Necesario acuerdo para nuevo modelo económico del campo: CNPA-MN

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El movimiento campesino El Campo es de Todos, aseguró en México, “no existe una política que asegure mayores derechos laborales a los trabajadores agrícolas; no existe una política agropecuaria, forestal o pesquera de fomento a la producción, productividad, investigación, transformación y comercialización porque la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) se convirtió en dispersora de tarjetas plásticas con dádivas y en un cascarón para pequeños y medianos agricultores”.

Al participar en el Foro Hacia un Acuerdo Nacional para enfrentar la crisis, Wilfrido Hernández Jarquín de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional (CNPA-MN) señaló que el gobierno “abandonó su papel rector en política agropecuaria, procura la dádiva y dejó al mercado como rector de los procesos productivos en el país”.

Por ello consideró que “la estrategia gubernamental nos aleja de la autosuficiencia alimentaria, profundiza la importación de alimentos y nos conduce a una crisis de producción de alimentos, así como de derechos humanos, situación que se agrava con la pandemia del COVID-19 y el T-MEC”.

En representación de El Campo es de Todos, Hernández Jarquín, afirmó que las condiciones del país exigen llegar a un “acuerdo de unidad para construir un nuevo modelo de desarrollo económico para el campo”, con justicia, inclusión social, equidad, democracia y prosperidad con base en una “nueva relación” entre gobierno, la sociedad, los mercados y la naturaleza.

“Hacemos un llamado al Estado mexicano a asumir su papel rector en la conducción de la producción agropecuaria, forestal y pesquera, para garantizar la alimentación de la población, así como para alcanzar la soberanía alimentaria ante el embate del T-MEC (antes TLCAN)”.

Dijo que existe preocupación en el medio rural de que no consolide una política de financiamiento real pues han anunciado la creación de FINAGRO que resulta de la fusión de cuatro instituciones: FIRCO, FOCIR, AGROASEMEX y Financiera Nacional de Desarrollo, pero hasta el momento no hay nada concreto.

“Se sabe que se busca incluir a 5.5 millones de pequeños productores, meta muy ambiciosa cuando de 2001 a 2018 solo bancarizó a 200 mil productores, con esto el Estado busca suplir los mínimos subsidios al sector mediante créditos, sin embargo solo del 10 por ciento de productores que reciben algún tipo de financiamiento y del total de financiamiento solo el 15 por ciento lo recibió de la Financiera Nacional de Desarrollo, lo cual indica que es mínimo su efecto en el fomento a la producción”.

Sostuvo que 25 por ciento de productores obtiene su fuente de financiamiento de quienes les van a comprar la producción; el 23 por ciento de Cajas de Ahorro y solo el 15 por ciento lo obtuvo de la Financiera Nacional de Desarrollo, mientras que un 13 por ciento provino de las empresas o proveedores de insumos, el 11 por ciento de algún banco, el seis por ciento de amigos o conocidos y otro seis por ciento de otras fuentes.

 

Últimas noticias