Llama CEM a políticos a hacer examen de conciencia sobre su labor

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México.  Al reflexionar sobre el contenido de la nueva encíclica del papa Francisco, titulada Fratelli Tutti (Hermanos Todos), el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera López, retomó el llamado del pontífice argentino a los políticos para hacer un examen de conciencia sobre la labor que realizan.

En un conversatorio digital, destacó dos de las preguntas que el papa Francisco plantea para dicha reflexión: “¿Cuánto amor puse en mi trabajo? y ¿en qué hice avanzar al pueblo?”. Asimismo, resaltó que en el documento -que se dio a conocer el 4 de octubre pasado-, el máximo jerarca católico plantea “una mirada que llama a la conversión política, hacia nuevos modos de ser y de actuar”.

En su turno, el secretario general de la CEM, Alfonso Miranda Guardiola, dijo que en esta tercera encíclica “estamos llamados a elevarnos, a subir a un plano superior donde podamos vencer obstáculos, divisiones, enconos y aprender a caminar juntos para construir un México mejor, un futuro no solamente con la generación actual sino en el respeto a las generaciones futuras. En un proyecto de nación más justo, más hermoso y mas fraterno”.

De igual manera, se pronunció porque las mayores angustias de los gobernantes no sean “las causas por una caída en las encuestas sino por no resolver efectivamente el fenómeno de la exclusión social y económica, la trata de los seres humanos, el comercio de órganos y tejidos humanos, la explotación sexual de niños y niñas, el trabajo esclavo, incluyendo la prostitución, el tráfico de drogas y de armas, el terrorismo”, entre otros.

En el conversatorio también participó el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, quien destacó el llamado del papa Francisco a trabajar por los más vulnerables, la importancia de la cooperación, y que la justicia y el bien común, "provistos por los recursos del planeta, no se alteren ni dispersen ni degraden”.

No obstante, dijo que aunque las reflexiones realizadas por el pontífice en esta tercera encíclica “son sumamente acertadas, es necesario reconocer que llevadas a la práctica y convertirlas en transformaciones que se reflejen en una mejor calidad de vida para la población mundial, requiere de una gran voluntad política y vencer las resistencias y reacciones de quienes siguen defendiendo el modelo económico”.

Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de los diputados del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados, resaltó que la encíclica “viene a renovar la doctrina social de la Iglesia con el principio de fondo que abraza a todos los demás: la amistad social, la freternidad”.

Indicó que “la política hoy con frecuencia suele asumir formas que dificultan la marcha hacia un mundo distinto” y destacó que en el documento se planten "los vicios del liberalismo y del populismo".

También, aprovechó para criticar el actuar del presidente Andrés Manuel López Obrador, de quien dijo que no participa en el fortalecimiento de las instituciones, “está anclado al pasado” y “está más concentrado en sus proyectos personales que en impulsar la confianza”.

Ante ello, el senador Monreal defendió al Presidente. Mencionó que el jefe del Ejecutivo “es un hombre dispuesto a privilegiar la política social para proteger a los pobres y a los desvalidos. De hecho, es el primer Presidente en la historia moderna que destina recursos cuantiosos a los pobres, adultos mayores, madres solteras, estudiantes, jóvenes, mujeres, discapacitados".

Últimas noticias