Limitado uso de herramientas digitales en educación, según encuesta

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En las escuelas públicas de nivel básico, los libros de texto gratuito han sido fundamentales y se les ha dado un “uso generalizado” en el proceso educativo durante la pandemia de Covid-19, ante la falta de acceso a Internet. Además, por regiones geográficas, existen diferencias contrastantes en el acceso a herramientas digitales, donde los estados del norte del país registra mejores niveles de acceso, mientras que el sur-sureste presenta los más bajos.

De acuerdo a la Encuesta nacional a docentes ante el Covid-19. Retos para la educación a distancia, elaborado por investigadores de la Universidad Panamericana y organizaciones civiles, señala que los docentes han sido sumamente creativos en sus estrategias didácticas con los recursos tradicionales que siempre han utilizado y un repertorio de herramientas digitales limitado por la falta de acceso a Internet en casa.

“Hoy más que nunca consideramos que, al igual que el mobiliario escolar, la infraestructura de conectividad a Internet debería ser integrante de todo plantel”, señala las conclusiones de la investigación, basado en un amplio cuestionario de preguntas cerradas y abiertas aplicado a 2 mil 253 profesores de escuelas públicas de todo el país, con una metodología robusta, con representatividad nacional, tanto en las edades de docentes como de zonas geográficas.

Publicado por la Revista Latinoamericana de Estudios Educativos, de la Universidad Iberoamericana (UIA), en su edición especial dedicado a la emergencia sanitaria de Covid-19, el estudio destaca que aun cuando los docentes promueven el aprendizaje mediante herramientas digitales, en su mayoría -siete de cada diez- utilizan también el libro de texto y otros recursos físicos, como herramientas no digitales para el aprendizaje.

Señala que si bien los maestros son sumamente creativos en su labor, es un hecho innegable que hace falta capacitación y competencias muy precisas en las que se debe trabajar, pues el aprendizaje no sólo es transmitir los conocimientos, sino diseñar el material adecuado, contar con los recursos tecnológicos que permitan al estudiante, a la par que desarrollar aprendizajes, estar acompañado y motivado con una sensación general de bienestar.

En primaria, por ejemplo, ante la falta de acceso a Internet o herramientas tecnológicas, el uso de guías de estudio y fotocopias es lo que más utilizan como herramientas no digitales en la enseñanza y aprendizaje a distancia. Respecto a docentes, en secundaria, el uso de material didáctico, libros de texto y cuadernos son las herramientas no digitales más utilizadas. En bachillerato el uso de antologías y material didáctico es lo más utilizado, además de otros recursos complementarios.

La encuesta, coordinada por Pilar Baptista Lucio, académica e investigadora de la Universidad Panamericana, señala también que existen contrastes que exponen la falta de acceso a tecnología en los hogares.

Así, se encontró que para dar continuidad al curso, los docentes en clasificados en la región norte utilizan con mayor frecuencia plataformas como Classroom y Classroom manager, entre otras.

Por lo que toca a occidente, recurren con mayor frecuencia a uso de videos YouTube, películas, por ejemplo, mientras que la zona centro tiene un repunte en el uso de la televisión. La región sureste tiene menor uso de herramientas digitales, en comparación con el resto de las regiones geográfico-educativas.

 

 

 

Últimas noticias