Necesario, esfuerzo colectivo para dar solución a demandas del país: Graue

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Para superar estos difíciles momentos y lograr un mejor estado de bienestar social, es necesario el esfuerzo de todas y todos para contribuir y ser parte de la solución que el país demanda y requiere con urgencia, afirmó este miércoles el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, al inaugurar de manera virtual el 13° Diálogo Nacional por un México Social “Hacia un estado de bienestar después de la pandemia”. 

Momentos después, al presidir el 103 Congreso Nacional de la ASINEA 2020 expresó: El 95 por ciento de los alumnos, durante siete meses, ha tenido que adaptarse a situaciones adversas, tomar clases en sillas, escritorios y rincones hogareños; el otro cinco por ciento ha tenido que buscar otros lugares para lograr conectividad. Así también lo han hecho los docentes. “Ha sido un inmenso esfuerzo de todas y todos lo logrado. La Universidad Nacional está en deuda permanente con su comunidad”. 

En el primer acto organizado por Rolando Cordera, coordinador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED), y en el que también asistieron la coordinadora de Humanidades, Guadalupe Valencia; el vicepresidente de la Junta de Patronos, Mario Luis Fuentes; el director general de Planeación, Enrique del Val Blanco; y los directores de la Facultad de Economía y del Instituto de Investigaciones Económicas, Eduardo Vega y Armando Sánchez, respectivamente, el rector aseguró: 

“El momento que estamos atravesando debe impulsarnos para encontrar las mejores políticas y mecanismos que estimulen el conocimiento para la construcción de un país con igualdad y justicia social”.  

La actual realidad, prosiguió, obliga a revisar la política y cómo se ejerce en la democracia; la economía para lograr un estado de bienestar; los sistemas de seguridad social y el sistema de salud; el desarrollo sostenible, y los mecanismos que tendremos que instrumentar para abatir la pobreza y la lacerante desigualdad. 

De la observación y el examen de estos temas, agregó, deberán surgir juicios informados, ideas y propuestas que el PUED ha puesto sobre la mesa a discusión.  

El rector destacó la relevancia de este espacio reflexivo que propicia el debate crítico, con racionalidad histórica en temas de interés e impacto para el desarrollo de la nación. 

En su oportunidad, el coordinador del PUED, Rolando Cordera Campos, explicó que en este acto -a realizarse desde hoy hasta el 30 de octubre- se abordarán los temas de política y democracia; pandemia, progreso y desigualdad, protección y seguridad social, con énfasis en la salud, elemento central para cualquier esfuerzo de mejoramiento democrático y social de México. 

“Será en torno al tema de la salud del sistema público que podamos tejer con cierta solidez para alcanzar el estado social de protección universal y democrático”, dijo Cordera, también profesor emérito de la UNAM. 

Expertos nacionales e internacionales analizarán el ingreso ciudadano universal o la renta básica, así como los pactos políticos necesarios para encarar la situación que vivimos y avanzar hacia la construcción de un estado de bienestar, reiteró. 

“No solamente vivimos una crisis social total, nos hemos acercado a una crisis existencial donde lo que hemos conocido como la especie, nosotros mismos, enfrenta momentos críticos, álgidos, graves y peligrosos de decisión.  

“Creo que los universitarios tenemos que poner a trabajar conocimientos, destrezas y emociones, con el propósito de ir más allá de lo que los filósofos alemanes llamaban la racionalidad instrumental, para poner frente a ella la racionalidad histórica, que le dé sentido de nuevo a la especie sobre el planeta, en una perspectiva de mayor civilización que es inimaginable sin mayor igualdad, más bienestar y más protección”, puntualizó Cordera.   

Durante la apertura del encuentro virtual 103 Congreso Nacional de la de la Asociación de Instituciones de Enseñanza de la Arquitectura de la República Mexicana (ASINEA 2020), el rector Enrique Graue manifestó que la pandemia no solo nos aisló, sino que nos introdujo de lleno a una revolución social que estaba ya anunciada y que nos resistíamos a aceptar. 

Y es en ese contexto que sucede este encuentro, que se vislumbra como un ejemplo que supera las circunstancias para emprender los pasos hacia el futuro, añadió. 

La arquitectura, dijo, es una disciplina fascinante, pues conjuga en sus saberes la ciencia, el arte y la sociedad. El dinamismo de esta área del conocimiento es tal, que periódicamente es necesario reinventarse y discutir los cambios que eventualmente deben suceder en sus objetivos educativos y formas de enseñarla. 

La mejor prueba de ello son los 102 encuentros previos de la ASINEA que le han permitido a la arquitectura mexicana ser siempre actual y tener ese gran prestigio internacional. 

Graue Wiechers señaló: durante el aislamiento social derivado de la pandemia, la educación se ha transformado y la casa súbitamente se convirtió en aulas y espacios educativos, impactando el entorno familiar. 

Ni la educación ni las formas de trabajar volverán a ser los mismos, y todos tendremos que adaptarnos a nuevas realidades, superarlas y aprovechar las enseñanzas que nos deja la pandemia, acotó. 

Y el estudio y la práctica de la arquitectura no son ajenos a esta realidad. Habrá que retomar lo deseable y reinventar lo posible en todos los ámbitos: social, económico, cultural y ambiental, entre otros. 

Para la arquitectura, finalizó el rector, esto es un nuevo reto: desarrollar objetos arquitectónicos con la plasticidad de ser espacios laborales y de convivencia, y de la misma manera diseñar y proyectar espacios comunitarios de esparcimiento, aprendizaje y trabajo colaborativo. 

En su oportunidad, el director de la Facultad de Arquitectura– anfitriona del congreso–, Marcos Mazari, dio la bienvenida a los aproximadamente mil participantes: 67 titulares de facultades y escuelas de arquitectura de la República Mexicana, 177 académicos y 699 alumnos de instituciones de todo el país, y el equipo de organización. 

La reactivación de la ASINEA en línea es una oportunidad que permite asegurar que la enseñanza de la arquitectura no se detiene y que da certidumbre a los procesos enseñanza-aprendizaje para los estudiantes y los académicos. 

“Esperamos que este congreso abra un espacio de oportunidad para el diálogo y la articulación, que nos permitan recordar esta primera ASINEA en línea más allá que como un hecho histórico, como un espacio académico en que compartiremos nuestras experiencias y conocimientos, de reflexión y reconocimiento del otro en torno al trabajo académico realizado en cada escuela o facultad de arquitectura; como un proceso creativo y permanente de actualización, reinvención e interpretación de la enseñanza de la disciplina en México”.  

María Dolores del Río López, vicepresidenta Ejecutiva de la ASINEA y secretaria académica del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de Guadalajara, detalló que el tema del congreso, el proceso de activación académica, realidad e idealización de la enseñanza de la arquitectura, representa un reto: reconsiderar la importancia que implica la nueva realidad de la enseñanza-aprendizaje de esa disciplina. 

José Francisco Reygadas Valdéz, presidente del Capítulo Valle de México de la Academia Nacional de Arquitectura de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos, resaltó la responsabilidad de los formadores de las nuevas generaciones de arquitectos, porque no sólo deben preparar a mejores profesionales, sino comprometerlos para sacar adelante al país en este momento de crisis sanitaria y estructural.

Últimas noticias