Autoridades ejidales desmienten versiones de violencia en Tila

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Las autoridades ejidales de Tila, en la zona Norte de Chiapas, desmintieron categóricamente acusaciones vertidas por Paz y Justicia y el Comité de Derechos Humanos Digna Ochoa en relación con la violencia desatada en el ejido, antes cabecera municipal de Tila.

El citado Comité, ligado tanto al grupo Paz y Justicia como a los paramilitares de Santa Martha en Chenalhó, que llevan semanas agrediendo a las comunidades de Aldama, y que este fin de semana dejaron tres heridos, señaló a los ejidatarios autónomos de ser causantes de dos muertes ocurridas el sábado, y que no guardan relación con el conflicto de Tila, sino con los grupos delincuenciales de la región, cuyos líderes radican en el vecino municipio de Yajalón.

También desmienten las versiones en redes sociales “donde directamente le echan la culpa a los hermanos ejidatarios de lo ocurrido el pasado 11 de septiembre”, lo mismo que sostiene el Digna Ochoa. Apuntan que “desde el 25 de agosto un grupo de pobladores y avecindados comandados por Arturo Sanchez Sanchez y su hijo Francisco Arturo Sanchez Martínez de corte paramilitar Paz y Justicia, así como Mercedes del Carmen Bonifaz Gutiérrez, Jose Rodrigo, Adelaida Cruz de Santiz, los Martínez Parcero y Julio César Gómez son los actores de lo ocurrido”, junto con otras personas ya identificadas. Y “jóvenes contratados de la comunida Carrizal destruyeron los portones de control y vigilancia” de la Asamblea General de Ejidatarios.

“Todas las noches (anteriores) se escuchaba ráfagas de armas de alto poder para intimidar a los ejidatarios en sus propias tierras”, pero éstos “nunca salieron a provocarlos para evitar enfrentamiento”.

“El que incitoó a la violencia en ese momento fue Eleasin Barcenas que empezó a disparar con una pistola matando a un ejidatario e hiriendo a otros mientras que los jóvenes que los acompañaba empezaron a disparar también y los ejidatarios se replegaron al monte”. Sostienen que no dialogarán con “personas asesinas” a las se debe aplicar la ley.

Recuerdan que “la sociedad civil envió un escrito presidente Andrés Manuel Lopez Obrador para que intervenga”.

Denuncian que “también están circulando audios con la voz de Braulio Martínez Parcero que incitan a la violencia con testimonios falsos, y así mismo circula audios donde ellos están resguardados por personas del municipio de Yajalon que probablemente es el grupo armado del crimen organizado que comanda el famoso Chorizo con antecedente de secuestro en esa ciudad, y fueron empleados del ayuntamiento municipal en trienio anterior del actual presidente municipal Limber Gregorio Gutiérrez Gomez”.

Lamentan “las muertes de las personas de ambos grupos por culpa de Eleasin Barcenas y los jóvenes armados que continuaron a la agresión contra los ejidatarios”, y exigen al gobierno federal el desalojo de estos grupos armados ajenos al ejido de Tila.

 

Últimas noticias