Atención dermatológica, clave en pacientes con cáncer: especialistas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Expertas de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) resaltaron la importancia de la atención dermatológica de quienes están en tratamiento en contra del cáncer, pues son más susceptibles a contraer afecciones de la piel derivadas de la quimioterapia, radioterapia y hormonoterapia.

En la conferencia de prensa virtual, Las caras del cáncer: importancia de la atención dermatológica en el paciente oncológico, Guadalupe Ortiz, dermatóloga pediatra destacó que algunas de las afecciones que pueden presentar los pacientes oncológicos sometidos a quimioterapia o radioterapia son exantemas (erupciones en la piel), xerosis (conocida como piel seca), fotosensibilidad y radiodermitis, entre otras. La piel es el órgano más grande del cuerpo que nos sirve como barrera hacia el exterior.

Detalló que la piel seca y el sarpullido se deben a efectos secundarios de los medicamentos y destacó que también se puede presentar alopecia o pérdida del pelo. También puede haber afectaciones en la piel de manos y pies, entre ellas alteraciones en la sensibilidad y aparición de ampollas e hiperpigmentación o aparición de manchas en diversas partes del cuerpo.

Indicó que algunos pacientes en tratamiento oncológico pueden desarrollar fotosensibilidad, por lo que se deben proteger las áreas de la piel expuestas al sol y añadió que también en ocasiones se experimentan afectaciones en la boca, lo que deriva en dificultad para deglutir, sequedad, hormigueo en labios y dolor, y derivado de esto puede detonarse infecciones por herpes y cándida.

Diana Toledano, especialista en radio-oncología, detalló que todos los pacientes oncológicos que asisten a radioterapias en algún momento determinado de su tratamiento presentarán lesiones cutáneas como enrojecimiento, descamación y ulceraciones debido a la exposición de la piel a la radiación ionizante, a este conjunto de lesiones se les conoce como radiodermitis.

“El objetivo principal de la radioterapia es la eliminación de las células tumorales. Esto se realiza dirigiendo los rayos X exclusivamente al sitio del tumor. Si bien este efecto es controlado, no se pueden evitar efectos secundarios como la radiodermitis, presente en un 90 – 95 por ciento de los pacientes. Esto se debe a que la primera barrera que atraviesan los rayos “X”, es la piel. Es necesario el seguimiento multidisciplinario”.

Rossana Llergo Valdez, presidenta de la FMD recomendó a los pacientes que se encuentran en radioterapia y quimioterapia utilizar dermolimpiadores que contengan humectantes ya que éstos ayudan a restaurar la barrera cutánea y a disminuir los procesos de inflamación y resequedad y usar cremas emolientes con propiedades que disminuyan la resequedad y la comezón.

Así mismo utilizar diariamente protector solar y fortalecer la fotoprotección de forma oral ya que la fotosensibilidad se incrementa en pacientes oncológicos y atender de forma inmediata los síntomas de la radiodermitis para limitar el grado y severidad del padecimiento.

Últimas noticias