazo en las adolescentes y propiciar el acceso universal a la salud para todas las mujeres; erradicar los estereotipos de género, los prejuicios, las barreras culturales y las prácticas nocivas que constituyen violaciones sistemáticas de los derechos de las mujeres y las niñas; asegurar la protección de las defensoras de los derechos humanos y las mujeres periodistas; asegurar el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres migrantes y solicitantes de asilo; promover la igualdad de género en el lugar de trabajo y el empoderamiento económico de las mujeres indígenas mediante la promoción de actividades productivas justamente remuneradas. 

“México, que tiene una política exterior feminista, ha sido electo también a la Junta Ejecutiva de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU-Mujeres) y Co-presidirá, junto con Irlanda, el Grupo sobre Mujer, Paz y Seguridad dentro del Consejo de Seguridad de la ONU a partir del próximo año”. 

Desde el inicio del actual gobierno, la Misión Permanente de México en la ONU, ha ganado para nuestro país todas las elecciones en las que ha participado, sea como Estado miembro de la organización o bien, a través de personalidades independientes. 

Tal fue el caso de Claude Heller Rouassant en el Comité contra la Tortura, Edgar Corzo en el Comité de los Trabajadores Migratorios, Irma Pineda en el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas y Amalia Gamio Ríos en el Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad, entre otros.

Últimas noticias