Pide Arquidiócesis evitar reuniones masivas ante celebraciones

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Arquidiócesis de México que encabeza el cardenal Carlos Aguiar Retes, exhortó a los fieles “a no dar un paso atrás en esta lucha” contra la pandemia de Covid-19. En la celebración del Día de Todos los Santos, destacó que el arraigo de las fiestas religiosas “no es una excusa para reunirnos de forma masiva, pues está de por medio nuestra vida y la de muchas otras personas”.

En la editorial que publica hoy en el semanario Desde la Fe, su órgano de difusión, resaltó que todas las medidas de contención para evitar la propagación del virus “serán insuficientes si como pueblo seguimos utilizando las fiestas religiosas y civiles como pretexto para reunirnos”; si “seguimos agradeciendo a Dios que le haya tocado ‘al de a lado’ y no a mí”; si no se logra entender que “estamos viviendo una situación excepcional que requiere de un esfuerzo heroico para superar esa histórica crisis”.

Pidió celebrar “sin la necesidad de realizar aglomeraciones. La esencia de las fiestas es llenarnos de alegría, no de luto; son para alegrar el alma, no para ensombrecerla; son para honrar al Dios de la vida, no a la muerte”.

La Arquidiócesis recordó que este año 2020, el Día de Muertos o Conmemoración de los Fieles Difuntos, como la llaman en la Iglesia católica, “tiene una especial relevancia por celebrarse en medio de una pandemia que ha dejado más de un millón 190 mil personas fallecidas (a nivel mundial), y cuyas familias han experimentado el dolor de una apresurada y dolorosa partida”.

La Iglesia en México, añadió, “no es ajena a este drama, pues no sólo ha sufrido la muerte de sacerdotes, religiosas y religiosos, y muchos fieles laicos, sino que, como pueblo de Dios, ha sabido ser familia en el acompañamiento a los miembros que sufren la pérdida de un ser querido en estas lamentables circunstancias”.

Refirió que el papa Francisco ha pedido a la Penitenciaría Apostólica facilitar la obtención de la indulgencia plenaria a favor de los difuntos, para evitar la concentración de fieles en panteones e iglesias, y la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ha publicado un subsidio para conmemorarlos en familia y desde casa.

La Arquidiócesis de México, añadió, también ha hecho un llamado a los fieles laicos para que, desde sus hogares, se unan espiritualmente en oración por los difuntos, y ha pedido incluso a los párrocos, transmitir la misa de este 2 de noviembre a través de medios digitales -que serán ofrecidas por el eterno descanso de las personas fallecidas- y cuidar que no exista concentración en las criptas de las iglesias.

Las autoridades civiles también han hecho lo propio para evitar que la tragedia provocada por el Covid-19 crezca. En este caso, han cerrado los panteones para reducir el riesgo de contagio de virus.

En tanto, en la misa del mediodía que celebró el cardenal Aguiar Retes en la Basílica de Guadalupe, se oró por los enfermos y por el obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, quien falleció ayer a causa de Covid-19.

Últimas noticias