Pedro Américo Frutado, nuevo director de la OIT en México y Cuba

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó que Pedro Américo Furtado de Oliveira inició, el pasado 15 de agosto, su nuevo mandato como director de la Oficina de País para México y Cuba. Sustituye a Gerardina González Marroquín, quien se desempeñó como directora del 1 de agosto de 2017 al 31 de marzo de 2020 y cuyo puesto fue cubierto ad interim por Helmut Schwarzer del 1 de abril hasta el 14 de agosto. 

Furtado de Oliveira, de origen brasileño, previamente se desempeñó como director de la Oficina de País de la OIT para Argentina. “Dispone de una sólida formación académica en Brasil, Holanda y Bélgica, es especialista en relaciones internacionales y economía y fue profesor de distintas universidades de su país”, informó la organización internacional en un comunicado. 

El nuevo director expuso que la sociedad mexicana es “compleja y diversa, con amplios retos y oportunidades y una indudable influencia regional y global. Entre estos retos destacan la amplia informalidad del mercado laboral y el impacto negativo para empresas y personas trabajadoras que ha tenido la actual pandemia de la Covid-19 en este país. En las oportunidades, llaman mi atención el compromiso social de su Estado, la fortaleza de sus sectores empresariales y sindicales, así como el histórico diálogo tripartita entre estos actores y el sólido compromiso multilateral del Estado Mexicano”. 

Indicó que “la tradición mexicana al multilateralismo, en particular su papel clave y activo en el seno de la OIT fue recientemente evidenciado a través del depósito del convenio 189 de la OIT”, y reiteró el apoyo que brindó la Oficina de esta organización internacional, no solamente en la implementación de dicho convenio, también en su difusión y su labor de sensibilización hacia otros Estados para que las personas trabajadoras del hogar y los empleadores conocieran los beneficios de mejores condiciones de trabajo. 

Furtado de Oliveira agregó que para hacer de los compromisos adquiridos mediante el depósito del convenio 189 y otros objetivos relativos al fortalecimiento del trabajo decente, la colaboración con el conjunto de las agencias de la Organización de las Naciones Unidas en el país será fundamental a través de la puesta en marcha del Marco de Cooperación en materia de Desarrollo Sostenible que se firmó el viernes pasado con el Estado mexicano. 

En esa nota, también manifestó su compromiso para que la OIT “contribuya tanto como sea posible, dentro del ámbito de su mandato, a la resiliencia de la sociedad cubana ante los devastadores efectos económicos y sociales de la actual pandemia que se suman al impacto de anteriores crisis globales y a las restricciones en materia de integración económica a las que esta nación se enfrenta. 

“Soy consciente de la histórica colaboración entre Cuba y la OIT que se remonta a la fundación de este organismo y buscaré que esta relación continúe dando frutos”, expuso. 

Entre 2001 y 2008, Furtado de Oliveira coordinó el programa de Eliminación de Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT en Brasil. Como especialista senior en diálogo social y trabajo infantil de la sede central en Ginebra, gestionó la financiación e implementación de proyectos de cooperación técnica en América Latina, África y Asia. 

Previamente a colaborar con la OIT, se desempeñó como asesor internacional de la Asociación Brasileña de Supermercados, donde impulsó programas de entrenamiento vocacional y puso en marcha políticas de responsabilidad social empresarial.

En el sector público, fue responsable del área internacional del gobierno del Distrito Federal y consultor del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, con una participación destacada en el desarrollo de programas para combatir el trabajo infantil y consultorías de cooperación internacional con el PNUD, entre otras agencias.

Últimas noticias